Eugenio no quiere ir al colegio. Cuento para niños que no quieren ir a la escuela

Cuento infantil para niños que no quieren ir al colegio

‘Eugenio no quiere ir al colegio’ es un cuento para niños que no quieren ir al colegio, o bien porque se aburren o porque sienten miedo. Un cuento infantil indicado sobre todo para los ma pequeños, a partir de tres años.

Cuento infantil para niños que no quieren ir a la escuela: ‘Eugenio no quiere ir al colegio’

Cuento para niños sobre la escuela

Eugenio tenía un problemilla:

Le gustaba aprender cosas. Y jugar. Le gustaban los espaguetis con tomate que le servían en su plato amarillo. Le gustaba el recreo y cantar la canción de los números. También le gustaba el babi rojo y los días de cumpleaños. Porque en esos días, sus compañeros le daban gusanitos y alguna que otra chuche. Pero a Eugenio no le gustaba nada, pero nada, ir al colegio.

Y todas las mañanas pasaba lo mismo:

Primero se hacía el remolón en la cama. Luego, que le dolía la garganta. Que tenía fiebre. Que le dolía un pie.

El desayuno se hacía eteeeeeerno, por mucho que le gustara la leche con cereales. ¿Vestirse? ¡Un suplicio!

¡No quiero ir al cole! ¡No me gusta el colegio!- gritaba Eugenio.

– Pero Eugenio, – decía su mamá- si luego te lo pasas muy bien.

La razón por la que a Eugenio no le gustaba el colegio

Pero Eugenio no sabía que en realidad sí le gustaba el colegio. Lo que pasa es que le daba miedo no poder terminar la ficha, o salirse un poco al colorear, o que Juan le pegara para quitarle su coche favorito.

Le daba miedo quedarse solo en el recreo. No poder llegar a tiempo al cuarto de baño y que se escapara el pis. O que la profesora le regañara por no haber prestado atención en clase.

Y ese era el problemilla de Eugenio. Y por eso Eugenio no quería ir al colegio.

Un día su mamá le explicó lo que le pasaba. Él no se había dado cuenta. Así visto, el problemilla parecía otro bien distinto.

Cómo se solucionó el problemilla de Eugenio

Su madre le dijo que esos miedos se iban a pasar. Que ya era mayor y muy fuerte, y que tenía que luchar como los caballeros. Que ese problemilla era en realidad como un dragoncillo menudo. Y que al dragoncillo se le derrotaba con paciencia. Demostrándole que sí que se puede terminar la ficha, que se puede colorear sin salirse, aunque sea pintando despacito… Y que si Juan se apodera de su coche favorito, lo mismo había que pedir ayuda a la profesora para recuperarlo.

Le costó un poco a Eugenio, pero poco a poco fue venciendo sus miedos, y el colegio dejó de ser un problemilla para convertirse en un lugar divertido en donde aprender muchas, muchísimas cosas.

( ‘Eugenio no quiere ir al colegio’ © Fanny Tales 2013)a

Valores que puedes trabajar con este cuento

Este cuento corto está indicado para los niños más pequeños, que dan un gran paso de gigantes al dejar la guardería o kinder para comenzar a ir la escuela. Con este cuento podrás trabajar sobre todo:

– El valor de la paciencia.

– La confianza y autoestima.

Reflexiones sobre el cuento ‘Eugenio no quiere ir al colegio’

A muchos niños que comienzan a ir al colegio se les hace muy ‘cuesta arriba’ el cambio. Las responsabilidades aumentan y se les exige cierta autonomía que irán ganando poco a poco, con confianza y empeño. Con este cuento podrás hablar con tu hijo sobre todos estos temas:

Tienes que confiar en tus posibilidades: Las grandes retos se consiguen por uno mismo, demostrándonos la capacidad de superación que tenemos. Puede que tu hijo piense que nunca va a ser capaz de abrocharse un botón, y un día, después de practicar mucho, lo consiga. Lo más importante es que tenga la autoestima bien alta y la confianza suficiente como para creer que sí lo puede lograr.

La paciencia, esa gran virtud: Los niños pequeños lo quieren todo al momento, no son capaces de esperar. Durante esta etapa, tendrán que desarrollar un valor esencial que se convertirá en una virtud: la paciencia. Poco a poco se darán cuenta de que la paciencia, el esfuerzo y la perseverancia, son sus mayores aliados para conseguir lo que se propongan.

Sí, las cosas se logran con esfuerzo: El colegio, como cualquier cosa en la vida, implica esfuerzo. La vida no es solo diversión, sino que también nos exige esfuerzo y perseverancia. Pero al final, tu hijo verá que merece la pena, porque todo esfuerzo al final tiene su recompensa.

Preguntas de atención y comprensión lectora

Este cuento corto es ideal para mejorar la atención de los niños más pequeños. También la comprensión lectora. Para ello, usa estas preguntas al finalizar la lectura, para saber si tu hijo entendió el mensaje del cuento:

1. ¿Cuál era el problemilla de Eugenio?

2. ¿Por qué no quería ir al colegio?

3. ¿Consiguió al final Eugenio vencer sus miedos? ¿Cómo lo consiguió?

Tal vez también te interese...

2 comentarios en “Eugenio no quiere ir al colegio. Cuento para niños que no quieren ir a la escuela”

Deja un comentario