El rey y la peste. Fábula sobre el miedo

Una fábula árabe muy corta sobre el miedo a lo desconocido

El miedo es una emoción necesaria, pero también puede paralizarnos y suponer un mayor peligro para nosotros que aquello que tanto nos asusta. ‘El rey y la peste’ es una fábula árabe muy corta que nos explica por qué debemos aprender a diferenciar entre el miedo que nos protege y aquel que nos hace daño. Más indicada para niños más mayores, adolescentes y adultos.

Una fantástica fábula sobre el miedo: El rey y la peste

El rey y la peste, fábula árabe sobre le miedo

Un rey árabe atravesaba el desierto cuando de pronto se encontró con la peste. El rey se extrañó de encontrarla en aquel lugar:

– Detente, peste, ¿a dónde vas tan deprisa?

– Voy a Bagdad- respondió entonces ella- Pienso llevarme unas cinco mil vidas con mi guadaña.

Unos días después, el rey volvió a encontrarse en el desierto con la peste, que regresaba de la ciudad. El rey estaba muy enfadado, y dijo a la peste:

¡Me mentiste! ¡Dijiste que te llevarías a cinco mil persona y murieron cincuenta mil!

– Yo no te mentí- dijo entonces la muerte- Yo sesgué cinco mil vidas… y fue el miedo quien mató al resto.

Moraleja: ‘El miedo puede ser más destructivo incluso que aquello que nos asusta’

Reflexiones sobre esta fábula de ‘El rey y la peste’

El miedo tiene dos vertientes: nos puede proteger de un peligro o bien causar un daño mayor. Lo importante es saber dónde está el límite y conseguir templar los nervios en caso necesario:

El miedo puede ser muy destructivo: en esta historia, el mal mayor no fue la enfermedad que acabó con la vida de tantas personas, sino el miedo, que hizo que el resto enfermera y creyera tener también la peste, hasta el punto de morir también. Y es que el miedo puede llegar a ser mucho más destructivo que aquello que nos infunde tanto temor.

El objetivo, dominar ese miedo destructivo: para lograr controlar el miedo que nos hace daño, debemos templar los nervios e intentar rescatar al sentido común de aquel lugar en donde le hemos escondido. La razón es la única capaz de controlar el miedo. En situaciones de miedo paralizante, la única solución es intentar recuperar la calma y dejar a la razón que piense… ¿de verdad esto me va a poder? ¿de verdad es tan peligroso? ¿Cómo puedo superarlo?

Otras increíbles fábulas y relatos para reflexionar sobre el miedo

El miedo es una emoción muy común entre todas las personas, sin importar la edad ni la condición. Es una emoción básica sobre la que se ha escrito mucho. Aquí tienes más relatos que abordan este tema:

El gallo y la zorra: esta fábula de Don Manuel nos explica también cómo el miedo puede hacer empeorar una situación que podría haber estado controlada desde un principio de haber utilizado la calma y el sentido común.

Fábula de los tres hermanos: con esta fábula veremos el lado opuesto del miedo, ese en el que el miedo se convierte en ‘respeto’ y distancia para evitar un peligro. Entre los tres hermanos que se encuentran con la muerte en esta historia, solo uno decide obrar con prudencia frente a los otros dos que desafían a la muerte sin pudor. Fantástico relato de la autora de Harry Potter. Esta fábula también está más recomendada para niños más mayores.

Juan sin miedo: Juan sin miedo nos enseña cómo a veces los miedos más poderosos no son aquellos más lógicos, aquello que podemos ver o imaginar… un fantasma, una bruja… sabemos que son irreales y no les tenemos miedo. Pero aquello que no podemos controlar, que no podemos ver y que nos provocan una emoción desconocida, aquello, sí nos produce verdaderamente un miedo atroz.

Deja un comentario