El Cascanueces y el rey de los ratones. Cuento infantil para Navidad

Un cuento lleno de imaginación y fantasía para los niños

‘El Cascanueces y el rey de los ratones’ es un cuento infantil ambientado en Navidad y escrito en 1816 por Ernst Theodor Amadeus Hoffman. Se trata de una historia repleta de fantasía, en donde un muñeco cobra vida y debe librar un gran número de hazañas, superar obstáculos y vencer a los enemigos. No te pierdas esta fantástica adaptación, en donde por supuesto, quedan claros ciertos valores para los niños, como el coraje, la perseverancia y el esfuerzo.

El cuento del Cascanueces y el rey de los ratones para los niños

Cuentos infantiles con valores

Frintz y Clara  estaban entusiasmados: su padrino acababa de llegar con numerosos juguetes a cada cual más bonito. Se le daba muy bien la mecánica, y construía juguetes que se movían solos o que hacían algún movimiento especial. Así, de pronto el salón se llenó de bailarinas, acróbatas, coches y numerosos personajes que se movían de forma muy graciosa.

Era 24 de diciembre, y era el especial regalo del cariñoso Drosselmeyer. Los niños se quedaron con un impresionante castillo con muñecos que se movían dentro al compás de una música y con un gran Cascanueces de madera, del que quedó prendada al instante la pequeña Clara. Después, se fueron a dormir, pero Clara bajó de madrugada para ver qué tal estaba su querido Cascanueces.  Y mirándole, se quedó medio dormida en el sofá.

Los muñecos y el Cascanueces cobran vida

Entonces ocurrió algo muy extraño: todo comenzó a agrandarse alrededor de Clara, y de pronto vio que los muñecos habían cobrado vida. El Cascanueces dirigía a un ejército entero que luchaban contra unos ratones, guiados por un rey: el rey de los ratones. Ambos peleaban por el castillo de mazapán, ese castillo tan hermoso que su padrino les había dejado. Y sin saber cómo, Clara se ve de repente en medio de la batalla.

– ¿Pero qué hago aquí en medio?- gritó asustada.

Entonces decidió ponerse del lado del ejército del Cascanueces, y luchar contra los ratones, que eran muy habilidoso y malvados. Y en una de las batallas, Clara se cae sobre la vitrina de los juguetes, la rompe y se hace una herida.

Clara y la historia de la princesa Pirlipat

Al abrir los ojos, de pronto se ve en la cama, y su padrino, Drosselmeyer, está a su lado, contándole una extraña historia de una princesa ratona que había sido embrujada por su madre, la reina Ratona, por glotona, ya que se quería comer todo el tocino ella sola. La princesa se llamaba Pirlipat, y su encantamiento era tan fuerte, que solo podría romperlo un joven capaz de romper una nuez con sus dientes.

Pasaron muchos años, hasta que apareció un joven que consiguió romper la nuez con sus dientes y liberar así a la bella princesa del embrujo. Sin embargo, la reina Ratona, enfadada, convirtió al apuesto joven en el Cascanueces, y la princesa ya no quiso casarse con él, porque le parecía muy feo.

Continúan las batallas nocturnas entre el Cascanueces y el rey de los ratones

Cuando Clara se cura sus heridas, vuelve cada noche al salón para observar la batalla entre el cascanueces y el rey de los ratones. Hasta que se le ocurre una genial idea:

– A los ratones les encantan los dulces… ¡le daré todos mis dulces al rey de los ratones para que acaben los combates!

Y así hizo Clara, quien ofreció hasta sus caramelos favoritos al rey de los ratones a cambio de que dejara de combatir con el Cascanueces.

Clara estaba convencida de que el Cascanueces fue el que libró a la princesa Pirlipat del embrujo, el que fue rechazado por no ser un apuesto galán. Y ella pensaba que la princesa tenía que haber sido castigada.

El final del Cascanueces y la historia de Clara

Clara sospechaba que el Cascanueces era en realidad un sobrino de Drosselmeyer, que por algún tipo de conjuro, se había convertido en ese juguete.

Un día, en casa de su  padrino, Clara se hizo muy pequeña, del tamaño de los juguetes, y entonces, el Cascanueces se enamoró de ella y le pidió matrimonio.

– Serás la reina del reino de mazapán- le dijo.

Clara se acordó de la negativa de la princesa Pirlipat y aceptó. Así, al año siguiente, el Cascanueces la recogió en una carroza de oro y le llevó hasta un reino maravilloso lleno de dulces, árboles de Navidad y juguetes de mil formas diferentes.

Valores que transmite el cuento del Cascanueces a los niños

Este extraño cuento de fantasía  y ensoñación también nos aporta una serie de valores. Entre ellos:

El coraje es necesario para vencer nuestros miedos.

La perseverancia consigue grandes resultados.

La belleza no está en el exterior. 

Reflexiones sobre el cuento El Cascanueces para los niños

El cuento del ‘Cascanueces y el rey de los ratones’ nos ayuda a reflexionar sobre todos estos puntos:

La lucha del bien y el mal no tienen tregua: Durante todo el cuento, el Cascanueces está librando una batalla constante con el malvado rey de los ratones. Y no hay tregua. Solo la generosidad de Clara consigue el final de la batalla, venciendo así el bien, pero gracias a una pequeña concesión al rey de los ratones.

Para acabar con una batalla, a veces hay que ceder: Y eso es lo que hace Clara, que está dispuesta a sacrificar lo que más le gusta, sus dulces, a cambio del cese de las constantes batallas entre el Cascanueces y el rey de ls ratones.

El triunfo de la belleza interior: Mientras que la princesa Pirlipat había rechazado al Cascanueces al fijarse solo en su aspecto físico, Clara no duda en valorar muchas cosas en él, como su valentía, su honestidad y su bondad.

La fantasía nos lleva a imaginar cosas asombrosas: Está claro que el cuento narra un sueño, un extraño sueño de Clara en donde se mezclan varias historias. Pero la imaginación también nos aporta grandes enseñanzas y valores y nos ayuda a conocernos mejor.

No debemos asustarnos ante las nuevas experiencias: Clara de pronto se encuentra en un lugar nuevo para ella, con desconocidos alrededor.Y sin embargo, lejos de huir asustada, decide formar parte del grupo, y con valentía, desafiar a todos los enemigos. El coraje es necesario para vender el miedo a lo desconocido.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Utiliza este cuento para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Para ello, puedes usar estas preguntas al finalizar la lectura:

1. ¿Con qué juguetes se quedaron Clara y su hermano?

2. ¿Qué encontró Clara en el salón por la noche?

3. ¿Quién era la princesa Pirlipat? ¿Por qué estaba embrujada?

4. ¿En qué convirtió la reina Ratona al joven que salvó a la princesa?

5. ¿Por qué no quiso casarse la princesa Pirlipat con el Cascanueces?

6. ¿Quién se casó al final con el Cascanueces?

Deja un comentario