La caja de Pandora. Leyenda de la mitología griega

La historia de Pandora y Prometeo contada para niños

¿Conoces la historia de la Caja de Pandora? Alguna vez habrás escuchado esta expresión cuando alguien explota de pronto en un arranque de furia: “has abierto la caja de Pandora”. Descubre por qué se dice esto y qué historia se esconde en la famosa leyenda de la mitología griega.

La leyenda de la Caja de Pandora y la historia de Prometeo para niños

La caja de Pandora, leyenda de la mitología griega para niños

Prometeo era un dios muy especial (uno de los doce titanes, que tenían poderes especiales) y tenía el poder de adivinar el futuro. Sentía mucha simpatía por los humanos, y ninguna por aquel a quien debía mostrar admiración y respeto: Zeus, el gran dios del Olimpo.

Era muy común ver a Prometeo burlarse del dios de los rayos y los truenos. Pero el colmo llegó cuando Prometeo robó un poco de fuego de la fragua de Hefesto, hijo de Zeus y dios del fuego, y se lo entregó a los humanos. La cólera de Zeus fue tal, que ideó un severo castigo. A Zeus se le ocurrió lo siguiente: mandó llamar a su hijo Hefesto y le pidió lo siguiente:

– Hefesto- le dijo el dios- Ve a tu fragua y crea para mí la mujer más bella. Cuando la tengas creada, le insuflaré vida.

Y así es cómo Hefesto creó a la mujer más bella que nadie hubiera visto antes. Fue la primera mujer humana. Y como le ordenó su padre, la llevó hasta el Olimpo. Allí, todas las divinidades le colmaron de dones, para que fuera realmente irresistible, y le sieron el nombre de Pandora, que significa ‘todos los dones’.

La boda entre Pandora y el hermano de Prometeo

El dios Júpiter ordenó entonces que se casara con Prometeo, pero él sospechó algo, y la rechazó. Zeus entonces se la ofreció en matrimonio al hermano del titán, de nombre Epimeteo (quien veía con retraso cosas que ya habían pasado). Éste, a pesar de las advertencias de su hermano, aceptó.

La boda se celebró y Zeus les regaló por el enlace una misteriosa vasija de barro cerrada con una tapa.

– Lo único que os pido- dijo Zeus a Pandora y a Epimeteo – es que no la abráis nunca.

Pero Pandora, al terminar el enlace, sintió una gran curiosidad por ver qué había dentro de la vasija que le había entregado Zeus. En cuanto levantó la tapa, comenzó a soplar y a soplar un viento huracanado, acompañado por gritos escalofriantes. Con el viento y los gritos viajaban también las enfermedades que nunca había conocido el hombre y emociones negativas como los celos o la ira. Todos ellos se esparcieron por el mundo de los humanos con rapidez. Aterrorizada, Pandora cerró la vasija, consiguiendo retener tan solo a la esperanza.

El castigo de Zeus a Prometeo

Para vengarse también de Prometeo, además de castigar a los humanos, encadenó al titán a una inmensa roca, condenándole a permanecer allí hasta que un águila devorada su hígado. Como era inmortal, su hígado volvía a reaparecer una y otra vez.

Para escapar de ese fatal destino, Prometeo propuso a Zeus adivinar su futuro si le soltaba. Prometeo cumplió su promesa, y le dijo a Zeus que no se casara con Tetis, una diosa de la que estaba prendado, porque de hacerlo, terminaría muriendo a manos de sus hijos, como Cronos y Urano. Así que Zeus le hizo caso y se caso con Hera, dejando que la bella Tetis se casara con un mortal: Peleo.

Qué valores se pueden trabajar con esta leyenda de la mitología griega

Con esta historia de la mitología griega, puedes trabajar todos estos temas:

Los celos.

– La venganza.

– El valor de la prudencia.

– La curiosidad.

– La astucia para resolver problemas.

– El valor de la generosidad y la bondad.

Reflexiones sobre la historia de ‘La caja de Pandora’

La caja de Pandora suponía una tentación. ¿Qué escondería la caja? Lo que guardaba era la venganza y el mal:

La caja de Pandora escondía todos los males: cuando alguien dice la expresión ‘se ha destapado la caja de Pandora’, significa que un aparentemente insignificante gesto desatará un mal de grandes dimensiones. Puede ser una palabra, un gesto… algo tan simple puede llegar a desatar una auténtica ‘tormenta’.

La curiosidad que tantos males ocasiona: el problema llegó con la curiosidad. Los más inteligentes son los más curiosos, porque sienten deseos ardientes de conocerlo todo. Y Pandora había sido bendecida con el don de la sabiduría. No podía resistirse a la tentación de averiguar qué escondía aquella vasija. Un acto inocente que sin embargo ocasionó un gran mal. Para evitarlo, debía de haber hecho caso a la prudencia.

La esperanza es lo último que se pierde: la historia cuenta también que a pesar de llenar al mundo de males, quedó a salvo la esperanza. Por eso decimos eso de ‘la esperanza es lo último que se pierde’. Los hombres tendrían por lo tanto un hilo de luz en medio de tantas tinieblas.

La astucia para salir de los problemas: Prometeo había sido condenado a permanecer para siempre atado a una roca, pero buscó de forma inteligente la forma de salir de ese problema. ¿Cómo lo hizo? Ofreciendo algo a cambio al dios Zeus, algo que pudiera serle de utilidad.

Pandora, la primera ‘Eva’: si te das cuenta, las similitudes entre Pandora y Eva (de la Biblia) son muy grandes. No solo fue la primera mujer, sino que además provocó por desobedecer una orden, un gran desastre para la humanidad. Destapó la caja ‘de los pecados’, al igual que Eva hizo al desobedecer a Dios y morder la manzana prohibida.

Algunas preguntas de comprensión lectora para los niños

Utiliza esta leyenda de la mitología griega para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Usa para ello estas preguntas al terminar la lectura:

1. ¿Por qué estaba tan enfadado Zeus con Prometeo?

2. ¿A quién le mandó crear Zeus a Pandora?

3. ¿Quién se casó con Pandora?

4. ¿Qué escondía la vasija que Zeus les regaló a los novios?

5. ¿Y qué es lo único que quedó en la vasija?

6. ¿Cómo consiguió Prometeo librase de su castigo?

Otros relatos de la mitología griega para niños

Si te gusta la mitología griega, disfrutarás con estos otros relatos:

Leyenda de Atlas: ¿sabes por qué Atlas tenía que llevar el mundo sobre su espalda durante toda la eternidad? ¿Y qué intentó para librarse de este castigo? No te pierdas esta increíble historia.

Leyenda de Ícaro: las imprudencias se pagan. Descubre qué le sucedió a Ícaro cuando intentaba salir de una isla con las alas que su padre había creado para él.

Teseo y el Minotauro: más vale maña que fuerza. De esto Teseo sabe mucho, que consiguió salir del laberinto del minotauro gracias a la astucia de una mujer… Ariadna.

Leyenda de Eco: la vanidad termina por apartarnos de todos. Es lo que le pasó a la hermosa Eco, enamorada de su voz.

Deja un comentario