El flautista de Hamelín. Cuento para niños sobre la honestidad

Un cuento para niños sobre la necesidad de cumplir las promesas

El flautista de Hamelín’ es un conocido cuento recogido por los Hermanos Grimm que nace de una fábula o leyenda basada en hechos reales muy antigua, originaria de Alemania. La historia del flautista de Hamelín nos ayuda a reflexionar sobre valores esenciales como la honestidad y el cumplimiento de las promesas.

Un popular cuento para niños sobre la honestidad: El flautista de Hamelín

Cuento sobre la honestidad para niños

En el tranquilo pueblo de Hamelín, en Alemania, reinaba la paz y todos sus habitantes vivían sin sobresaltos. Hasta que un día, comenzaron a llegar ratas y el pueblo entero quedó infectado por estos animales.

Los roedores comenzaron a destrozar los cultivos y a adueñarse de las viviendas, y los habitantes de Hamelín fueron a hablar con el rey, totalmente desesperados:

– Majestad, no podemos seguir así. Debemos acabar con las ratas o nos quedaremos sin alimentos.

– Sí- respondió el rey- Se trata de un problema delicado. Es urgente terminar con la epidemia, pero… ¿cómo?

Entonces, de entre la multitud, se oyó una voz contundente que dijo:

– Yo puedo libraros de las ratas, señor.

Todos abrieron un espacio para que se presentara aquel hombre, que nadie parecía conocer.

– Disculpe, majestad- se presentó el joven- Soy un forastero que pasaba por este lugar y acabo de escuchar vuestro problema. Soy músico. Tengo la solución para libraros de las ratas.

– ¿Tú? ¿Y cómo lo harás?- preguntó algo perplejo el rey.

– Confiad en mí. Solo pido a cambio una recompensa económica.

– Si nos libras de las ratas, te pagaremos 100 monedas de oro. Es urgente acabar con esta epidemia- dijo entonces el rey.

Todos parecían estar de acuerdo, y el flautista se retiró para poner en práctica su plan.

De cómo el flautista consiguió acabar con las ratas de Hamelín

El joven trovador sacó entonces su flauta y comenzó a tocar una hipnótica y dulce melodía. Todos los roedores, al escuchar la música, salieron de sus escondites y comenzaron a seguir al flautista. El joven comenzó a andar, seguido por cientos y cientos de ratas.

El flautista se dirigió entonces al río, en donde las ratas se ahogaron por seguirle.

El joven, una vez completada su misión, volvió al castillo en busca de la recompensa, pero al abrir la bolsa con las monedas, descubrió que solo había la mitad.

– ¡Me prometisteis 100 monedas de oro, no 50!- dijo enojado el joven.

– Es suficiente, y no se hable más- sentenció el rey tacaño.

– Vaya… ahora que ya no hay ratas, pensáis que ya no se necesitan mis servicios… Pues eso habrá que verlo- y el joven flautista, muy enfadado, salió del castillo y volvió a sacar su flauta.

De cómo el flautista se lleva a los niños de Hamelín

El joven trovador hizo sonar de nuevo la flauta, pero esta vez no fueron las ratas quienes salieron a su encuentro, sino todos los niños de Hamelín, que, hipnotizados por aquellas notas, siguieron al flautista hasta una recóndita cueva. Todos los niños, menos uno, que al ser cojo, no pudo seguir el ritmo de los demás, y terminó dándose la vuelta al salir del pueblo.

– ¡Dinos dónde están todos los niños!- preguntó el rey al muchacho.

– Se los llevó el flautista- contestó el pequeño. Se ha escondido en una cueva.

Entonces, el rey mandó colocar mensajes para el flautista:

– Se manda saber que de parte del rey, si el flautista devuelve a los niños de Hamelín, será recompensado como se merece.

El flautista acudió al castillo y pidió el dinero que le debían. Entonces el rey, totalmente avergonzado, le ofreció lo que le debía y 100 monedas más a cambio de los niños.

– Si desde el comienzo hubieran cumplido con vuestra palabra, nada de esto hubiera ocurrido.

El flautista volvió a tocar su flauta, y esta vez para que los niños regresaran con sus familias. El rey de aquel lugar, por su parte, aprendió muy bien la lección y no volvió a mentir nunca más.

Valores que puedes trabajar con tu hijo con este cuento

El cuento del Flautista de Hamelín, que cuenta con numerosas versiones, nos habla en definitiva de todos estos valores:

La sinceridad.

El valor de la honestidad.

La justicia.

Reflexiones sobre el cuento El flautista de Hamelín para los niños

Si se hace una promesa, ésta debe cumplirse. Es el principal mensaje de un cuento basado en una leyenda que según dicen, en realidad surgió a raíz de una epidemia de peste. Con este cuento podemos reflexionar sobre todos estos temas:

Sé honesto y cumple tu palabra: Honestidad y decencia son dos virtudes que toda persona debería cuidar. La honestidad nos lleva a cumplir las promesas que hacemos, a no mentir y a actuar con decencia y moralidad. Está relacionada también con la justicia.

A cada cual lo que es suyo: Es decir, que debemos ser justos y entregar a cada uno lo que le prometimos. El rey de esta historia fue tan tacaño y avaricioso, que su mezquindad no hizo más que causar un problema mayor en la población.

No desestimes al ingenio de los más humildes: Al principio, el rey tenía dudas sobre el flautista. No le veía capaz de librar, con una simple flauta, al reino de la epidemia de ratas. Así que pensaba que la recompensa debía ser menor. Sin embargo, no importa la condición de una persona. Si la recompensa eran 100 monedas, las deberás entregar, sea quien sea el destinatario.

Preguntas de comprensión lectora sobre el cuento de los hermanos Grimm

Puedes utilizar este cuento tan popular para mejorar la atención y la comprensión lectora de tu hijo. Para ello, ya sabes que la mejor forma de hacerlo es mediante algunas preguntas de comprensión lectora al finalizar la lectura. Tal vez estas puedan servirte como ejemplo:

1. ¿Por qué estaban tan preocupados en Hamelín?

2. ¿Quién se ofreció voluntario para librar de las ratas a Hamelín?

3. ¿Qué ofreció el rey como recompensa?

4. ¿Por qué se enfadó el flautista al recibir su recompensa?

5. ¿Qué hizo el flautista para darles un escarmiento?

6. ¿Cómo consiguieron recuperar a los niños?

Tal vez también te interese...

Deja un comentario