Hermano y hermana. Cuento para niños con valores

Cuento de los Hermanos Grimm sobre el vínculo entre hermanos

Este precioso cuento de los Hermanos Grimm, lleno de fantasía, ‘Hermano y hermana’, nos habla del vínculo tan fuerte que une a los hermanos y nos viene a recordar que la familia unida es mucho más fuerte. No te pierdas este cuento y sus reflexiones.

El cuento de los Hermanos Grimm de Hermano y hermana

Hermano y hermana, un cuento infantil de los Hermanos Grimm

Vivían un joven y su hermana con su malvada madrastra, que era una temible hechicera y que tenía una hija espantosa a la que además le faltaba un ojo. La bruja maltrataba a los hermanos y apenas les daba de comer. Un día, el joven le dijo a su hermana:

– ¡Tenemos que irnos de aquí o nunca podremos ser felices!

La chica asintió y juntos abandonaron la casa, adentrándose en el bosque en busca de otra vida mejor.

Después de andar durante muchas horas, el chico comenzó a tener mucha sed, y al escuchar el murmullo de un arroyo, le dijo a su hermana:

– ¡Escucha ese sonido! ¡Tenemos que ir hasta el arroyo… me muero de sed!

Pero la madrastra pudo ver mediante un hechizo que los chicos estaban en el bosque y que él quería beber, así que embrujó todos los arroyos de la zona. Cuando el joven se acercó hasta la orilla del riachuelo, su hermana escuchó una voz que decía:

– ‘No bebas, no bebas… o te convertirás en tigre‘.

– ¡Detente!- le dijo a su hermano- ¡Si bebes te convertirás en una fiera y me devorarás!

– Oh… ¡con la sed que tengo! Bueno… buscaré otro arroyo del que beber.

Pero cuando el joven se disponía a beber del segundo arroyo, su hermana escuchó una voz que decía:

– ‘No bebas, no bebas, o te convertirás en lobo!

– No, espera- dijo la hermana- Si bebes, te transformarás en un lobo salvaje…

– Está bien, pero del siguiente arroyo beberé, porque ya no puedo aguantar más la sed…

El hermano bebé del arroyo hechizado

Y así, el joven encontró un tercer riachuelo del que bebió agua, a pesar de que su hermana le había dicho que tampoco lo hiciera. Y el joven se transformó en cervatillo. Su hermana, entre lágrimas, le puso un cordel con un broche de oro y dijo que jamás se separaría de él. Encontró una casita abandonada y allí preparó dos camas: una para ella y otra para su hermano. Cada día salía a buscar comida para los dos, y daba un paseo con la cuerda a su hermano cervatillo.

Pero un día, el rey salió de caza, y el cervatillo, atraído por el sonido de las trompetas, pidió a su hermana que le dejara salir.

– De acuerdo- dijo ella- pero debes volver antes del anochecer y antes de entrar debes decir: ‘hermanita, hermanita, déjame entrar’.

Ese día, el cervatillo corrió feliz por el bosque, pero no se dio cuenta de que los cazadores le habían visto… Se quedaron prendados del pasador de oro que llevaba con una cuerda atado al cuello y le siguieron. Vieron cómo entraba en la casa.

Al día siguiente, volvieron a salir de caza, y el cervatillo también salió. Uno de los cazadores volvió a seguirle y esta vez escuchó que antes de entrar en la casa, decía:

– ‘Hermanita, hermanita, déjame entrar’.

Se lo contó todo al rey, y él, muerto de curiosidad, decidió averiguar qué ocurría en aquella pequeña casa.

El rey descubre que joven y ciervo son hermano y hermana

Al día siguiente volvieron a salir de caza. Y el cervatillo también, pero el rey llegó a la casita antes que el animal y dijo en voz alta la contraseña:

– ‘Hermanita, hermanita, déjame entrar’.

La joven abrió la puerta y se encontró de frente con el rey. El monarca se quedó prendado de la joven. Ella le contó su historia y el rey le pidió que fueran con él a su castillo. Poco después, el rey y la joven se casaron y tuvieron un hijo.

Pero, al nacer el pequeño, la madrastra se enteró de dónde estaban los jóvenes y llena de celos, decidió estropear su felicidad. Así que junto a su hija, entraron sin que las vieran en el castillo, embrujaron a la joven y la encerraron en el cuarto de baño…

La bruja intentó dar la apariencia de la hermosa reina a su hija, pero no pudo devolverle el ojo que le faltaba, así que le pidió que siempre se acostara en la cama de lado para que nadie se diera cuenta. La verdadera reina solo podría salir del cuarto de baño por la noche para dar de mamar al bebé.

Y así pasaron unos cuantos días, hasta que la nodriza que dormía con el niño, un día se despertó de noche y vio salir del cuarto de baño a una mujer que parecía la reina, y contempló cómo sostenía al niño con ternura y le daba de mamar… y cómo le decía:

– Ay, qué será de mi pequeño y de mi cervatillo cuando ya no esté. Solo me queda un día más.

Después volvía a entrar en el cuarto de baño. La nodriza fue al cuarto de la reina y vio a la impostora tumbada en la cama.

– Pero… ¿cómo es posible? ¿Hay dos reinas? Pero estoy segura de que la auténtica es la que amamantó al bebé… – pensó la nodriza.

El fin del hechizo

Y con todo esto, la nodriza fue a contárselo al rey.

– ¿Dos reinas? ¿Cómo dices?- preguntó asombrado el rey, quien llevaba unos días sin molestar a su mujer porque la bruja, disfrazada de ama de llaves, le había pedido al rey que se alejara para que pudiera descansar tras el parto. Entonces, el rey decidió esperar junto a la nodriza esa noche para verlo todo. Y efectivamente: su mujer salió del cuarto de baño, sostuvo al bebé, le dio de mamar mientras decía:

– Ay, qué será de mi pequeño y mi cervatillo, pues este es mi último día.

Entonces, el rey, seguro de que aquella era su mujer, encendió la luz y descubrió su rostro. Después fue a la alcoba donde dormía la reina falsa y la echó de la cama. Mandó apresar a la bruja, disfrazada de ama de llaves y ajusticiarla junto a su malvada hija.

Una vez que la bruja murió, el hechizo del cervatillo se deshizo y el joven volvió a recuperar su figura humana y ambos hermanos al fin pudieron vivir felices.

Valores que puedes trabajar con el cuento Hermano y hermana

Con este cuento de los Hermanos Grimm podrás trabajar todos estos temas:

El vínculo entre hermanos.

– La fidelidad.

– El valor de la prudencia y la bondad.

Reflexiones sobre el cuento Hermano y hermana

La unión entre hermanos crea un vínculo que genera más fuerza para salir de las adversidades:

La fidelidad entre hermanos: puede que un amigo te traiciones, pero un hermano no lo hará. El vínculo creado entre ambos es tan fuerte que es muy difícil que se rompa. Los hermanos juntos son más fuertes y capaces de hacer frente a todas las adversidades. La joven no quiso separarse de su hermano a pesar de que se convirtiera en un cervatillo.

Esa pequeña imprudencia: Las imprudencias nos hacen cometer errores, como el que cometió el joven al beber del arroyo a pesar de las advertencias de su hermana. Pero cuando la imprudencia se enfrenta a la libertad… la cosa cambia. El cervatillo necesitaba corretear por el bosque y a pesar de que la joven sabía que tenía sus riesgos, no pudo obligar a su hermano a estar con ella siempre en la casa del bosque. Esa pequeña imprudencia en este caso no le trajo un mal, sino un bien. Gracias a ello, gracias a conceder esa libertad a su hermano que estaba demandando, consiguió conocer al rey y cambiar su vida para siempre. Ese acto generoso, de bondad, hacia su hermano, trajo sus recompensas.

El mal es castigado: la bruja su hija no podían salirse con la suya y a pesar de tenerlo casi todo controlado, terminaron por descubrir su plan. Su maldad y su envidia fueron al fin castigados.

Preguntas de comprensión lectora sobre el cuento Hermano y hermana

Ayuda a tu hijo a mejorar su atención y comprensión lectora haciendo unas preguntas al terminar la lectura. Por ejemplo, estas:

1. ¿Por qué se escaparon los jóvenes de casa de su madrastra?

2. ¿En qué se convirtió el hermano?

3. ¿Quién descubrió a la joven y al cervatillo en la casa del bosque?

4. ¿Qué hizo la bruja al enterarse de que la joven se había convertido en reina?

5. ¿Cómo descubrió el hechizo el rey?

6. ¿Consiguió deshacer el hechizo la joven?

Otros increíbles cuentos de los Hermanos Grimm para niños

Los Hermanos Grimm eran filósofos y rescataron fantásticos cuentos de la narrativa oral, cuentos repletos de fantasía pero también de sabias enseñanzas. Aquí tienes algunos ejemplos:

Los músicos de Bremen: la unión, la cooperación en busca de un fin común hace la fuerza y aumenta las posibilidades de triunfo. Fantástico cuento repleto de valores para niños y mayores.

El flautista de Hamelín: las promesas se cumplen. De lo contrario, puedes encontrarte con algún problema en tu camino…

Juan sin miedo: lo que de verdad nos da miedo es aquello que no podemos controlar y que normalmente está relacionado con nuestras emociones…

Deja un comentario