El platanero talado. Fábula china sobre las mentiras

Una fábula muy corta que nos advierte de las malas intenciones de otros

No todos los consejos son buenos consejos. ‘El platanero talado’ nos explica por qué debemos desconfiar de aquellos que nos engañan mediante buenas palabras. Cuidado con la astucia de los que buscan a través de sus palabras un fin particular. Lo entenderás mejor después de leer esta fábula china sobre las mentiras.

Una fábula china sobre las mentiras para adolescentes y adultos: ‘El platanero talado’

El platanero talado, una fábula sobre las mentiras

Un hombre tenía en su jardín varios árboles frutales. Entre ellos, un platanero. Pero el árbol estaba seco y ya no daba plátanos, y aún así el hombre lo mantenía en su jardín.

Su vecino un día de invierno le dijo:

– Pero… ¿cómo tienes ahí un platanero seco? ¿No sabías que trae mala suerte?

Y el hombre, temeroso de que aquel árbol le trajera alguna desgracia, hizo caso a su vecino y lo taló.

Al día siguiente de talar el árbol, su vecino le pidió la leña del platanero para su chimenea.

– ¡Solo querías la leña! ¡Mentiste para que talara el árbol! Y encima siendo vecinos…

Y se retiró, muy triste, a su casa.

Moraleja: ‘No te fíes de todo lo que te propongan hacer, porque muchas veces perseguirán con los consejos un fin particular’

Qué temas y valores tratan esta fábula china

Con esta fábula de Lie Zi podemos reflexionar acerca de todos estos importantes temas:

– El valor de la sinceridad.

La confianza en los demás

– El valor de la prudencia.

Reflexiones sobre la fábula ‘El platanero talado’

Sin duda, no podemos fiarnos de todo el mundo, por mucho que les conozcamos. En esta ocasión, es el propio vecino del protagonista quien engaña al hombre para beneficiarse después.

No te fíes de todos: Evidentemente, es necesario confiar en los demás, pero no olvidarse nunca de ese ‘sexto sentido’ que nos alerta de que alguien nos quiere engañar. Las mentiras a veces llegan disfrazadas de palabras zalameras, que intentan camuflar un objetivo o beneficio particular de quien nos dice algo o nos da un consejo. Para ‘desenmascarar’ estas mentiras, no hay otra manera que usar la prudencia y pedir más opiniones a otras personas. Si el hombre del platanero hubiera preguntado a otros vecinos si era cierto que ese árbol podría dar mala suerte, seguramente le hubieran ‘abierto los ojos’ antes las intenciones de su vecino.

Las personas más mentirosas suelen ser muy ingeniosas: La mentira puede estar disfrazada. Los más inteligentes saben mentir muy bien, y hacen de la mentira una insinuación, un consejo o una reflexión que para nada parece malintencionada. Así que deberás estar siempre alerta, con el sentido de la prudencia activado, para intentar detectar esas mentiras camufladas.

Otros relatos sobre los engaños y las mentiras muy interesantes

En muchos relatos nos advierten del peligro de estos ‘mentirosos tan ingeniosos’. Llámalo trampa o astucia, pero los engaños se suceden con mucha frecuencia, más de lo que imaginamos. Aquí encontrarás algunos cuentos, fábulas o leyendas que nos hablan de cómo pueden afectarnos los engaños de los más astutos:

El engaño de la milpa: Un astuto conejo engañará a varios animales, vendiéndoles algo que aún no existe. ¿Conseguirá salirse con la suya? Cuidado con las falsas promesas que luego tal vez no lleguen a materializarse nunca.

Leyenda de Atlas: Esta popular leyenda de la mitología griega nos enseña cómo podemos llegar a ser engañados por alguien que busca de forma muy astuta una mentira que pueda convencer… aunque también veremos en esta misma historia cómo podemos ‘detectar’ esta mentira mediante la intuición.

El águila, la corneja y la tortuga: A menudo no es del poderoso del que no debes fiarte, si del que está a su lado. Él es quien busca claros beneficios con sus maliciosos consejos…

El pastor mentiroso: Esta fábula es todo un clásico que nos enseña cómo surgen las mentiras y qué puede pasar cuando se abusa de ellas. Si no quieres que todos desconfíen de ti, no las utilices.

Deja un comentario