25 refranes españoles con valores para niños

Refranes para niños con valores explicados uno a uno

Te ofrecemos hasta 25 refranes españoles con valores para los niños. Los refranes forman parte de la cultura de una región, y transmite ciertas enseñanzas, relacionadas, en muchas ocasiones, con los valores. Como todos estos refranes, que puedes usar para reflexionar sobre su significado con tu hijo.

25 refranes españoles con valores con sus significado para los niños

Los mejores refranes con valores para niños explicados

Te proponemos usar refranes españoles para educar en valores a tu hijo. Los valores, ya sabes, son pilares básicos en la educación de los niños. Cuando tu hijo crezca, construirá su personalidad y basará muchas de sus conductas basándose en valores aprendidos.

Utiliza la sabiduría de los refranes españoles para reflexionar sobre ellos, sobre valores como la prudencia, la ira o la avaricia. Puedes usar los refranes como herramientas para explicar a tu hijo el significado de palabras tan complejas para ellos como la humildad o la caridad.

Cinco refranes españoles sobre la prudencia para los niños

1. ‘Cada mochuelo a su olivo’. Este refrán se utiliza mucho en ocasiones en las que hay alguien intenta meterse en una discusión o intenta opinar sobre algo que ‘no el incumbe’. De ahí que se utilice la expresión ‘cada mochuelo a su olivo’. Viene a decir que es mejor mantenerse al margen de la disputa cuando no es algo que te afecte directamente.

2. ‘Allí donde fueres, haz lo que vieres’. Cuando eres nuevo en un lugar, antes de intentar imponer tus ideas y costumbres, lo más prudente para no provocar enemistades o enfados es intentar adaptarse al medio. Este refrán aconseja amoldarse a las costumbres de un lugar antes de intentar imponer nuestras propias costumbres.

3. ‘Oye primero y habla próspero’. Antes de emitir un juicio o una idea, es mejor escuchar antes a los demás y pensar muy bien lo que vamos a decir. Al menos es lo más prudente si no queremos arrepentirnos al decir lo primero que se nos pase por la mente.

4. ‘Ante la duda, la lengua muda’. Otro acto de prudencia es no aventurarse a decir aquello de lo que dudamos. Si lo hacemos público, a pesar de las dudas, podemos estar mintiendo sin darnos cuenta y convertirnos, sin querer, en mentirosos. Lo más prudentes siempre es meditar y pensar si realmente estamos convencidos de aquello que vamos a decir.

5. ‘Quien fía o promete, en deuda se mete’. Las promesas deben cumplirse siempre, así que lo más sensato es pensar muy bien las promesas que vamos a hacer. ¿Podemos cumplirlas? De lo contrario, lo mejor será no hacerlas.

Cinco refranes españoles sobre la caridad para los niños

1. ‘Haz bien y no mires a quién’. La caridad es un gesto de bondad y solidaridad con el que sufre o necesita algo, sin importar quién sea. Es decir, debe ser siempre un gesto altruista, que no espera recompensa ni pago.

2. ‘Donde comen dos, comen tres’. Un refrán muy conocido que viene a decirnos que siempre podemos dar al necesitado algo, y que la caridad siempre nace de la generosidad, que es no es dar aquello que nos sobra, sino ese bien preciado que nosotros también necesitamos pero que otro necesita más.

3. ‘Buenas palabras no hacen buen caldo’. Un fantástico refrán español que nos recuerda que con palabras no se consigue nada. Son los gestos y las acciones las que sí lo consiguen. Es decir: por mucho prometer no se cambia nada; sí se consigue cambiar algo, sin embargo, cumpliendo la promesa.

4. ‘Ofrecer y no dar es lo mismo que robar’. Este refrán lo entenderán muy bien los niños, ya que muchos de ellos tienden a lo que comúnmente llamamos ‘hacer rabiar’ a otro, es decir.enseñarle algo que en principio le va a dar y luego quitárselo. Para explicar que esto no está bien, lo comparan con el gesto de robar, ya que si le das algo a alguien ya es suyo, y si se lo vuelves a quitar, no es recuperar lo que era tuyo, sino robar lo que dejó de ser tuyo.

5. ‘De bien nacidos es ser agradecidos’. Quien obtiene un gesto de caridad tiene e deber moral de agradecerlo. La gratitud es otro de los valores esenciales que debemos enseñar a los niños.

Cinco refranes españoles sobre la ira para los niños

1. ‘Quien siembra odio, recoge venganza’. El odio es una expresión más de la ira, y la ira, a su vez, solo provoca un sentimiento de venganza. Es similar a este otro refrán, muy popular: ‘quien siembra vientos, recoge tempestades’. La ira solo provoca más ira.

2. ‘Dos gallos en el corral se llevan mal’. Cuando dos discuten e intentan imponerse uno al otro, sin ceder nada, al final acaban peleando y sufriendo los dos. Igual que en una pelea de gallos. Por eso, ante una disputa, lo mejor es recular e intentar calmar la ira.

3. ‘Quien hace malas, barrunta largas’. Una mala acción se paga, aunque a veces no sea al momento. En algunas ocasiones, las malas acciones o la ira provoca una acción a largo plazo, y ésta puede llegar en forma de venganza.

4. ‘El que a hierro mata, a hierro muere’. Este refrán nos viene a decir que la violencia, la ira, suele pagarse con la misma moneda, ya que la violencia solo genera más violencia.

5. ‘De airado a loco va muy poco’. La ira consigue hacernos perder la razón. A veces consigue que hagamos cosas de las que luego nos arrepentimos. Sobre ello nos invita a reflexionar este refrán español que avisa de lo peligrosa que puede llegar a ser la ira.

Cinco refranes españoles sobre la humildad para los niños

1. ‘Asno callado por sabio es contado’. La capacidad de escuchar a los demás con humildad, es una de las características de los más sabios. Antes de hablar o interrumpir al que habla, escucha con paciencia a los demás.

2. ‘A la cama no te irás sin saber una cosa más’. Este popular refrán español nos recuerda que se aprende durante toda la vida, no solo durante la infancia o la juventud. El tener una actitud abierta al aprendizaje durante toda la vida, es señal de humildad y respeto a los demás. Y por supuesto, señal de sabiduría.

3. ‘El que bruto entra, burro se ausenta’. O lo que es lo mismo: el que se niega a aprender porque ya cree saberlo todo, al final quedará como un ignorante a los ojos de los demás.

4. ‘Quien tropieza, a aprender empieza’. Es de humildes reconocer los errores y los tropiezos, y también de sabios aprender de ellos. Uno aprende a levantarse una vez que se cae. La humildad consiste en seguir cayendo y aprendiendo de los tropiezos, a pesar de la edad.

5. ‘A cama corta, encoger las piernas’. Muchas veces la humildad obliga a cierta conformidad en algunas situaciones. Si no se puede tener más, es mejor acostumbrarse a lo que se tiene, viene a decir este refrán.

Cinco refranes españoles sobre la envidia para los niños

1. ‘Corazón herido, a pregonero se mete’. Este refrán viene a decirnos que ls que tienden a envidiar a los demás es porque en realidad están dolidos por algo. Suelen ser personas que han sufrido o han vivido alguna decepción o frustración e intentan que los demás sufran como ellos.

2. ‘Ande yo caliente, ríase la gente’. Lo mejor ante los chismosos y las opiniones despectivas de otros es ‘hacer oídos sordos’, es decir, ignorarlos. Es lo que viene a decirnos este refrán tan popular, que nos avisa de que ante los celosos o envidiosos, es mejor ignorar y continuar como si nada. El sentido literal del refrán nos hace pensar en esa persona muy abrigada por que hace frío pero que no viste de forma elegante, y a la que los demás critican por ir así vestida. Ella sin embargo, va felizmente abrigada, mientras que el resto, seguramente, pase frío.

3. ‘Quien se pica, ajos come’. Lo mejor es ser fiel a uno mismo. Si tu forma de ser molesta a otro, el problema no es tuyo, sino de la persona que seguramente sienta envidia hacia ti. El refrán alude al ajo para aquellos que ‘se pican’ (sienten celos) porque el ajo siempre se ha utilizado como anti-infamatorio contra el picor.

4. ‘El golpe de la sartén siempre tizna y no hace bien’. Este refrán hace referencia al peligro que suponen las murmuraciones con el objetivo de hacer mal a otro. Los envidiosos tienden a inventar cosas acerca de aquel a quien envidian. Esto al final puede hacer el mismo daño que un sartenazo.

5. ‘Como al hierro la herrumbre, la envidia al hombre consume’. La envidia hace infeliz a aquel que la sufre. Y, lejos de conseguir ningún bien, consume por los celos a la persona que envidia.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario