El caballo de Troya. Leyenda de la mitología griega para niños

Un relato de La Odisea sobre el ingenio a la hora de conquistar un objetivo

La historia de la guerra de Troya y sobre todo el relato de ‘El Caballo de Troya’ aparece en la obra La Odisea, escrita por Homero, uno de los poetas más grandes de toda la historia. Se trata de una leyenda de la mitología griega. Este relato además nos ofrece una gran lección del joven Ulises, y que podríamos resumir en este refrán tan popular: ‘más vale maña que fuerza’.

Una increíble historia de la mitología griega: El caballo de Troya

El caballo de Troya, leyenda de l amitología griega para niños

Helena era la hermosa reina de Grecia. Una joven tan encantadora, que tenía muchos pretendientes. Entre ellos estaba Paris, el hijo de Príamo, rey de Troya. Pero Helena no le correspondía y Paris, desesperado, decidió raptarla.

Los griegos tomaron la determinación entonces de declarar la guerra a Troya con a intención de recuperar a su reina. Pero tras años y años de batallas, no conseguían entrar en la amurallada ciudad. ¡Era imposible! Bueno… ¿imposible? No para Ulises, rey de Ítaca y también un valiente guerrero.

Ulises se hizo con un buen puñado de soldados y llegó un día a las puertas de las murallas de Troya. Estuvo observando muy bien las entradas y salidas de la fortaleza.

– Tengo un plan- le dijo a sus hombres- Como no podemos escalar la muralla ni entrar sin ser vistos por la puerta, nos esconderemos.

– ¿Cómo?- preguntó uno de los hombres.

– Mandaré construir algo a un viejo conocido mío. Es carpintero y podrá ayudarnos…

El plan de Ulises: el caballo de Troya

A los pocos días, Ulises les enseñó a sus hombres el fruto de su fantástica idea: había mandado construir un caballo de madera enorme, pero hueco por dentro.

– Nos meteremos dentro y dejaremos el caballo junto a la muralla por la noche. Cuando los troyanos metan el caballo al patio del castillo, esperaremos a que se haga de noche de nuevo y entonces aprovecharemos para salir y sorprenderles.

Los soldados estaban asombrados. ¿Cómo no se le había ocurrido antes a algún otro? Así que esa misma noche, aprovecharon la oscuridad para llevar el caballo cerca de la muralla y subieron a las entrañas del animal hueco.

A la mañana siguiente, los troyanos no vieron ningún griego, y pensaron que se habían retirado. Al ver el caballo, pensaron que era algún regalo de los dioses, así que no dudaron en llevarlo al patio del castillo.

Al anochecer, los griegos aprovecharon el silencio y la calma para salir y sorprender a los troyanos. Arrasaron todo y quemaron muchas viviendas. Consiguieron ganar la guerra y liberar a su reina, Helena, y al fin todos pudieron regresar a sus casas. Todos, menos Ulises, que acababa de comenzar un increíble viaje que le mantendría lejos de su hogar mucho, pero que mucho tiempo.

Qué puedes trabajar con la historia de ‘El caballo de Troya’

Sin duda, este relato es fantástico para hablar con los niños de:

El ingenio o inteligencia como herramienta para resolver problemas.

Reflexiones sobre esta historia de Ulises de la mitología griega

Esta primera aventura de Ulises, rey de Ítaca, en La Odisea, nos habla de coraje y astucia. No fue la fuerza de los soldados la que consiguió la victoria de la guerra, sin la inteligencia:

La astucia por encima de la fuerza: la guerra entre griegos y troyanos duró cerca de diez años. Y por más que usaron las mejores tácticas y las más sofisticadas de las armas, no consiguieron ganarla. Tuvo que ser la astucia, la inteligencia de Ulises, la que diera el triunfo a los griegos.

El factor sorpresa: para ganar la guerra, Ulises pensó que debía sorprender al enemigo, ya que ellos estaban en mejores condiciones al tener una fortaleza imposible de atravesar. El objetivo por lo tanto era entrar sin que ellos sospecharan de que el ejército griego acababa de pasar por la puerta. La idea del caballo hueco fue perfecta. Todos los soldados podían esconderse sin que los troyanos se dieran cuenta. Y así fue cómo consiguieron sorprenderles y liberar a Helena.

Otras increíbles historias de la mitología griega para niños

Si te gusta la mitología griega, repasa también estas otras historias:

El rey Midas: este era un rey muy bondadoso y recto, pero con un terrible defecto… No podía evitar sentir una terrible codicia hacia el oro. La avaricia le llevó a una situación bastante complicada.

La caja de Pandora: ¿sabes por qué decimos eso de ‘no abras la caja de Pandora’ cuando alguien está muy enfadado? Esta historia lo explica todo.

La leyenda de Ícaro: Ícaro tenía la oportunidad de escapar de la isla en donde estaba con su padre y llegar a un lugar más próspero. Pero a pesar de los consejos de su padre, el imprudente de Ícaro se dejó llevar por sus impulsos. Las consecuencias fueron terribles.

Deja un comentario