El niño descalzo. Cuento de Navidad con valores para niños

Cuento para niños con valores para leer en Navidad

‘El niño descalzo’ es un cuento de Navidad para niños sobre el valor de la caridad y la generosidad. Basado en un cuento de Navidad tradicional de Francia, el cuento narra una bella historia en una fría noche de diciembre.

Reflexiona con tu hijo acerca de los valores esenciales que transmite la Navidad y que deberíamos tener en cuenta durante todo el año.

Un cuento para reflexionar sobre la caridad: El niño descalzo

El niño descalzo: Cuento de Navidad para niños

Pierre era un niño francés muy pobre. No tenía padres, así que vivía con una tía, una mujer muy avariciosa y egoísta.

Sin embargo, el pequeño, a pesar de no tener nada y de no recibir cariño de parte de su tía, era bondadoso y muy generoso con los demás.

La tía de Pierre nunca le felicitaba por nada. Ni le daba besos, ni abrazos… ni siquiera le compraba zapatos. Así que el pequeño aprendió a trabajar el arte de la madera para tallarse unos zuecos con los que podía caminar sobre la fría nieve en invierno.

El día de Nochebuena, Pierre estaba muy contento y nervioso. Sabía que esa noche llegaría Santa Claus, y pensaba poner sus zuecos junto a la chimenea para que dejara allí los regalos, si es que recibía alguno.

Pero esa noche, al volver a casa después de hacer un recado para su tía, vio en una esquina, tiritando de frío, a un niño muy pobre. Lo cierto es que no le conocía, así que pensó que debía ser extranjero.

Qué hizo Pierre al ver a aquel niño

El niño estaba acurrucado junto a una pared, junto a una caja de madera con herramientas. Vestía una túnica blanca, no tenía abrigo… ¡ni zapatos! El pequeño estaba descalzo, y tenía los pies morados por el frío.

A Pierre le dio mucha pena ese niño, y le regaló uno de sus zuecos, a pesar de que quería poner los dos para Santa Claus junto a la chimenea.

La tía de Pierre se dio cuenta de que le faltaba uno de los zuecos y le regañó:

– ¡Ya has perdido uno de tus zuecos! ¿Cómo eres tan desastroso? Ahora querrás quitarme un tronco de madera para tallarte otro. ¡Ni lo sueñes! ¡La madera cuesta mucho dinero! ¡Esta noche vendrá el Tío Latiguillo en lugar de Santa Claus!

Pierre se asustó mucho: el Tío Latiguillo llevaba carbón a los niños que no se portaban bien en Francia. ¿Y si le castigaban por haber dado aquel zueco al niño?

Pero a la mañana siguiente, el pequeño Pierre se llevó una gran alegría: junto al zueco que había dejado al lado de la chimenea, había un montón de regalos: un abrigo, bufandas, ropa de lana, botas y unos zuecos nuevos.

Pierre fue a la ventana para ver si aún podía ver a Santa Claus para darle las gracias. A lo lejos, vio el trineo de Santa Claus, que se alejaba. Junto a él, sentado, también vio al niño al que la noche anterior había regalado su zueco. Y de pronto se dio cuenta: ¡Era el niño Jesús!

Qué valores puedes trabajar con este cuento de Navidad

Con este cuento trabajarás:

Los valores esenciales de la Navidad.

– El valor de la caridad.

– El valor de la generosidad.

La avaricia y el egoísmo.

Reflexiones sobre el cuento de Navidad ‘El niño descalzo’ para los niños

Con este cuento popular de Francia, ‘El niño descalzo’, podemos ayudar a nuestro hijo a reflexionar sobre los valores esenciales que transmite la Navidad, que son, sobre todo, la caridad y la generosidad.

– Los valores de la Navidad: con esta historia, nos explican que la generosidad y la caridad, que nacen del corazón bondadoso, al final reciben recompensa, mientras que el egoísmo y la avaricia solo sirven para amargar y endurecer el corazón.

En esta ocasión el persona principal es un niño bondadoso, amable, generoso y que además se esfuerza por salir adelante a pesar de no recibir el cariño que necesita.

– Qué representa la tía del pequeño Pierre: su tía, sin embargo, representa a la avaricia y el egoísmo. Ella no recibe ninguna recompensa, mientras que el pequeño, sí la recibe, gracias a su comportamiento bondadoso y generoso. Pierre decidió sacrificarse por un desconocido, porque pensaba que él necesitaba el zueco mucho más.

Preguntas de comprensión lectora sobre este cuento navideño

Recuerda que también puedes usar este cuento de navidad para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Usa para ello estas preguntas al finalizar la lectura:

1. ¿Con quién vivía el pequeño Pierre?

2. ¿De dónde sacó sus zuecos?

3. ¿A quién se encontró en la calle en Nochebuena?

4. ¿Le dio algo al niño?

5. ¿Qué recibió Pierre como recompensa por ser tan generoso?

Otros preciosos cuentos navideños

Si te gustan los cuentos de Navidad, disfrutarás también con estos otros:

Cuento de Navidad: el clásico cuento de Charles Dickens, adaptado para los niños, es el mejor cuento de Navidad jamás escrito. Transmite los principales valores que debemos avivar durante estas fechas, y aquellos contra-valores que debemos evitar.

La verdadera historia de los Reyes magos: ¿conoces la historia verdadera de estos magos de Oriente? ¡Te la contamos!

Artabán, el cuarto rey mago: esta es una historia que pocos conocen. la historia del cuarto rey mago. Sí, sí, como lo oyes.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario