Gallinita ciega. Poesía de Gloria Fuertes para niños

Una poesía infantil para usar con el juego de la gallinita ciega

‘Gallinita ciega’ es una linda poesía de Gloria Fuertes para los niños. Pero también se utiliza para el juego infantil popular de la Gallinita ciega, en donde un niño debe encontrar y atrapar, con los ojos vendados, al resto. Disfruta junto a tu hijo con este poema de Gloria Fuertes, que puedes utilizar de muchas formas distintas.

La Gallinita ciega, una fantástica poesía de Gloria Fuertes para los niños

poesías de Gloria Fuertes para los niños

Aquí tienes la popular poesía de Gloria Fuertes ‘Gallinita ciega‘. Seguramente algunos de sus versos te sonarán por haberlos repetido infinidad de veces en el juego de la gallinita ciega. ¿Podrás reconocerlos?

Gallinita estaba

presa en su corral,

con la pata atada

en un matorral.

Gallinita cose,

cose un delantal

para su pollito,

que no sabe andar.

Gallinita llora:

‘¡Kikirikiká!’.

Se ha quedado ciega

de tanto llorar.

Gallinita ciega

busca en el pajar.

– ¿Qué se te ha perdido?

– Aguja y dedal.

– Da tres vueltecitas

y lo encontrarás.

Gallinita ciega

gira sin cesar.

¡Pobre gallinita,

se va a marear!

Cómo utilizar esta poesía de Gloria Fuertes con los niños

Esta popular poesía de Gloria Fuertes, puede ser utilizada de muchas formas: como poema, como canción y como parte del juego de la gallinita ciega. Si la utilizas como herramienta poética, puedes recitarla entonando muy bien y animando a tu hijo a que memorice parte de la poesía. De esta forma, podrá mejorar su memoria, la atención, y si le explicas el poema, su comprensión lectora.

Para los niños más pequeños, viene muy bien que al tiempo que recitas la poesía, incluyas gestos y sonidos. Por ejemplo, que imites el sonido de la gallina, o su peculiar forma de andar. De esta forma, conseguirás captar la atención de tu hijo y permanecerá más atento a lo que dice la poesía.

Canción de la Gallinita ciega para los niños

A raíz de estos versos de Gloria Fuertes, se han creado canciones de todo tipo. Algunas resaltan solo los últimos versos, que son los que se utilizan en el juego de la gallinita ciega. Pero otras canciones incluyen la poesía completa. Como esta que puedes escuchar aquí, con música de Andrés Mesenguer:

Cómo se juega a la Gallinita ciega

¿Prefieres usar esta poesía para jugar con tu hijo a la Gallinita ciega? Es un juego muy divertido, y ayuda a los niños a mejorar la coordinación de todos los sentidos menos el de la vista. Es decir, que les ayuda a agudizar el oído, el tacto y el olfato. Se juega de esta forma:

1. Cuantos más niños participen, será más divertido, pero como mínimo, deben ser tres. Uno de los niños deberá taparse los ojos con un pañuelo. Será la Gallinita ciega.

2. Los niños que no hacen de Gallinita ciega, dicen: ‘Gallinita ciega, ¿qué se te ha perdido?

3. La Gallinita ciega responde: ‘Aguja y dedal’.

4. Los otros niños le dicen: ‘Pues da tres vueltecitas y lo encontrarás’. Entonces le hacen dar tres vueltas mientras cuentan: ‘uno, dos y tres’. Las vueltas hacen que la Gallinita ciega pierda la orientación espacial y no sepa dónde están los otros niños.

5. El niño que hace de Gallinita ciega debe encontrar y atrapar a los demás niños, a pesar del mareo. El primero que atrape, será la siguiente Gallinita ciega.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario