En el país de Nomeacuerdo. Poesía para niños y mayores

Una poesía infantil de María Elena Walsh con mensaje para los adultos

La poesía de ‘En el país de Nomeacuerdo’, de María Elena Walsh, lleva una doble lectura. Por un lado, es un poema que podemos trabajar con los niños y por otro, un mensaje para los adultos. Te lo explicamos.

Una poesía de María Elena Walsh: En el país de Nomeacuerdo

Enel país de Nomeacuerdo, una poesía de María Elena Walsh

Aquí tienes la letra de este poema. Es una poesía muy corta, ideal para leer con los niños:

”En el país de Nomeacuerdo

doy tres pasitos y me pierdo”.

Un pasito para allí

no recuerdo si lo di.

Un pasito para allá,

ay, qué miedo que me da.

Un pasito para atrás,

y no doy ninguno más

porque ya, ya me olvidé

dónde puse el otro pie.

(María Elena Walsh)

Cómo trabajar con esta poesía de En el país de Nomeacuerdo con los niños

Esta poesía es fantástica para leer con los niños. Podrás utilizarla de todas estas maneras:

Ejercitar la memoria: es una poesía muy corta, ideal para que los niños la memoricen. Recuerda que la memoria debe ejercitarse y las poesías son fantásticas para ello.

Mejorar la comprensión lectora: puedes ayudar a tu hijo a entender el mensaje de la poesía, sobre la necesidad de incentivar la memoria para no olvidar las cosas importantes.

Imaginar e imaginar: ¿Cómo podríamos dibujar el país de Nomeacuerdo? Activa la imaginación de tu hijo mediante el dibujo.

¡A cantar!: esta poesía también tiene una canción. Tal vez de esta forma a tu hijo le sea más fácil memorizarla, al tiempo que ejercitas el sentido del ritmo.

Canción de la poesía En el país de Nomeacuerdo

Aquí tienes la canción de la poesía de María Elena Walsh. ¡A cantar!

<style>

.YTTM {width:100%; height:360px;}

@media screen and (max-width: 614px) and (min-width: 300px) {

.YTTM  {width:100%;height:186px;}

}

</style><iframe class="YTTM" src="https://www.youtube.com/embed/pNXPE1FWesE" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>

Reflexión sobre esta poesía para los mayores

La poesía de María Elena Walsh, a pesar de estar destinada en un principio a los niños, contiene un poderoso mensaje para los adultos:

No olvidar lo que pasó nos enseña a no repetir nuestros errores: la crítica de la poetisa argentina al olvido hacia ciertos errores que el hombre comete en la historia es bien patente en estos versos. No olvidar para no repetir nuestros errores, es lo que parece decirnos tras esta inocente poesía.

Una reflexión sobre el alzheimer: la poetisa describe la sensación del protagonista, que se pierde, como de ‘miedo’. Siente miedo porque no es capaz de recordar. La enfermedad del alzheimer es terrible y precisamente infunde miedo, miedo a no poder recordar, a perder todos los recuerdos que tenemos y que construyen nuestra identidad. Sirve por tanto para reflexionar sobre la necesidad de apoyo y cariño que necesitan las personas que sufren esta terrible enfermedad del olvido.

Otras preciosas poesías de María Elena Walsh para niños

Disfruta también con todas estas otras poesías, igual de hermosas y algunas muy divertidas. A tu hijo el encantarán:

El reino del revés: incentiva la imaginación de tu hijo con esta maravillosa poesía en donde nada es lo que parece porque todo está del revés.

El brujito de Gulubú: un travieso brujito va haciendo fechorías, pero también existe un fantástico médico capaz de curarlo todo. ¡Menos mal!

La vaca estudiosa: nunca es tarde para comenzar unos estudios porque en realidad, en la vida estamos constantemente aprendiendo cosas. Fabulosa poesía.

La bruja: si te pasas el día haciendo ‘brujerías’, al final terminarás com la protagonista de esta historia… Mira, mira…

Deja un comentario