De cómo el viejo tonto removió las montañas. Fábula china sobre la perseverancia

Una historia sobre el esfuerzo y la perseverancia para niños y mayores

Si de verdad crees en algo, y pones todo tu esfuerzo en conseguirlo, lo lograrás, antes o después, y aunque parezca imposible. Es lo que viene a decirnos ‘De cómo el viejo tonto removió las montañas’, una antigua fábula china, que nos anima también a reflexionar sobre algunos valores esenciales, como el esfuerzo, la cooperación y por supuesto, la perseverancia.

Una fantástica fábula china sobre la perseverancia: ‘De cómo el viejo tonto removió las montañas’

Una fábula china sobre la perseverancia: De cómo el viejo tonto removió las montañas

Un anciano de unos noventa años, vivía frente a dos enormes montañas. Sus vecinos le conocían como ‘El viejo tonto’. Cada vez que tenía que acercarse al pueblo para comprar, tenía que rodearlas. Cansado de tanto esfuerzo, reunió a toda su familia y dijo:

– Estoy cansado de tener que rodear las montañas para acercarme al pueblo. Pero tengo la solución: entre todos, conseguiremos remover las montañas y cuando lo logremos, trazaremos un camino en línea recta.

A sus hijos y a sus nietos les pareció una buena idea, pero su mujer no estaba convencida:

– Pero… ¿cómo vais a deshaceros de las montañas? ¡Eso es imposible! ¿Qué haréis con las piedras y la arena?

– Las tiraremos al mar- respondió el anciano.

Así que todos se pusieron a trabajar, tanto los niños como los mayores. Hasta el hijo pequeño de su vecina quiso colaborar. Cada uno llevaba cestos que llenaba de arena y piedras y los llevaban hasta el mar.

Lo que pensaba del Viejo tonto su vecino El sabio

Al cabo de unos meses, se acercó hasta allí a un vecino del lugar, al que conocían como ‘El sabio’. El hombre se rió e intentó disuadirles:

– ¡Basta ya! ¡Qué ridiculez! ¿Cómo vais a remover esas dos montañas si no eres capaz, Viejo Tonto, de arrancar ni un manojo de hierbas? Deberíais dar media vuelta… Ya tienes noventa años, no podrás librarte de esas montañas antes de morir.

– En verdad usted no es sabio… más bien, bastante torpe, y con menos intuición que el hijo de mi vecina, que aquí está ayudando. Cuando yo muera, seguirán con este trabajo mis hijos, y los hijos de mis hijos, y después lo harán sus hijos… Si las montañas no crecen, ¿por qué no vamos a ser capaces de acabar con ellas?

Entonces, el Sabio no tuvo nada que responder.

Moraleja: ‘Con esfuerzo, perseverancia y cooperación, se puede conseguir remover hasta las montañas más altas’.

Valores que podrás trabajar con esta fábula china

Aprovecha esta increíble fábula oriental para trabajar todos estos valores:

– El valor del esfuerzo.

La perseverancia.

El valor de la cooperación.

La fe.

Qué significa la fábula de ‘De cómo el viejo tonto removió las montañas’

Esta fábula de Lie Zi nos habla de cómo el esfuerzo y la perseverancia, con paciencia y tenacidad, consigue cosas realmente increíbles. Estas son las reflexiones de esta historia:

Si crees que puedes…¡puedes!: Parece increíble, pero hasta se pueden remover montañas. Si de verdad crees en algo y tienes un sueño, persíguelo con tenacidad, con paciencia y esfuerzo. Puedes lograrlo.

La unión hace la fuerza: La cooperación a veces es esencial para conseguir una meta. Algunos proyectos precisan de ayuda. Tal vez sea un reto a largo plazo y necesites mucho más tiempo del que tú tienes, o bien es un trabajo que necesita del esfuerzo de varios. Entre todos, se puede conseguir.

Nunca te rías de los sueños de otros: Por muy inverosímiles que te parezcan, por complicados o extraños que puedan parecerte, cualquier sueño o proyecto se merece el respeto y la admiración. Cualquier proyecto en donde participen varios, en donde aúnen sus fuerzas e ilusiones, por extravagante que te parezca, tienen un enorme mérito.

A veces las personas más sabias son las más ‘locas’: Al anciano todos le llamaban ‘tonto’ pero desde el punto de vista de ‘loco’, precisamente por creerse capaz de lograr metas a priori imposibles. Sin embargo, más tonto es el que no cree que puede lograrlo. Él, sin embargo, demostró ser el más sabio al crear un gran proyecto de largo recorrido y asegurarse de que todos los que necesitaba participarían de él.

Algunas preguntas de comprensión lectora sobre esta fábula

Ayuda a tu hijo a mejorar su atención y comprensión lectora con ayuda de estas preguntas:

1. ¿Por qué llamaban ‘Viejo Tonto’ al anciano?

2. ¿Qué quería hacer el anciano?

3. ¿Estaban dispuestos a ayudar todos sus hijos y nietos?

4. ¿Por qué pensaba el Sabio que no lo lograría?

5. ¿Qué le contestó el anciano al proponerle el Sabio que abandonara el proyecto?

6. ¿Piensas que su repuesta era razonable?

Otras fábulas y cuentos sobre la perseverancia para niños y mayores

Si te gustan las fábulas y quieres profundizan más en el tema del esfuerzo y la perseverancia, tal vez te interesen todas estas interesantes historias:

El helecho y el bambú: Un hombre deseaba tener un bambú y un helecho, pero mientras que el helecho nació enseguida, el bambú no terminaba de germinar… Descubre cuál era la causa.

El lago de las aguas heladas: A veces, en medio del esfuerzo, necesitamos una pequeña ayuda para perseverar, aunque sea la certeza de que alguien, en la lejanía, confía en nosotros. Preciosa historia originaria de África.

La corneja y la jarra: Con un poco de ingenio, buenas dosis de esfuerzo y sobre todo, perseverancia, se puede lograr cualquier cosa. Y si no, que se lo pregunten a la protagonista de esta fábula de Esopo.

Trisca Trusca: Este es un cuento dirigido al público infantil, a los más pequeños. Con la historia de esta pequeña bruja que quería aprender a toda costa, seguro que se sienten muy identificados.

No hay nada imposible: Esta historia se basa en una interesante leyenda galesa sobre el trabajo en equipo y la perseverancia para conseguir una meta.

Deja un comentario