7 poesías sobre las madres para niños

Las poesías más hermosas dedicadas a las madres

Numerosos poetas han querido rendir un merecido homenaje a las madres. Existen infinidad de versos dedicados al infinito amor de las madres hacia sus hijos. Te ofrecemos una selección con 7 poesías sobre las madres para niños que puedes leer a tu hijo.

Una fantástica selección de 7 poesías sobre las madres para niños

Poesías sobre las madres para niños

La poesía es un vehículo fantástico para expresar emociones. ¿Y qué emoción puede ser más grande que la que unen a las madres con sus hijos?

Aquí encontrarás una fantástica selección con 7 poesías para las madres que puedes leer a tu hijo. Muchas son de poetas muy conocidos.

1. ‘La canción tonta’ de Federico García Lorca, dedicada a las madres

Atención a este bello poema corto que Federico García Lorca dedicó a las madres. Se puede decir mucho en pocos versos:

Mamá, 

yo quiero ser de plata. 

Hijo, 

tendrás mucho frío. 

Mamá, 

yo quiero ser de agua. 

Hijo, 

tendrás mucho frío. 

Mamá, 

bórdame en tu almohada. 

¡Eso sí! 

¡Ahora mismo! 

(Federico García Lorca)

2. ‘Apegado a mí’, una canción de cuna de Gabriela Mistral

La genial poetisa chilena Gabriela Mistral nos regala esta preciosa canción de cuna que una mamá recita a su hijo para que tenga dulces sueños:

Velloncito de mi carne

que en mi entraña yo tejí,

velloncito friolento,

duérmete apegado a mí!

La perdiz duerme en el trébol

escuchándole latir:

no te turbes por mi aliento,

duérmete apegado a mí!

Hierbecita temblorosa

asombrada de vivir,

no te sueltes de mi pecho,

duérmete apegado a mí!

Yo que todo lo he perdido

ahora tiemblo hasta al dormir.

No resbales de mi brazo:

duérmete apegado a mí!

(Gabriela Mistral)

3. ‘Enseñarás a volar’: el poema más hermoso de la Madre Teresa de Calcuta

La Madre Teresa de Calcuta escribió una bella poesía dedicada a los padres en general, que podemos usar también como un mensaje para las madres:

Enseñarás a volar,

pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar,

pero no soñarán tu sueño.

Enseñarás a vivir,

pero no vivirán tu vida.

Sin embargo…

en cada vuelo,

en cada vida,

en cada sueño,

perdurará siempre la huella

del camino enseñado.

(Madre Teresa de Calcuta)

4. ‘Madre mía’, un precioso poema para todas las madres

El poeta valenciano (España) Rafael Escobar Roa, escribió esta poesía que se ha hecho tan famosa como dedicatoria para el Día de la Madre:

Cuando los ojos a la vida abría,

al comenzar mi terrenal carrera,

la hermosa luz que vi por vez primera

fue la luz de tus ojos, ¡madre mía!

Y hoy que, siguiendo mi escarpada vía,

espesas sombras hallo por doquiera,

la luz de tu mirada placentera

ilumina mi senda todavía.

Mírame, ¡oh madre!, en la postrera hora,

cuando a las sombras de mi noche oscura

avance ya con vacilante paso.

Quiero que el sol que iluminó mi aurora

sea el mismo sol que con su lumbre pura

desvanezca las brumas de mi ocaso.

(Rafael Escobar Roa)

5. ‘Versos a mi madre’: la poesía que se hizo canción

El cantante ecuatoriano Julio Jaramillo (1935-1978) escribió un hermoso poema a su madre y compuso la melodía para dar forma una bella canción. Aquí tienes los versos y la canción:

Mi madre es un poema

de blanca cabellera

que tiene a flor de labios

un gesto de perdón.

Cuando tras larga ausencia regreso

ella me espera

me abraza como a un niño

me besa con pasión.

Mi madre es pequeñita

igual que una violeta

lo dulce está en su alma

el llanto en el adiós.

Es dueña de mis sueños

aunque no soy poeta

los versos a mi madre

me los inspira Dios.

Que linda que es mi madre

que suerte es tenerla

y que dichoso al verla

feliz en el hogar.

Radiante de alegría

al lado de sus hijos

cuidando sus nietitos

que santa que es mi madre.

Bendícela, si, bendícela Señor.

Mi madre es una rosa

de pétalos ajados

que guarda su perfume

muy junto al corazón.

Viviendo nuestra angustia

no sé lo que ha llorado

por eso al mencionarla

me embargo de emoción.

Mi madre es como un cromo

de mágica paleta.

Canción, dolor, ternura

de todo hay en su voz.

Es dueña de mis sueños

aunque no soy poeta

los versos a mi madre

me los inspira Dios.

Que linda que es mi madre

que suerte es tenerla

y que dichoso al verla feliz en el hogar.

La canción de Versos a mi madre

6. ‘Caricia’, un dulce poema de Gabriela Mistral

De nuevo la poetisa Gabriela Mistral nos deja este hermoso poema dedicado a todas las madres:

Madre, madre, tú me besas, 

pero yo te beso más, 

y el enjambre de mis besos 

no te deja ni mirar… 

Si la abeja se entra al lirio, 

no se siente su aletear

Cuando escondes a tu hijito 

ni se le oye respirar… 

Yo te miro, yo te miro 

sin cansarme de mirar, 

y qué lindo niño veo 

a tus ojos asomar… 

El estanque copia todo 

lo que tú mirando estás; 

pero tú en las niñas tienes 

a tu hijo y nada más. 

Los ojitos que me diste 

me los tengo de gastar 

en seguirte por los valles

por el cielo y por el mar…

(Gabriela Mistral)

7. ‘Madre guía’, el recuerdo de la infancia

Antonio Machado dedicó estos versos al recuerdo de una infancia que alegre y feliz, gracias al amor y el cuidado de una madre ‘guía’:

¡El alma niña! 

Su clara luz risueña; 

y la pequeña historia, 

y la alegría de la vida nueva… 

… ¡Ah, volver a nacer, y andar camino, 

ya recobrada la perdida senda! 

Y volver a sentir en nuestra mano 

aquel latido de la mano buena 

de nuestra madre… Y caminar en sueños 

por amor de la mano que nos guía.

(Antonio Machado)

Deja un comentario