El sapito glo, glo, glo. Poesía para niños

Un divertido poema de José Sebastián Tallón para niños

Este es uno de los poemas infantiles más populares en las Escuelas de Educación Infantil. ‘El sapito glo, glo, glo’ es todo un clásico que no pasará de moda. Una poesía divertida que acerca la literatura lírica a los más pequeños de una forma muy especial: mediante el juego. Disfruta junto a tu hijo de esta preciosa poesía del poeta argentino José Sebastián Tallón (1904-1954).

Una divertida poesía para los más pequeños: ‘El sapito glo, glo, glo’

El sapito glo, glo, glo, una poesía para niños muy divertida

La poesía puede ser muy divertida para los niños. Y también educativa. En esta ocasión , puedes jugar con este poema corto de José Sebastián Tallón a crear sonidos, onomatopeyas e incluso a buscar al sapito com si estuvierais jugando al escondite. Aquí tienes la poesía del poeta argentino:

Nadie sabe dónde vive.

Nadie en la casa lo vio.

Pero todos escuchamos

al sapito: glo… glo… glo…

¿Vivirá en la chimenea?

¿Dónde diablos se escondió?

¿Dónde canta cuando llueve

el sapito Glo Glo Glo?

¿Vive acaso en la azotea?

¿Se ha metido en un rincón?

¿Está abajo de la cama?

¿Vive oculto en una flor?

Nadie sabe dónde vive

Nadie en la casa lo vio.

Pero todos escuchamos

al sapito: glo… glo… glo…

(José sebastián Tallón)

La canción infantil del sapito Glo, Glo, Glo

También existe una divertida canción para niños con estos versos. Además, es muy animada. ¿Quieres escucharla? ¡Aquí la tienes!

Cómo utilizar la poesía del sapito Glo, glo, glo con los niños

Las poesías son fantásticas para incentivar a los niños en la lectura, pero también puedes usar este poema para todo esto:

Incentivar la memoria: Cuando son pequeños, los niños son ‘como esponjas’. Retienen con facilidad cualquier frase que le des. Es un buen momento para mantener activa la memoria y ejercitarla. ¿Qué tal si le ayudamos a aprender esta poesía?

Usa la canción para desarrollar su ritmo y mejorar la destreza psicomotriz: Con ayuda de la canción inspirada en la poesía, tu hijo además de divertirse podrá mejorar su ritmo y ejercitar fantásticos movimiento de coordinación psicomotriz.

Mejora la autoestima: Enseña a tu hijo a escenificar la poesía, a interpretarla, con gestos, ruidos, onomatopeyas… De esta forma le ayudarás a ganar en confianza en sí mismo.

Otras poesías para niños muy divertidas

Existen muchas poesías escritas con mucho tacto para los más pequeños. Son poesías divertidas, que consiguen captar la atención de los más pequeños. Aquí tienes algunos ejemplos:

Se mató un tomate: ¿Puede haber algo más disparatado que un tomate que cae y muere en una ensaladera? No te pierdas este divertidísimo poema de Elsa Isabel Bornemann. ¡Te encantará!

Cuento sin ton pero con son: ¿Te atreves a recitar un poema que es casi, casi un trabalenguas? Isabel Bornemann nos reta con este precioso poema que pone a prueba nuestra dicción… ¡ y la de los niños! Se reirán mucho intentando descifrar la poesía.

Canción con sarampión: ¿Un pulpo con sarampión? ¡Qué disparate! Diviértete con esta poesía dedicada a los animales marinos.

Zoo loco: Te presentamos el Zoológico más disparatado del mundo. Esta divertidísima poesía de María Elena Walsh atrapa por igual a niños y mayores.

Deja un comentario