Canción mágica para tener tres cabritos. Poesía para niños llena de fantasía

Una poesía corta fantástica para incentivar la creatividad de los más pequeños

A los más pequeños les encanta las poesías, porque son cortas, con lo que pueden mantener sin problema la atención, porque suelen ser divertidas y además didácticas… ¡y mágicas! Como este poema para niños de Elsa Isabel Bornemann: ‘Canción mágica para tener tres cabritos’. Se trata de una poesía para niños llena de fantasía y de imaginación. ¡Aquí la tienes!

Una preciosa poesía para niños llena de fantasía: Canción mágica para tener tres cabritos

Canción mágica para tener tres cabritos

Presta atención a este fantástico poema de la poetisa argentina Elsa Isabel Bornemann. Está lleno de fantasía y conseguirá atrapar sin problema la atención de tu hijo:

Corté tres cabritos 
con esta tijera: 
uno de esa hoja 
de papel madera, 
otro de una tapa 
que hallé en el armario 
y el más chiquitito, 
de papel de diario. 

Cerrando los ojos 
dije: -¡Abracadabra!, 
¡que hasta el sol se arrugue! 
y ¡diente de cabra! 
Entonces, con miedo, 
abrí la ventana… 
¡y entró una pradera 
bien verde, con ganas! 

También entró un árbol 
casi anaranjado, 
un viento redondo 
y un charco floreado… 
Pero con su flauta 
pasó un pastorcito 
y se llevó -ingrato- 
a mis tres cabritos.

Reflexiones sobre el poema de Elsa Isabel Bornemann para los niños

Esta poesía también se puede utilizar como una nana o canción de cuna para dormir al bebé. Solo hace falta que tú le añadas la melodía que consideres oportuna.

La letra también nos invita a jugar. Propone jugar a la magia de crear, a abrir la puerta de la imaginación. Es un incentivo para fantasear y buscar la parte más creativa en nuestro hijo.

Te proponemos usar esta poesía para:

Incentivar la memoria: es un poema corto y fácil de aprender y de memorizar. Puedes pedir a tu hijo que intente recordar algún párrafo e incluso todos. Es un buen ejercicio para el cerebro.

Crear vuestros propios cabritillos: Dibujar, recortar o crear de cualquier forma, mediante manualidades, cartulinas o e incluso telas. ¿Por qué no pones a prueba la imaginación de tu hijo y le ayudas a crear sus propios cabritos?

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Comprueba si tu hijo prestó atención al poema y si además lo entendió. ¿Sabes cómo? Haciendo algunas preguntas al finalizar la lectura. Prueba a leerlo dos veces, ya que es un poema corto pero a lo mejor contiene muchos datos si tu hijo es pequeño. Luego puedes hacer estas preguntas:

1. ¿Cuántos cabritos creó la protagonista del poema?

2. ¿De qué papel recortó el cabrito más pequeño?

3. ¿Qué palabra mágica usó la protagonista para que todo se transformara en el mismo mundo de los cabritos?

4. ¿Quién se llevó al final a los cabritos?

Tal vez también te interese...

Deja un comentario