9 poesías cortas de la primavera para los niños

Poesías cortas de la estación de las flores para los más pequeños

Ay, la primavera, esa hermosa estación del año, una explosión de aromas, colores y temperaturas suaves. Los días se alargan poco a poco y sentimos hondos deseos de felicidad. Los poetas han escrito mucho acerca de esta estación, tan especial, tan mágica, tan cambiante. Aquí encontrarás hasta 9 poesías cortas de la primavera para los niños, escritas por poetas muy conocidos.

Las mejores poesías cortas de la primavera para los niños

9 poesías cortas de la primavera para niños

Disfruta con todos estos hermosos poemas cuyo nexo de unión es que fueron inspirados por la bella primavera. En algunos casos esta estación trae consigo nostalgias de amores que no volvieron, y en otras ocasiones, se describe un momento de felicidad y positivismo. ¡Escoge la que más te guste!

1. Doña Primavera (Gabriela Mistral)

Preciosa poesía de la poeta y pedagoga chilena. Preciosa descripción también que hace de esta estación. Ideal para hablar con los niños de las metáforas, las comparaciones… de los colores que utiliza para describir a la primavera, las flores y los objetos que nombra, tan relacionados con esta estación.

Doña Primavera 

viste que es primor, 

viste en limonero 

y en naranjo en flor. 

Lleva por sandalias 

unas anchas hojas, 

y por caravanas 

unas fucsias rojas. 

Salid a encontrarla 

por esos caminos. 

¡Va loca de soles 

y loca de trinos! 

Doña Primavera 

de aliento fecundo, 

se ríe de todas 

las penas del mundo… 

No cree al que le hable 

de las vidas ruines. 

¿Cómo va a toparlas 

entre los jazmines? 

¿Cómo va a encontrarlas 

junto de las fuentes 

de espejos dorados 

y cantos ardientes? 

De la tierra enferma 

en las pardas grietas, 

enciende rosales 

de rojas piruetas. 

Pone sus encajes, 

prende sus verduras, 

en la piedra triste 

de las sepulturas… 

Doña Primavera 

de manos gloriosas, 

haz que por la vida 

derramemos rosas: 

Rosas de alegría, 

rosas de perdón, 

rosas de cariño, 

y de exultación.

(Gabriela Mistral)

2. La primavera ha venido (Antonio Machado)

Tal vez esta sea la poesía más famosa que se haya escrito sobre la primavera, y la que más se utiliza en las escuelas para hablar con los niños de esta estación. Tal vez por su sencillez, la forma tan simple con la que se describe a la primavera: la primavera llega de repente, como las emociones, y llena todo de color, de flores y luz. Una poesía muy positiva sobre esta preciosa estación.

La Primavera ha venido

nadie sabe cómo ha sido.

Ha despertado la rama

y el almendro ha florecido

y en el campo se escuchaba

el gri gri del grillo.

La primavera ha venido

nadie sabe cómo ha sido.

(Antonio Machado)

3. A la prima primavera, de Gloria Fuertes

A la primavera también se le puede escribir con humor, como hace Gloria Fuertes. No te pierdas este divertido poema que le dedica, poniendo voz a una niña que debe escribir para el colegio una poesía acerca de esta estación:

– Tío Pío, en el cole me han pedido

que escriba una poesía a la prima Primavera.

¿Tú quieres que te la lea,

y me dices lo que opinas?

– Sí, sobrina.

“Se oye un pío, pío,       

junto a la orilla del río.       

¡Oh!, cosa maravillosa,       

los árboles tienen hojas,     

 las mariposas tienen ojos,       

las ristra tiene ajos.       

Junto a la orilla del río       

todo es belleza y sonrío,       

se oye un pío, pío, pío.     

La Primavera ha venido       

y yo la he reconocido,       

por el pío, pío, pío.” 

– ¿Qué te ha parecido, tío?

– Demasiado pío, pío.

(Gloria Fuertes)

4. En las mañanicas, un poema primaveral de Lope de Vega

El gran Lope de Vega también escribió a la primavera. Este poema en concreto se centra en el mes de Mayo, mes de pleno esplendor de esta linda estación:

En las mañanicas

del mes de mayo,

cantan los ruiseñores,

se alegra el campo. 

En las mañanicas

como son frescas,

cubren los ruiseñores

las alamedas. 

Ríense las fuentes

tirando perlas

a las florecillas

que están más cerca, 

Vístense las plantas

de varias sedas,

que sacar colores

poco les cuesta. 

Los campos alegran

tapetes varios;

Cantan los ruiseñores

retumba el campo.

(Lope de Vega)

5. La primavera que besaba (Antonio Machado), una poesía nostálgica para niños

Esta poesía que al principio parece describir un lugar idílico, cae en la nostalgia de sentir que la juventud se aleja poco a poco. El poeta siente que madura muy deprisa y echa de menos la juventud. Puedes usar esta poesía para enseñar a tu hijo a describir un paisaje primaveral y también para hablar del tiempo que pasa y las diferentes etapas de la vida.

La primavera besaba 

suavemente la arboleda, 

y el verde nuevo brotaba 

como una verde humareda.

Las nubes iban pasando 

sobre el campo juvenil… 

Yo vi en las hojas temblando 

las frescas lluvias de abril. 

Bajo ese almendro florido, 

todo cargado de flor 

-recordé-, yo he maldecido 

mi juventud sin amor. 

Hoy, en mitad de la vida, 

me he parado a meditar… 

¡Juventud nunca vivida, 

quién te volviera a soñar!

(Antonio Machado)

6. Volverán las oscuras golondrinas, un poema primaveral de Gustavo Adolfo Bécquer

El poeta andaluz Gustavo Adolfo Bécquer cae en la nostalgia de un amor pasado cuando llega la primavera. Son muchos los poetas que relacionan la llegada de la primavera con la exaltación del amor, el enamoramiento y el desamor.

Volverán las oscuras golondrinas

en tu balcón sus nidos a colgar,

y otra vez con el ala a sus cristales

jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban

tu hermosura y mi dicha a contemplar,

aquellas que aprendieron nuestros nombres…

ésas… ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas

de tu jardín las tapias a escalar,

y otra vez a la tarde aún más hermosas

sus flores se abrirán.

Pero aquellas cuajadas de rocío

cuyas gotas mirábamos temblar

y caer como lágrimas del día…

ésas… ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos

las palabras ardientes a sonar;

tu corazón de su profundo sueño

tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas,

como se adora a Dios ante su altar,

como yo te he querido…,

desengáñate, nadie así te amará.

(Gustavo Adolfo Bécquer)

7. Mariposa, de Nicolás Guillén

En esta ocasión, el poeta cubano compara la llegada de la primavera con el aleteo suave de las mariposas, ya que esta estación transforma todo el campo, tal y como se transforma el gusano en mariposa. Precioso símil y preciosa poesía que también inspira mucho amor.

Quisiera

hacer un verso

que tuviera ritmo de Primavera;

que fuera como una fina mariposa rara,

como una mariposa que volara sobre tu vida,

y cándida y ligera

revolara

sobre tu cuerpo cálido de cálida palmera

y al fin su vuelo absurdo reposara

-tal como en una roca azul de la pradera-

sobre la linda rosa de tu cara… 

Quisiera

hacer un verso

que tuviera toda la fragancia de la Primavera

y que cual una mariposa rara

revolara

sobre tu vida, sobre tu cuerpo, sobre tu cara.

(Nicolás Guillén)

8. Primavera, de Juan Ramón Jiménez

Juan Ramón Jiménez identifica el mes de Abril como el comienzo de la primavera. De forma discreta, dice, anuncia la llegada de lo que será una intensa metamorfosis.

Abril, sin tu asistencia clara, fuera

invierno de caídos esplendores;

mas aunque abril no te abra a ti sus flores,

tú siempre exaltarás la primavera.

Eres la primavera verdadera;

rosa de los caminos interiores,

brisa de los secretos corredores,

lumbre de la recóndita ladera.

¡Qué paz, cuando en la tarde misteriosa,

abrazados los dos, sea tu risa

el surtidor de nuestra sola fuente!

Mi corazón recogerá tu rosa,

sobre mis ojos se echará tu brisa,

tu luz se dormirá sobre mi frente…

(Juan Ramón Jiménez)

9. La maestra de las flores, una poesía de Gloria Fuertes muy primaveral

Gloria Fuertes dedicó estos versos a las flores, las protagonistas indiscutibles de la primavera:

En medio del prado

hay una escuela

adonde van las flores

y las abejas.

Amapolas y lirios,

margaritas pequeñas,

campanillas azules

que, con el aire, suenan;

rosas enanas, rosas.

Tulipanes de seda.

(Gloria Fuertes)

Tal vez también te interese...

Deja un comentario