El obsequio de las palomas. Fábula china con valores

Un relato corto sobre la empatía y la bondad para niños y mayores

‘El obsequio de las palomas’ es una fábula china con valores, escrita por Lie Zi hace cientos de años. Su historia bien podría tener una moraleja como esta: ‘A veces creemos hacer el bien a otros sin darnos cuenta de que les estamos hiriendo’. Una preciosa historia que nos habla de bondad y empatía.

Una interesante fábula china con valores sobre la bondad y la empatía: ‘El obsequio de las palomas’

El obsequio de las palomas, fábula china con valores sobre la bondad y la empatía

Existía una pequeña población en China que se llamaba Handan, en donde aún se mantenía una antigua tradición: todos los aldeanos cazaban palomas para entregárselas al príncipe como obsequio el día de Año Nuevo. Al soberano le encantaba esa tradición. De hecho, ofrecía recompensas a quienes le llevaban las palomas.

Un día, una persona le preguntó por qué le gustaba tanto aquella tradición. Y él respondió:

– Me gustan mucho las palomas. Así que el día de Año Nuevo las dejo libres para demostrar mi bondad.

– Pero tus súbditos las cazan porque saben que necesitas palomas para soltarlas al año siguiente…- añadió uno de sus lacayos.

El hombre que había hecho la pregunta se quedó pensativo, y dijo:

– Usted suelta las palomas por un acto de bondad, pero sus súbditos, al cazarlas, matan a muchas de ellas. Para demostrar la bondad de verdad, debería prohibir su caza, porque tal y como hace usted ahora, suelta a las palomas para liberarlas pero su bondad no puede reparar el daño que ocasiona.

El príncipe entonces asintió.

Moraleja: ‘Muchas veces creemos hacer el bien a otros cuando sin querer les estamos hiriendo’

Valores que podemos trabajar con esta fábula china

Esta sencilla fábula china nos puede ayudar a trabajar estos valores:

– El valor de la empatía.

La bondad.

– En qué consiste el amor verdadero.

Reflexiones sobre esta historia corta sobre el Príncipe y las palomas

Con esta fábula china con valores, podemos reflexionar sobre todos estos temas:

La bondad debe medir siempre las consecuencias de sus decisiones: No basta con ser bondadoso si nuestras decisiones van a ocasionar luego un daño. Debemos mirar más allá y comprobar si nuestros actos, por muy bondadosos que sean, consiguen los resultados esperados. En este caso, el príncipe creía obrar con bondad al soltar a sus palomas, y lo único que hacía era ocasionarles un daño mayor.

La empatía consiste en ver más allá de nuestras necesidades: Puede que para el príncipe soltar a las palomas fuera un acto de bondad, pero no es lo que mejor les venía a las palomas, que terminaban muriendo muchas de ellas por culpa de los cazadores. Si el príncipe hubiera demostrado empatía, se abría dado cuenta de que soltar a sus palomas y dejarlas en manos de los cazadores era un acto cruel. La empatía nos lleva a ‘meternos’ en la piel del otro para ver a través de sus ojos y sentir a través de su corazón.

A veces un acto bondadoso implica una norma y un límite: Cuando somos pequeños, pensamos que nuestros padres son un tanto ‘tiranos’ porque no hacen más que ponernos normas y límites. Sin embargo, lo hacen por amor. Al igual que el Príncipe descubrió que para proteger a sus palomas debía prohibir la caza. A veces un acto de amor implica una limitación, por mucho que nos cueste o nos duela.

Nuestra libertad termina donde empieza la del otro: No somos libres para hacer lo que queramos. El límite está en la integridad del otro. Si nuestra libertad hace daño a otro, debemos recortarla.

Otras fábulas y cuentos sobre la empatía para los niños

Si quieres trabajar más con el valor de la empatía, no olvides leer todos estos cuentos y fábulas. ¡Te encantarán!:

El calcetín que no se quería dormir: Este cuento corto es ideal para los más pequeños. Entenderán muy bien por qué a veces debemos ponernos en el lugar del otro y recortar nuestras libertades si vemos que con ellas le hacemos daño.

El mono y el pez: Esta fábula africana es similar a la fábula china que acabas de leer. El pobre mono pensaba que ayudaba al pez cuando en realidad le estaba haciendo daño. Todo por falta de empatía.

El país de las cucharas largas: Este famoso cuento de Jorge Bucay, está dirigido a niños más mayores y adultos. Con este cuento se explica además por qué la empatía y la solidaridad van unidas de la mano.

El Principito y la rosa: No se puede amar a alguien sin empatía. Es precisamente la empatía la que nos lleva a sentir verdadero amor hacia otro. L entenderás mejor después de leer este precioso extracto del libro El Principito.

Deja un comentario