El rey Midas. Leyenda de la mitología griega para niños

La historia del rey Midas y su codicia, contada para niños

La historia de El rey Midas parte de la mitología griega y cuenta la historia de un rey que era capaz de convertir todo lo que tocaba en oro gracias a un don concedido por un dios. Sin embargo, este regalo no trajo mucha felicidad para el rey… Descubre este mito que nos habla de codicia y obsesiones.

Una historia de la mitología griega: El rey Midas

El rey midas, leyenda de la mitología griega para niños

Existió hace mucho tiempo un rey muy bueno y querido llamado Midas. Sin embargo, tenía un defecto: su amor por el oro. Deseaba tener todo el oro del mundo. Y esto era porque una adivina, cuando él era niño, le dijo que estaría rodeado de riquezas. Esa idea le persiguió durante mucho tiempo.

Un día, el rey Midas hizo un favor a un dios, de nombre Dionisos, dios del vino y la vendimia e hijo de Zeus. El dios le dijo al rey:

– Estoy muy agradecido, Midas. Pídeme lo que quieras y te será concedido.

El rey lo tenía muy claro:

– Deseo que se convierta en oro todo lo que toque.

El dios, le dijo:

– Midas, ¿seguro que quieres eso? Piénsatelo bien… ese deseo puede traerte muchos problemas…

Pero el rey Midas, movido por la codicia, dijo:

– Estoy seguro, es lo que deseo.

– Pues así sea- contestó el dios.

El rey Midas y el problema de su don

A partir de entonces, todo lo que iba tocando el rey se convertía en oro… la ropa, las puertas… hasta su perro, que salió a su encuentro y al acariciarlo, se transformó en oro.

El rey Midas entonces sintió hambre, pero cada vez que tocaba un alimento para comer, este se transformaba en oro. Desesperado y hambriento, al cabo de unos días, rogó al dios Dionisos que eliminara el don que había pedido. Y el dios, compasivo, le dijo que terminaría con este don tras bañarse en el río Pactolo. Hasta allá fue el rey Midas y por fin, tras salir del agua, pudo volver a hacer una vida normal.

Desde entonces, las arenas del fondo de este río se llenaron de pequeñas partículas de oro y él, al fin. comenzó a ‘curarse’ de esa obsesión por el oro que le perseguía desde niño.

Qué valores puedes trabajar con El rey Midas

Con este mito tan popular, puedes trabajar con los niños todos estos valores:

– La humildad frente a la codicia.

– El peligro de las obsesiones.

– El valor de la gratitud.

El perdón y el arrepentimiento.

Reflexiones sobre este mito griego para niños y mayores

Ay… ‘no es oro todo lo que reluce’. Aquel deseo que tan ardiente latía en el corazón del rey Midas resultó ser una auténtica pesadilla… Cuidado con lo que deseamos porque no siempre los deseos son beneficiosos para nosotros:

La avaricia, ciega: la codicia del rey Midas le impidió usar la razón y el sentido común. Si lo hubiera hecho, se hubiera dado cuenta de que convertir en oro todo lo que tocaba no era ni mucho menos un don, sino un castigo. El rey no pensó en las consecuencias de su deseo. ¿Y sabes por qué? ¡Por culpa de la codicia! Estaba tan cegado que no era capaz de ver nada más.

Las obsesiones nos llevan a cometer errores: en realidad el deseo del rey Midas era fruto de una obsesión que se había forjado siendo un niño. No fue capaz de liberarse de esa obsesión y terminó por causarle un gran mal. Afortunadamente se encontró por el camino con un dios bueno y comprensivo.

La necesidad de perdonar: en realidad el dios Dionisos sabía que lo que pedía el rey Midas no era nada bueno, pero le dejó escoger con libertad. En lugar de enfadarse y decirle luego que tenía lo que había pedido, optó por perdonarle. ¿Qué consiguió con ello? El arrepentimiento y agradecimiento de Midas, totalmente avergonzado ante un error que no había sido capaz de ver antes de tiempo.

Preguntas para mejorar la atención y comprensión lectora

Si quieres, puedes usar este relato para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Utiliza para ello estas preguntas al finalizar la lectura:

1. ¿Qué obsesión tenía el rey Midas?

2. ¿Y qué deseo pidió al dios Dionisos?

3. ¿Por qué pidió al dios que anulara el don?

4. ¿Cómo consiguió el rey Midas librarse del don?

Otras fantásticas historias de la mitología para niños

Si te gustan los relatos de la mitología, disfrutarás también con estos otros:

La caja de Pandora: ¿sabes por qué solemos decir eso de ‘has abierto la caja de Pandora’ cada vez que alguien estalla en un arranque de ira? Con este relato, lo entenderás.

Leyenda de Atlas: imagina tener que llevar el mundo sobre la espalda por toda la eternidad… es lo que le sucedió a Atlas por mentiroso… No te pierdas esta increíble historia.

Leyenda de Ícaro: hay de las imprudencias, que a veces se pagan muy caras. Aquí tienes la popular historia de Ícaro y su padre.

Teseo y el minotauro: no es con fuerza, sino con ingenio, como se consiguen los grandes logros. En esta leyenda griega además, la persona que consigue vencer con ingenio a la bestia es una mujer. ¡Descubre su historia!

Deja un comentario