El lobo y el cordero. Fábula corta de Fedro para adolescentes y adultos

Una fábula sobre la injusticia y la opresión de los poderosos

La fábula de Fedro ‘El lobo y el cordero’ nos habla acerca de las injusticias que tantas veces cometen los más poderosos creyéndose amos absolutos del poder e intentando justificar sus actos con mentiras. Una fábula más indicada para niños más mayores y adultos.

Fábula corta El lobo y el cordero sobre la opresión de los poderosos

El lobo y el cordero, una fábula corta de Fedro sobre la opresión de los poderosos

Un lobo y un cordero, muertos de sed, llegaron al mismo tiempo a un arroyo. El lobo estaba un poco más arriba que el cordero en la senda del río.

El lobo, miró al cordero y le dijo:

– ¿Cómo osas a enturbiar mi agua bebiendo en el mismo río donde yo bebo? El cordero, pensando en las acusaciones, que no entendía, se defendió:

– ¿Y cómo puedo yo enturbiar tu agua si el agua nace donde tú estás y viene hacia mí?

El lobo sabía que tenía razón, pero buscó otro pretexto, pues deseaba comerse al cordero a pesar de no tener hambre y quería justificar su maldad:

– Hace seis meses me injuriaste con tus palabras…

– Yo no pude ser- respondió el cordero- pues no había nacido.

– Entonces fue tu padre, y debes pagarlo por ello.

Y sin más, el lobo se comió al cordero.

Moraleja: ‘Aquellos poderosos que oprimen a los más débiles buscan pretextos en vano, pues saben que solo lo hacen por maldad’.

Qué temas trata esta fábula de El lobo y el cordero

Esta fábula gira en torno a:

El valor de la justicia y cómo a veces se vulnera por los más fuertes por maldad.

La bondad y su contra valor de la maldad.

Reflexiones sobre esta fábula de Fedro

La vida no siempre es justa ni el ingenio y los buenos razonamientos pueden parar el impulso de los malvados. Fedro es quizás el fabulista más ‘crudo’ y cercano a la realidad, ya que no pinta mundos idílicos en donde el malvado siempre es castigado y el bondadoso recompensado.

Las injusticias existen: no siempre se cumple la norma del karma que premia al acto de bondad y protege al más vulnerable. La vida está repleta de lobos como el de esta fábula que se comen a los corderos sin ninguna razón, solo por maldad. Debemos estar preparados para protegernos de ellos.

La imposibilidad de conmover al malvado: ni con todos los buenos razonamientos del cordero se pudo cambiar la primera decisión del lobo. Desde el comienzo quería hacer daño al cordero y buscaba un pretexto, pero al no encontrarlo, le dio igual y terminó cumpliendo sus impulsos.

La imposición y tiranía de los más fuertes: la tiranía de los más poderosos les lleva muchas veces a cometer tremendas injusticias y a imponer actos de maldad como este. Esta fábula es una advertencia sobre el peligro de dar demasiado poder a las personas. Al final, terminan por usando su poder y su fuerza de forma impulsiva y descontrolada.

Otros relatos sobre el peligro de los más poderosos

Aquí tienes otros ejemplos de historias que hablan sobre el uso del poder de los más fuertes:

El águila, la corneja y la tortuga: en este caso, Fedro no solo nos advierte del uso del poder de los más fuertes, sino del peligro de aquellos que rodean a los poderosos, ya que esconden intereses ocultos que les lleva a ser más malvados aún que los poderosos.

El poeta y el Califa: este cuento popular árabe nos explica cómo los más poderosos pueden llegar a engañar y a burlarse de los demás con tal de salirse con la suya.

El mito de la caverna: o de cómo veremos aquello que el poderoso quiera que veamos. Descubre todos los mensajes que esconde este famoso relato del filósofo griego Platón.

Deja un comentario