Camino de Belén. Poesía de Navidad para niños

Una poesía de José María Pemán para leer en Navidad

Disfruta de la Navidad y descubre los cuentos, leyendas y poesías escritas en torno a una época que recuerda el nacimiento del niño Jesús. Esta poesía, ‘Camino de Belén’, del escritor y poeta español José María Pemán, describe el momento en el que la Virgen María y San José llegan a Belén en busca de una posada donde poder descansar tras un duro y largo viaje.

Poesía de Navidad para niños: ‘Camino de Belén’

Camino de Belén, una poesía de Navidad
Camino de Belén, una poesía de Navidad de Pemán

No te pierdas esta preciosa poesía de Navidad, que nos recuerda qué celebramos en Nochebuena, la noche en la que la Virgen María y San José llegan a Belén tras un duro viaje, en busca de un lugar donde poder descansar y tener a su hijo, el niño Jesús:

El Evangelio empieza ante una puerta

de una fonda en Belén y un posadero.

¿No habrá una habitación para esta noche?

Ninguna cama libre; todo lleno.

Y Dios pasó de largo. ¡Qué pena, posadero!

Todo hubiera empezado de otro modo:

las estrellas columpiándose en tus aleros,

los ángeles cantando en tus balcones,

los reyes perfumando tu patio con incienso,

y, en tu fonda, el divino alumbramiento.

Pero, “no queda sitio, ni una cama; lo tengo todo lleno”.

Y Dios pasó de largo… ¡qué pena, posadero!

 José María Pemán

Cómo utilizar esta poesía de ‘Camino de Belén’ con los niños

En esta ocasión, esta poesía se centra en el momento en el que María y José buscan una posada, ya que el nacimiento de Jesús estaba a punto de producirse. Pero las posadas estaban llenas y otras no querían admitir a forasteros. Al final, Jesús nació en un humilde pesebre, gracias a la caridad de su dueño. Puedes hablar de todo esto con tu hijo y aprovechar esta poesía de esta forma:

Para hablar de la tradición de las Posadas: resulta que este mismo momento que describe la poesía de Pemán, dio origen a una hermosa tradición en México. Una gran multitud recorre las calles y llama a las puertas pidiendo alojamiento, tal y como hicieron la Virgen María y San José. Al principio le negarán la entrada, hasta el final, el momento en el que al fin en una casa les dejan entrar. ¿Y si escenificas esta tradición junto a tu hijo?

Para reflexionar sobre valores esenciales: como por ejemplo, el de la caridad, la empatía o el de la solidaridad. En esta poesía el personaje central no es el que muestra caridad y deja entrar a la Virgen María y a San José, sino en aquel que no muestra caridad. Y lo hace recordando todo lo que se perdió por haber escogido mal… Las malas decisiones, las que dan la espalda a valores esenciales, nos privan de ciertas recompensas.

Como ejercicio para la memoria: también puedes ayudar a tu hijo a memorizar este poema y a recitarlo después. No es tan sencillo como otros de versos más cortos y rimados, pero seguro que no tendrá problema, ya que la poesía cuenta una historia que además repite varios versos.

Otras preciosas poesías de Navidad para niños

Si buscas poesías de Navidad para leer con los niños, tal vez estas otras también te interesen:

El camello cojito: una preciosa poesía de la genial Gloria Fuertes, que nos cuenta un a historia de esfuerzo y superación. Uno de los camellos de los Reyes Magos se pincha una pata. ¿Cómo conseguirá llegar a Belén?

Los tres reyes magos: Rubén Darío le dedicó esta poesía a unos personajes navideños muy queridos por los niños. Sí, se trata de los tres reyes magos.

Tralalá de Nochebuena: esta poesía de María Elena Walsh es además un precioso villancico. Aquí podrás leer el poema y escuchar el villancico, que además es muy animado.

Deja un comentario