El lago de las aguas heladas. Cuento infantil sobre la perseverancia

Un cuento africano para niños sobre el esfuerzo, los incentivos y el amor materno

‘El lago de las aguas heladas’ es un cuento infantil, originario de África, que explica a los niños cómo con esfuerzo, perseverancia y el cariño e incentivos suficientes, se puede lograr cualquier reto. Nos habla también de la sabiduría y el amor de las madres, que son capaces de lograr cualquier cosa para sus hijos.

Un cuento infantil sobre el amor materno, la perseverancia y los incentivos: El lago de las aguas heladas

Cuento africano sobre la perseverancia

Había una vez un rey africano, ya mayor, que decidió ceder su trono para descansar. Se llamaba Bakary, y había gobernado con mucha rectitud y justicia. Un día anunció su decisión:

– Me hago mayor- dijo Bakary- y necesito descansar. He pensado en ceder el trono, pero solo gobernará el más fuerte y valiente de todos vosotros. El aspirante a rey solo tendrá que superar una prueba: resistir durante una noche entera en las aguas gélidas del lago. 

Todos se asustaron al escuchar aquello. Las aguas del lago estaban congeladas, y por la noche, se acercaban a beber todas las fieras del lugar ¿Quién iba a querer pasar allí dentro una noche entera?

Pero entonces, un chico muy joven levantó la mano decidido:

– ¡Yo lo haré!- dijo muy seguro el joven.

– ¿Cómo te llamas, muchacho? – preguntó intrigado el rey Bakary- Pareces muy joven…

Me llamo Dembo– contestó el joven- Y sí, soy joven, pero deseo gobernar este país tan bien como lo ha hecho su majestad.

– Bien- respondió el monarca- Esta misma noche dos soldados te acompañarán para comprobar que cumples el requisito sin hacer trampas.

La noche de Dembo en el lago de las aguas heladas

Esa misma noche, Dembo se dirigió al lago de las aguas heladas escoltado por dos soldados del monarca. Al principio, Dembo se quedó totalmente helado. El frío se acumulaba y no podía dejar de tiritar. Pensó que no podría resistir toda la noche, pero entonces vio a lo lejos el fuego de una hoguera, un fuego que su madre había encendido en lo alto de una colina para que sintiera cerca el calor de su cariño.

Dembo se sintió arropado por la confianza y el cariño de su madre, y aunque el calor de la hoguera estaba demasiado lejos, sintió que podía resistir al frío de las aguas. Su madre confiaba en él.

Entonces comenzaron a llegar animales terribles hasta el lago: leones, hienas y hasta un rinoceronte. Dembo tembló de miedo, pero cada vez que sentía ganas de salir del lago y abandonar su empeño, miraba la hoguera, y permanecía quieto en el lago.

Y así, llegó el amanecer, y los soldados volvieron con Dembo hasta el palacio del rey para explicar al monarca lo que había sucedido.

La decisión del monarca

Allí, en el palacio, también esperaba la madre de Dembo, que le abrazó y cubrió con una manta nada más verlo.

– Dembo- dijo el monarca- Los soldados me han dicho que pasaste la noche entera en el lago, pero que en lo alto de la colina había una hoguera encendida. Tal vez la hoguera hizo que sintieras calor. Quizás por eso resististe en las gélidas aguas del lago.

Entonces, la madre de Dembo se adelantó y dijo:

– Sí señor, había una hoguera. Yo misma la encendí para que mi hijo me sintiera cerca. Y ahora, si me permite, le voy a preparar una sopa para que entre en calor.

Entonces, la mujer sacó de una bolsa unas ramitas y prendió una pequeña hoguera, y sacó un cazo con agua y lo colocó en el suelo, apartado de la hoguera.

– Pero mujer- dijo el monarca entonces- ¿Cómo vas a calentar el agua si no lo colocas encima del fuego?

– Cierto- contestó la madre de Dembo- Entonces… ¿cómo iba a sentir mi hijo el calor de una hoguera que estaba tan lejos?

El monarca asintió y dijo:

– Esta mujer tiene razón. Su hijo será el nuevo rey, porque no tengo ninguna duda de que si su madre le ha sabido educar con tanta sabiduría, sabrá gobernar con rectitud el país.

Y todos le dieron la razón.

Valores que transmite este cuento africano

Este cuento corto encierra muchísimos valores esenciales:

El valor del esfuerzo y el coraje.

– La importancia de perseverar en el empeño.

– La importancia de la confianza en uno mismo y el amor e incentivos de los demás.

El uso del ingenio para responder a una pregunta.

Reflexiones del cuento ‘El lago de las aguas heladas’ para niños y mayores

El cuento africano ‘El lago de las aguas heladas’ encierra muchísimas reflexiones que además están llenas de sabiduría. Entre ellas, estas:

Si te esfuerzas y crees… puedes: No importa lo joven, pequeño, o grande que seas. Lo que importa de verdad es el esfuerzo y el coraje. Muchos niños, muy inteligentes, sacan muy buenas notas con solo leer la lección. Otros sin embargo tardan más en memorizar, pero se esfuerzan tanto que consiguen la misma nota que los otros. Con esfuerzo, se consigue cualquier cosa. Con esfuerzo y confianza en uno mismo.

Confía en ti y persevera… ¡y lo lograrás!: La confianza en uno mismo es fundamental para conseguir un objetivo. Mantenerse firme en un empeño, no abandonar ante el primer miedo o el primer obstáculo. Ser ‘cabezotas’: ‘yo quiero conseguirlo y sé que puedo hacerlo’. Los más testarudos al final se salen con la suya…

Los incentivos y amor de los demás también es importante: Si el objetivo es complicado, además de la confianza en uno mismo, es muy importante tener un apoyo, alguien que también confía en ti y no duda en demostrártelo, en hacerte llegar su cariño y sus palabras de aliento. Rodéate de personas que te quieren y te lo demuestran confiando en ti y en tus proyectos.

Ante una pregunta complicada… usa el ingenio: La madre de Dembo demostró tener muchísimo ingenio a la hora de responder a la pregunta y duda del monarca acerca de la validez de la prueba de su hijo. Y lo hizo con un ejemplo muy práctico y visual. De esa forma, todos lo entenderían sin tener que explicar nada. Los ejemplos son fantásticos para explicar algo a los demás. Úsalos sin miedo.

Algunas preguntas de comprensión lectora para los niños

Si tu hijo es pequeño, puedes usar este cuento para mejorar su comprensión lectora y captar mejor su atención en la historia. Para ello, puedes usar estas preguntas o bien crear las tuyas propias:

1. ¿Por qué quería ceder el trono el rey Bakary?

2. ¿Qué prueba tendría que pasar el aspirante a rey?

3. ¿Quién se ofreció voluntario para pasar la prueba?

4. La madre de Dembo quiso animar a su hijo a perseverar. ¿Qué hizo?

5. ¿Cómo explicó la madre de Dembo al rey que su hijo no había hecho trampas en la prueba?

Deja un comentario