El lobo con piel de oveja. Fábula corta de Esopo para niños

Una fábula que nos advierte sobre las falsas apariencias y sus consecuencias

Esta fábula, ‘El lobo con piel de oveja’, es una fantástica fábula corta de Esopo sobre las falsas apariencias. Tal vez pensemos que se trata de una advertencia sobre la necesidad de ser prudente y no fiarnos de lo que ven nuestros ojos. Sin embargo, esta fábula trata más bien del peligro que supone para nosotros mismos intentan ser quien no somos. Lo entenderás mejor después de leer la fábula.

La fantástica fábula corta de Esopo de El lobo con piel de oveja

El obo con piel de oveja, fábula de Esopo para niños

Observó el lobo un día cómo un pastor sacaba de paseo a su rebaño. Pero el hombre no dejaba de vigilar a sus ovejas. El lobo tenía hambre y pensó cómo podría llegar hasta allí sin ser descubierto.

– ¡Ya lo tengo!- se dijo el lobo- ¡Me disfrazaré de oveja y así el pastor no sabrá que soy un lobo!

Buscó una piel de cordero entre las ovejas que ya cazó en otras ocasiones y se la puso por encima. De esta forma, el lobo consiguió aproximarse al rebaño sin que el pastor se diera cuenta.

El lobo imitó al resto de ovejas y al atardecer, el pastor se llevó el rebaño de vuelta a su granja. El lobo ya se relamía pensando en el festín que iba a darse. Sin embargo, antes de cerrar la verja, el pastor pensó en llevarse una de las ovejas para comer. Y escogió al lobo. Y así es como el lobo fue sacrificado.

Moraleja: ‘Según hagamos el engaño así recibiremos el daño’

Qué podemos trabajar con la fábula El lobo con piel de oveja

El lobo con piel de oveja o El lobo con piel de cordero, tal y como se conoce esta fábula de Esopo, nos recuerda que no debemos engañan, usar la mentira con fines perversos y sobre todo, no debemos intentar nunca ser quienes no somos. Podrás trabajar todos estos temas:

– El valor de la sinceridad.

– El ingenio mal utilizado.

– Las consecuencias de mentir y aparentar ser quien no se es.

Reflexiones sobre esta fábula corta de Esopo

Mucho cuidado con intentar hacer el mal mediante el engaño, porque no suele salir muy bien…

Las mentiras al final nos meten en un buen lío: tal vez puedas llegar a ser el mentiroso más experto y engañar a muchas personas, pero las mentiras al final terminan saliendo a la luz, y la proporción del castigo recibido suele ser igual o superior al del engaño. No es un buen plan usar la mentira para conseguir un fin.

Los planes tejidos con la mentira no es ingenio: El ingenio nos ayuda a resolver problemas y a salir de un embrollo. Pero eso no implica usar la mentira. El ingenio y la picardía es el uso de la inteligencia.

No te fíes de las apariencias: la otra lectura que sacamos de esta fantástica fábula de Esopo es el engaño al que nos lleva muchas veces el sentido de la vista. No te fíes de las apariencias porque a menudo la realidad no es la que vemos, sino una muy distinta. La mentira, recuerda, a veces se disfraza de verdad para engañarnos.

Algunas preguntas para mejorar la comprensión lectora

Usa estas sencillas preguntas para comprobar si tu hijo entendió el mensaje de esta fábula corta de Esopo:

1. ¿Por qué se disfrazó el lobo de oveja?

2. ¿Se dio cuenta el pastor de que había un lobo en su rebaño?

3. ¿Qué hizo el pastor antes de cerrar la verja del corral?

4. ¿Le salieron bien los planes al lobo? ¿Por qué?

Otras fascinantes fábulas cortas de Esopo para niños

Esopo nos dejó infinidad de fábulas como esta con moralejas que podemos usar para reflexionar sobre los valores esenciales. Aquí tienes algunos ejemplos:

La cigarra y la hormiga: una gran fábula que nos sugiere no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy… El esfuerzo al final siempre recibe una recompensa.

El pastor mentiroso: si estás continuamente mintiendo, nadie va a creerte cuando digas la verdad…

El león y el ratón: haz el bien y ayuda a los más débiles y éstos después te lo devolverán en forma de infinita gratitud. Preciosa fábula con valores para niños y mayores.

Deja un comentario