El ratón y la rana. Fábula sobre las burlas para los niños

Una fantástica fábula corta sobre el bullying para niños

‘El ratón y la rana’ es una fábula sobre las burlas para niños, una fábula de Esopo que nos habla de las consecuencias de obrar de forma cruel. La crueldad y las burlas a otro al final se terminan pagando muy caras.

Descubre con esta fantástica fábula corta llena de valores por qué no debemos burlarnos de los demás

Una fábula de Esopo sobre las burlas y la maldad: El ratón y la rana

El ratón y la rana. Fábula de Esopo sobre las burlas


Cuenta esta fábula que un ratón bastante ingenuo se hizo amigo de una rana. Pero la rana, que era bastante cruel, quiso burlarse de él, así que ató al ratón a una de sus patas, para que no pudiera ir a ningún lado sin ella.

Primero fueron a comer trigo a un campo cercano. Pero poco después, al acercarse a un pantano, la rana, saltó al agua y se zambulló por completo en ella.

El ratón se ahogó, y su cuerpo, aún atado a la rana, salió flotando al exterior. Entonces un milano, que volaba por allí, lo vio, y se lanzó en picado a por su presa.
¡Menuda sorpresa se dio al tirar de él! No era un ratón solo, sino que atado a una de sus patas, llevaba también a una rana.  Y así fue como al final la rana compartió el mismo triste destino que el ratón.

Moraleja: ‘Las burlas hacia los demás pasan factura. Las acciones que se hacen con maldad se pagan con la misma moneda’

Valores que puedes trabajar con este fábula corta de Esopo

Con esta fábula trabajarás:

El valor de la empatía.

– El valor de la bondad.

Las consecuencias de nuestros actos.

– Las consecuencias de burlarnos de los demás.

– Por qué hay que saber escoger bien a los amigos.

Reflexiones sobre la fábula de Esopo ‘El ratón y la rana’ para tu hijo

Burlarse de los demás no es una buena opción, porque las burlas a los demás al final se pagan... Es lo que más o menos viene a decirnos la moraleja de esta fantástica fábula de Esopo:

Escoge con cuidado a tus amigos: En esta fábula, un ratón, que obra de buen corazón, tiene la mala fortuna de hacerse amigo de una rana malvada. Y es que, en cierto modo, es cierto, que debemos escoger con cuidado a nuestros amigos, porque igual que algunos amigos nos ayudarán a crecer y a ser mejores, otros, pueden tener sobre nosotros el efecto contrario.

El daño que puede causar una burla: El ratón en esta fábula es la víctima de las burlas. Una crítica que hoy en día podríamos trasladar al bullying o acoso escolar. El niño al que hacer bullying al final es como ese ratón que recibe las burlas del que creía que era su amigo. Al final, su destino es muy triste.
Esta fábula de Esopo también nos habla de la importancia de no burlarse ni usar la crueldad con los demás. Las malas acciones al final son castigadas. En este caso, el ‘acosador’ es la rana. Se burla sin piedad del ratoncito, sin darse cuenta de que esa actitud al final acabará con él. 

Preguntas para ayudar a tu hijo a entender el mensaje de la fábula

También puedes ayudar a tu hijo a reflexionar sobre cada uno de los mensajes que transmite esta fábula ayudándote con estas preguntas de comprensión lectora:

1. ¿De quién se hizo amigo el ratón?

2. ¿Qué hizo la rana con el ratón para burlarse de él?

3. Qué le pasó al ratón cuando la rana se zambulló en el agua?

4. ¿A quiénes atrapó el milano que volaba por allí?

Otras fábulas y cuentos sobre las burlas para niños

Las burlas y el bullying hacen un terrible daño en las personas, y más aún en los niños. Habla con tu hijo de este tema, ayudándote con todos estos cuentos y fábulas:

El hueso de la cereza: Se reía un joven de un anciano que cuidaba y mimaba al hueso de una cereza. Pensaba que no merecía la pena tanto trabajo… Y después, se arrepintió de sus palabras y de sus burlas. ¿Sabes por qué? No te pierdas esta preciosa fábula china.

Por qué las liebres tienen la cola corta: Esta es una curiosa leyenda que explica por qué las liebres y conejos tienen una cola tan pequeña. Descubrirás que la causa también está relacionada con las burlas…

La liebre y la tortuga: Se reía la liebre de la tortuga al desafiarla a una carrera. ¿Cómo iba a poder ganar la tortuga, con lo lenta que es? Pues con esta fantástica fábula entenderás por qué nunca hay que reírse de otros, por extraña que nos parezca su propuesta…

Tal vez también te interese...

Deja un comentario