El buscador. Un cuento para adolescentes y adultos sobre la vida

Un maravilloso cuento de Jorge Bucay sobre cómo disfrutar la vida

Este cuento de Jorge Bucay, ‘El buscador’, es un cuento para adolescentes y adultos sobre la vida, o más bien, sobre la necesidad de vivir cada minuto y aprovechar la vida al máximo. Un relato maravilloso que te hará pensar sobre la necesidad de disfrutar de la vida y que podrás descubrir con esta adaptación.

Un cuento para adolescentes y adultos sobre la vida: El buscador

El buscador, un cuento para adolescentes y adultos sobre la vida
El buscador, un cuento sobre la necesidad de disfrutar de la vida

Este cuento narra la historia de un buscador. Y un buscador es aquel que busca y que no necesariamente encuentra. Su vida consiste en buscar constantemente. Y esta persona sintió un día la necesidad de visitar la ciudad de Kammir, así que partió hacia allí sin pensárselo dos veces.

Llevaba dos días andando cuando el buscador divisó a lo lejos la ciudad de Kammir. Pero antes de llegar, atravesando una colina, se fijó en un sendero muy estrecho que partía del camino hacia la derecha. El sendero estaba bordeado de árboles muy verdes y de flores muy hermosas. El buscador no pudo resistir la tentación de investigar y comenzó a andar por el camino.

Además de graciosas mariposas de colores, el buscador se fijó en que el camino entre los árboles estaba salpicado de pequeñas piedras blancas. Pero al acercarse a un leyó una inscripción que decía:

Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días’.

De pronto su alma se entristeció, al darse cuenta de que se trataba de la lápida de un niño. Entonces se acercó a otra de las piedras y leyó:

‘Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas’. 

El enigma que entristecía a ‘El buscador’

Pero, ¿cómo era posible? ¿Qué clase de maldición reinaba sobre aquel lugar? ¿Por qué todos morían tan jóvenes?  Comprobó con una profunda tristeza que todas las piedras pertenecían a niños. El que más había vivido, solo alcanzaba los once años.

Y el buscador, totalmente apesadumbrado, se sentó junto a un árbol y rompió a llorar.

Entonces le vio un lugareño. Se acercó a él y le preguntó:

– ¿Puedo ayudarle? ¿Por qué está tan triste?

– Oh, tal vez pueda explicarme qué mal reina en esta ciudad. ¿Qué hace que mueran tantos niños? ¿Por qué existe este extenso cementerio infantil?

El hombre entonces sonrió y le dijo:

– No tema, no existe ningún maleficio. Verá, se lo explicaré: en este lugar tenemos una tradición. Cuando los niños cumplen 15 años, pensamos que comienza su etapa adulta y se les entrega como regalo una libreta como la que llevo colgada del cuello- Y el hombre le mostró su libreta- En ella debe apuntar todos los momentos maravillosos que ha vivido y el tiempo que duró.

En la hoja de la izquierda se anota el acontecimiento que le hizo feliz y a la derecha, cuánto duró ese momento de felicidad. Por ejemplo, el momento del primer amor, un viaje que te hizo feliz, el nacimiento de un hijo… Al final, cuando esta persona muere, se abre su libreta y se suma todo el tiempo que esa persona realmente vivió en felicidad, todo el tiempo disfrutado. Y esa es su edad real de vida.

El buscador entonces se quedó realmente impresionado ante el pensamiento tan profundo y sabio de aquella gente.

Qué temas puedes trabajar con este cuento de El buscador

Con este maravilloso cuento corto podrás reflexionar sobre estos temas:

– La necesidad de disfrutar la vida.

– El valor de la gratitud.

Reflexiones sobre este cuento para adolescentes y adultos

La vida es efímera y a menudo desperdiciamos sus valioso minutos. Este cuento nos sirve para reflexionar acerca de la importancia de disfrutar de cada segundo de nuestra vida:

La vida que vivimos es la que disfrutamos: cierto, siempre habrá momentos especiales, que nos hacen realmente felices. Esos son los momentos vividos, los que hemos aprovechado al máximo. Sin duda, un pensamiento que debería acompañarnos siempre. Y tú, ¿cuánto tiempo de vida llevas?

Por qué debemos agradecer los momentos de vida: no todos nuestros momentos son felices. Habrá momentos duros, de dolor, de lucha, de frustraciones. Momentos sombríos pero necesarios, por supuesto. Por eso, cada vez que un rayo de luz aterrice en medio de nuestra oscuridad, debemos valorarlo. ¿Y cómo la hacemos? Agradeciendo que llegue a nuestra vida. Y por supuesto, viviendo el momento con la máxima intensidad.

Otros preciosos relatos para jóvenes y adultos sobre la vida

Reflexiona sobre los aspectos importantes de la vida gracias a relatos como este de Jay Rabon y que recoge Jorge Bucay. Estos otros también van a gustarte:

El cántaro agujereado: todos tenemos un don y aunque pensemos que es un defecto, si observamos bien, podremos descubrir su utilidad. No te pierdas este maravilloso cuento de Prem Rawat.

Buena suerte o mala suerte: en realidad, la suerte no es mala ni buena, sino que depende del eslabón que represente en la cadena de nuestra vida. Sin duda, este cuento te sorprenderá y te abrirá los ojos. Muy recomendable.

Luchar o tomar el té: nuestra vida depende en gran parte de la actitud que tengamos ante ella. Este relato basado en hechos reales nos sugiere cómo comportarnos en momentos de angustia, justo ese instante en el que nos sentimos acorralados. ¡Te sorprenderá!

Deja un comentario