El príncipe y el arco. Fábula con valores para adolescentes y adultos

Una fábula china para reflexionar sobre los aduladores y las mentiras

Esta fábula china, ‘El príncipe y el arco’, de Yi Wen, habla de valores como la sinceridad y la vanidad. Además, también recoge el tema de cómo los más aduladores y los que tienden a mentir ante los más poderosos para ganarse su confianza, solo consiguen aumentar la vanidad de estos.

Una fábula sobre la mentira y la vanidad: El príncipe y el arco

El príncipe y el arquero, una fábula con valores para adolescentes y adultos
El príncipe y el arco, una fábula china sobre los aduladores, las mentiras y la vanidad

Cuentan que existió un joven príncipe al que le gustaba mucho el tiro con arco. Todos los días practicaba con un arco que le había regalado su padre y todos sus cortesanos, en un intento de caer bien al príncipe y de ganarse su amistad, mentían para que el príncipe pensara que era el mejor arquero del reino.

– ¡Increíble, qué fortaleza, qué destreza! ¡Qué facilidad para tensar el arco!- decían todos.

Y para que el príncipe pensara que realmente tenía un don, ellos se limitaban a tensar sus arcos solo hasta la mitad, para quedar siempre por debajo del príncipe. Así, la vanidad del príncipe fue aumentando, gracias a las mentiras de sus súbditos. De hecho, se pasó toda su vida pensando que era capaz de tensar un arco de 30 kilos cuando en realidad el suyo solo pesaba 12. Y por supuesto, no dudó en presumir de ello frente al resto de príncipes y arqueros de todo el mundo.

Moraleja: ‘Las mentiras de otros pueden hacer engordar tu vanidad. Pero solo vivirás una farsa’

Qué valores puedes trabajar con la fábula El príncipe y el arquero

Utiliza esta fábula para reflexionar sobre:

– El valor de la sinceridad y el contravalor de la mentira.

La vanidad.

– Las consecuencias de la adulación.

Reflexiones sobre la fábula El príncipe y el arco

¿Conoces este dicho?: ‘por el interés te quiero, Andrés’. Es una frase que se usa para referirse a todas esas personas que son capaces de mentir y adular de forma poco sincera a otra persona con cierto poder o riquezas porque buscan un interés concreto:

No te creas todo lo que otros te digan: muchos de los que te rodean serán sinceros contigo. Esos, tus amigos, son los que dirán lo que piensan y no tendrán reparos en hacerte ver la verdad. Sin embargo, habrá otras personas que busquen algún interés y sean capaces de mentir con tal de ganarse tu amistad. Estos ‘interesados’, que buscan una recompensa, harán todo lo posible por adularte aunque con ello tengan que mentir. Es lo que le pasó al príncipe en esta fábula. Sus súbditos eran incapaces de decirle la verdad para no ‘molestarle’.

Las mentiras que acrecientan la vanidad: las mentiras de todas estas personas que rodeaban al príncipe solo consiguieron mantenerle engañado y hacerle pensar que era el mejor con el arco, cuando la realidad era bien distinta. Ninguno se atrevía a explicarle que el arco que tensaba era mucho más pequeño de lo que él creía y esto lo único que hizo fue acrecentar su vanidad.

Otras interesantes fábulas para jóvene sy adultos

Si te gustan este tipo de fábulas que nos ayudan a reflexionar acerca de valores esenciales, también disfrutarás con estas otras:

La chimenea mal colocada: ten cuidado con los consejos que vengan de fuera. Dependiendo, por supuesto, de quién te ofrece el consejo. Algunas veces estos esconden algún interés y persiguen una mala intención.

La sospecha: los prejuicios nos llevan a acusar a otros de forma equivocada de cosas que no han hecho. Una fábula muy buena para recapacitar sobre todas esas veces que ‘sospechamos’ de otros sin tener ni una sola prueba.

El helecho y el bambú: a falta de paciencia nos lleva muchas veces a desistir de un proyecto. Sin embargo, a veces olo necesitamos perseverar y seguir esperando a que nuestro esfuerzo de sus frutos.

Deja un comentario