El cuervo y la serpiente. Fábula india sobre el ingenio

Una fábula para niños sobre la resolución de conflictos

‘El cuervo y la serpiente’ es una fantástica fábula india sobre el ingenio, ideal para explicar a los más pequeños por qué deben usar la inteligencia antes que la fuerza a la hora de resolver un conflicto.

Una fábula india sobre el ingenio para los niños: El cuervo y la serpiente

Fábulas con moraleja para niños

Una pareja de cuervos vivía feliz en un árbol, en donde habían construido un nido. La hembra puso unos huevos y nacieron unos cuantos polluelos. La pareja estaba muy feliz. Sin embargo, un día, una serpiente astuta aprovechó que los cuervos habían salido a buscar comida para sus hijos y se comió a las crías de cuervo.

Al regresar, las aves se encontraron el nido vacío, y el rastro en la tierra bajo el árbol de la serpiente.

– ¡Ha sido la malvada serpiente negra!- dijo desesperado el cuervo.

La madre de las crías no podía ni hablar, del dolor que sentía, pero más tarde le dijo a su pareja:

Debemos abandonar el árbol. Si la serpiente sabe que estamos aquí, vendrá para devorarnos a nosotros también.

-¡No pienso dejar este árbol!- protestó el cuervo- ¡Es nuestro hogar!

– Ah, muy bien, ¿y qué piensas hacer entonces?- preguntó ella- ¿Cómo piensas deshacerte de la poderosa serpiente?

– Pues algo haré, y será ella quien se vaya- contestó aún muy enfadado el cuervo.

Cómo consiguió el cuervo deshacerse de la serpiente

Lo cierto es que el cuervo no sabía muy bien cómo librarse de la serpiente. Él nunca podría vencerla mediante la fuerza de su pico, porque la serpiente era mucho más ágil y fuerte. Así que fue a consultar qué podía hacer a su amiga la hiena, quien era muy astuta y sabía encontrar solución a los problemas con facilidad.

– Amiga hiena- dijo el cuervo- Necesito tu ayuda… La serpiente se comió a nuestros hijos y necesito librarme de ella.

– ¡Qué poco corazón el de la serpiente- dijo enfadada la hiena- Pero puedes vencerla… claro, que no con tu fuerza, sino con un poco de ingenio… ¡ya lo tengo! ¿Sabes dónde viven los humanos más nobles?

– ¿Los humanos que viven en el castillo?- preguntó extrañado el cuervo.

– Sí, esos digo… Pues bien, tienes que robarles alguna joya de mucho valor. Procura que te vean hacerlo y te sigan. Vuela hasta el agujero en donde se esconde la serpiente y deja caer ahí la joya… Y verás qué sucede.

El cuervo hizo lo que su amigo le había dicho: acudió al castillo y entró por una ventana al aposento de la reina. Agarró con el pico un lujoso collar de diamantes y esmeraldas que brillaban con intensidad. La reina, al ver al animal salir por la ventana, gritó a sus soldados que lo siguieran:

¡El cuervo se lleva mi collar! ¡Buscadle!

El cuervo llegó al agujero en donde estaba la serpiente y dejó caer allí el collar. La serpiente, sin saber muy bien qué sucedía, salió del agujero al notar que algo brillante caía a su madriguera. Y en ese momento llegaban los soldados, quienes no dudaron ni un instante en matar a la peligrosa serpiente para poder recuperar el collar de la reina. Y así es cómo los cuervos pudieron seguir viviendo tranquilos en su árbol.

Moraleja: ‘Donde falla la fuerza, triunfa el ingenio’

Valores que puedes trabajar con esta fábula india

Esta fábula corta nos sirve para hablar con nuestros hijos de estos valores:

– Por qué debemos usar el ingenio para resolver problemas.

– El valor de la prudencia.

La empatía y la solidaridad.

Reflexiones sobre la fábula del Cuervo y la serpiente

Con esta fábula corta podrás hablar con tu hijo de todo esto:

Si respondes con ira a la ira, no conseguirás nada bueno: El cuervo estaba furioso, y podría haber intentado destruir a la serpiente mediante su ira, pero la sensata hiena le explicó que no podía utilizar la fuerza. La ira le hubiera llevado a una derrota casi segura. Sin embargo, la inteligencia le puso las cosas más fáciles.

Ante un conflicto, usa el ingenio: Sin duda, la inteligencia es mucho más poderosa y eficaz que la fuerza. Por eso, ante un conflicto, debemos usar el ingenio y pensar muy bien en la estrategia a seguir para conseguir nuestro objetivo, tal y como hizo el cuervo, con ayuda de la hiena.

Escucha los consejos de los más sabios: El cuervo podría haber buscado una solución por su cuenta, pero fue muy inteligente al pedir ayuda a un animal sabio, que sabía aconsejarle de forma adecuada.

La empatía nos hace ponernos del lado de los más débiles: La hiena sintió mucha empatía por el cuervo, al notar el dolor que la serpiente había dejado en él. Gracias a ello, decidió ayudarle de la mejor forma posible, mostrando su solidaridad y sus consejos.

Algunas preguntas de comprensión lectora para tu hijo

También puedes usar esta fábula india para mejorar la atención y sobre todo la comprensión lectora de tu hijo. Usa para ello estas preguntas al finalizar la lectura:

1. ¿Por qué estaban tan enfadados los cuervos?

2. ¿A quién le pidió el cuervo consejo?

3. ¿Qué le dijo la hiena al cuervo que tenía que hacer?

4. ¿Qué se llevó el cuervo del castillo?

5. ¿Consiguió el cuervo su objetivo?

Tal vez también te interese...

Deja un comentario