Cuento sin ton pero con son. Poesía trabalenguas para niños

Una divertida poesía de Elsa Isabel Bornemann para mejorar la dicción de los niños

‘Un cuento sin ton pero con son’ es una divertidísima poesía de la escritora argentina Elsa Isabel Bornemann para los niños. Un poema que en principio no tiene sentido, pero sí lo tiene: busca mejorar la dicción de los niños, divertirlos e incentivarlos en el maravilloso mundo de la poesía. ¿Te atreves a recitarlo deprisa con tu hijo? ¡Ponte a prueba!

Una poesía trabalenguas para niños y mayores: ‘Un cuento sin ton pero con son’

Poesías para niños divertidas

Prepárate porque no va a ser fácil leer esta poesía. Y no intentes buscar las palabras en el diccionario… ¡no existen! Todo un reto y muy divertido para pasar un rato fantástico con tu hijo. ¿Estás listo? ¡A por ella!:

Bajo un calpo de ligubias

un crosepo se trimaba

y  -mientras- con siete mubias,

don Blopa lo remalaba.

Tanto y tanto se trimó

tal crosepo enjalefado,

que don Blopa lo irimó,

creyéndolo oxipitado.

Moraleja: “Quien se trime

bajo un calpo de ligubias,

las consecuencias estime

y no confíe en las mubias.

(Tal vez no entiendas lo loco

de este idioma ni con lupa…

El caso es que yo tampoco

pero a mí no me preocupa…

Como no existe el crosepo

y don Blopa es un invento,

¡te confieso que no sepo

por qué te conté este cuento!)

(Elsa Isabel Bornemann)

Qué podemos trabajar con los niños con esta poesía

Tal vez te haya sorprendido esta poesía, que no tiene sentido y sin embargo es capaz de tanto… Este poema tan alocado nos permite todo esto:

1. Diversión asegurada: ¿Quién puede aguantar la risa al recitar este loco poema? Con palabras inventadas, es un galimatías sin sentido que a los niños hará mucha gracia.

2. La imaginación al poder: Desde luego, a Elsa Isabel Bornemann no le falta ni pizca de imaginación. Si es capaz de inventar todos estos nombres, seguro que tu hijo podrá imaginar a qué se refiere. ¿Y si juegas con él a intentar averiguar qué objeto o animal se esconde bajo los nombres de ‘calpo’, ‘ligubias’ o ‘crosepo’? Por ejemplo, puedes pensar que calpo equivale a caldo y ligubias a las alubias…

3. Incentivar a los niños en la lectura: Si consigues que tu hijo se divierta mediante la poesía, notarás un creciente interés por los libros y la lectura. Es la mejor forma de incentivarlos en el maravilloso mundo de la literatura.

4. Mejorar la dicción de los fonemas: No es nada fácil recitar de carrerilla esta poesía, ¿verdad? Parece un trabalenguas. Puede ser todo un reto para tu hijo. Puede comenzar por leerla despacio y después ir aumentando la velocidad. Verás como poco a poco se convierte en un experto de la lectura, gana en velocidad lectora y sobre todo mejora la pronunciación y dicción de los fonemas.

Deja un comentario