El perro con campanillas. Fábula sobre la vanidad para niños

Fábula corta con valores de Esopo para leer con los niños

El más vanidoso puede llegar a ser el más ignorante, ya que piensa que sus defectos son virtudes. Es lo que le sucede al protagonista de esta historia, ‘El perro con campanillas’, una fábula sobre la vanidad escrita por Esopo fantástica para leer con los niños.

Una fantástica fábula sobre la vanidad para leer con los niños: ‘El perro con campanillas’

Fábula de Esopo para niños

Había una vez un perro muy agresivo que mordía a todo el mundo, y también al resto de perros. Su amo, cansado de esta situación, le compró un collar con campanillas para que todos supieran que se acercaba.

El perro, el día que le pusieron el collar, pensó que era un halago y una joya por sus habilidades y su comportamiento. Así que paseaba por las calles altanero y presumiendo frente al resto de llevar un collar tan musical.

Hasta que otro perro un día se paró frente a su pose ‘chulesca’ y le dijo:

– ¿De qué presumes? ¿Acaso no sabes que no te pusieron ese collar por tus habilidades o tu porte, sino por tu maldad?

Moraleja: ‘Los halagos que un fanfarrón se hace a sí mismo solo resaltan sus defectos’

Valores que puedes trabajar con esta fábula corta de Esopo

Con esta fantástica fábula corta, podrás trabajar con tu hijo estos valores:

El valor de la humildad.

Reflexiones sobre la fábula del Perro con campanillas para los niños

Esta fábula viene muy bien para hablar con los niños del valor de la humildad, que no es otra cosa que aprender a reconocer nuestros errores y defectos:

Aprende a ver tus defectos y a corregirlos: A veces no somos capaces de detectar nuestros defectos hasta que alguien nos avisa de que existen y nos explican cuáles son. Presta atención a las advertencias de otros, que pueden darte pistas acerca de qué comportamientos debes corregir.

Escucha las opiniones de los demás: Muchas veces molestamos a los demás por algún tipo de comportamiento y no somos capaces de darnos cuenta. Si una persona se queja de algún aspecto de tu comportamiento, tal vez no debas hacer caso. Pero si no es una, sino todos los que comparten la misma opinión, tal vez deberías reflexionar sobre ello. Como en esta fábula, que todos veían el carácter agresivo del perro menos él, que no se daba cuenta y es más, pensaba que su comportamiento había sido premiado por su amo.

La soberbia y la vanidad nonos dejan ver cómo somos en realidad: No hay venda peor que la vanidad o la soberbia. Porque estas dos características nos impiden ver cómo somos en realidad. La vanidad crea una imagen nuestra diferente, y es lo que creemos. En estos casos, suelen ser personas externas las que nos alertan de la equivocación, solo que el vanidoso no atiende a razones con facilidad.

Un refrán español que resume la moraleja muy bien

Dime de qué presumes…: El refranero español tiene sentencias maravillosas para todas estas fábulas. En este caso podríamos resumir la moraleja con este fantástico refrán: ‘dime de qué presumes y te diré de qué careces’. La vanidad hace que la persona que se cree fabulosa presuma frente al resto, por defecto de humildad, sin darse cuenta de que esos halagos que se hace a sí mismo, no son más que defectos ante los ojos de los demás.

Algunas preguntas de atención y comprensión lectora para tu hijo

Si quieres saber si tu hijo entendió bien el mensaje de esta fábula de Esopo, puedes hacerle alguna pregunta al terminar la lectura. Quizás estas puedan servirte:

1. ¿Por qué estaban todos enfadados con el perro protagonista?

2. El amo del perro que mordía le compró un collar con campanillas. ¿Para qué?

3. ¿Por qué iba el perro tan orgulloso de llevar el collar con campanillas?

4. ¿Qué le dijo otro perro al pasar?

Otras fábulas sobre la vanidad y la soberbia para niños

Existen muchísimas fábulas sobre la vanidad para niños y mayores. Aquí tienes una pequeña selección:

‘La rana que quería ser médico’: Una rana muy orgullosa ofrecía a todos los animales sus servicios para curar cualquier mal que tuvieran. Decía ser médico. Sin embargo, ella misma saltaba cojeando. ¿Cómo era posible? ¿Por qué nos e había podido curar? Fantástica fábula de Esopo para niños.

‘Los caracoles’: ¿Imaginas dos caracoles retándose a una carrera? Sí, parece divertido, ¿verdad? Sobre todo porque un caracol jamás podrá correr. Pues con esta historia descubrirás qué les pasó a estos fanfarrones caracoles.

‘El asno y el león’: ¿Será asno capaz de cazar como un león? Parece complicado, ¿verdad? Pero el vanidoso es capaz de creérselo… Como el asno de esta interesante y divertida fábula de Esopo.

‘Los patos y la tortuga’: En esta fantástica fábula se juntan dos cosas: la vanidad y la falta de prudencia. El resultado, un gran problema, claro.

‘El sapo y el buitre’: Todos sabemos que los sapos no vuelan. Y que además en el cielo pueden tener algún problema. Pero el protagonista de esta fábula era tan presuntuoso que no escuchó a la voz de la prudencia.Y pasó lo que pasó.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario