La historia de Margen y sus amigos. Cuento para niños sobre la amistad

Un precioso cuento originario de Siberia sobre el valor de la amistad

‘La historia de Margen y sus amigos’ es un precioso cuento para niños sobre la amistad, que nos llega desde Siberia y transmite valores tan interesantes como la empatía, la amabilidad y por supuesto, la gratitud. No dejes de leer este maravilloso cuento con tu hijo.

Un fantástico cuento para niños sobre la amistad: ‘La historia de Margen y sus amigos’

Cuento corto con valores para niños

Margen era un cazador muy bondadoso, que solo cazaba lo que necesitaba para comer. Cuando algún animal pedía ayuda, se la ofrecía. Un día, andando por el bosque, y a punto de matar un ciervo, vio que cojeaba:

– No me mates, por favor, que estoy herido- dijo el ciervo- Si me dejas vivir, te estaré agradecido toda mi vida, y siempre que me necesites, acudiré en tu ayuda.

Y Margen decidió dejar que el ciervo se fuera.

Siguió andando el cazador y cuando se sentó junto a un árbol a descansar, vio a una hormiga atrapada bajo una rama:

– Ayúdame, por favor- dijo la hormiga- No puedo liberarme de la rama. Si me ayudas, te estaré agradecida toda mi vida y te ayudaré siempre que lo necesites.

Sin dudarlo, Margen retiró con cuidado la rama y dejó que la hormiga siguiera su camino.

Poco después, al llegar al río, Margen se encontró con un pez fuera del agua:

– Por favor, ayúdame- dijo el pez- llevo todo el día fuera del agua y estoy a punto de morir. Si me ayudas, te estaré agradecido toda mi vida y acudiré en tu ayuda cuando me necesites.

Y el cazador tomó en sus manos con delicadeza al pez y lo devolvió al río.

Los amigos de Margen acuden en su ayuda

Al día siguiente, Margen llegó a una preciosa ciudad en donde había un palacio. La curiosidad le llevó hasta allí, y el sultán, al ver que era forastero, le dijo que pasara. Entonces, Margen conoció a la hija del sultán, y se enamoró al instante de ella. Era la princesa más hermosa que había visto nunca.

El sultán, al darse cuenta de su interés por su hija, le advirtió:

– Otros antes han querido casarse con mi hija, pero ninguno ha pasado las tres pruebas a las que someto a los aspirantes. Si quieres la mano de mi hija, deberás pasar las tres pruebas.

– Lo intentaré, señor- respondió el cazador.

Y el sultán le explicó cuál era la primera prueba:

– Toma estas botas de hierro. Mañana a la misma hora debes venir aquí con ellas gastadas.

Entonces, Margen fue al bosque y llamó al ciervo:

– Ciervo, necesito tu ayuda.Tú que te adentras en lugares pedregosos, necesito que te pongas estas botas y las gastes todo lo que puedas.

Y el ciervo se puso las botas de hierro y al día siguiente se las devolvió a Margen totalmente gastadas. El sultán se quedó muy sorprendido al ver que el cazador había pasado la primera prueba sin problemas.

Las dos pruebas restantes que Margen debía superar

El sultán le explicó entonces a Margen en qué consistía la segunda prueba:

– Mandaré a uno de mis esclavos echar miles de granos de trigo en el bosque. Debes recoger cada uno de los granos de trigo y traerlos de vuelta.

Margen llegó hasta el bosque en donde estaban esparcidos los granos de trigo, y entonces llamó a la hormiga:

Amiga hormiga, necesito que me ayudes: debo recoger todos estos granos de trigo antes de que amanezca.

Y la hormiga llamó a todas sus compañeras, de forma que un inmenso ejército de hormigas comenzaron a trabajar durante toda la noche para recoger hasta el último de los granos de trigo. Al día siguiente, Margen acudió al palacio con todos los granos, para asombro del sultán.

– Bien- dijo el sultán. Solo te queda la última de las prueba: mi padre arrojó cuando yo era pequeño al río un anillo. Debes encontrarlo y traerlo antes de 24 horas.

Margen fue hasta el río y llamó al pez:

– Amigo pez, necesito tu ayuda: debo encontrar un anillo en el fondo de este río. Y el pez llamó a todos sus amigos para buscar a lo largo y ancho del río el anillo, hasta que al fin lo encontraron.

Margen acudió orgulloso con la joya al palacio.

– ‘Fantástico!- dijo sorprendido el sultán- Sin duda, eres merecedor de la mano de mi hija y también heredarás el reino. Señor, me casaré con su hija, y cuando sea el jefe de este reino, la primera cosa que haré será acabar con la esclavitud. Todos serán libres. Y así es como Margen vivió feliz el resto de sus días e hizo de su reino el más admirado y querido de todos.

Valores que transmite este cuento siberiano

Con este cuento podrás trabajar con tu hijo estos valores:

El valor de la amistad

La gratitud

El valor de la amabilidad

La empatía

Reflexiones sobre este cuento con valores para los niños

Está claro que aquel que da, recibe. Así, la generosidad y amabilidad del cazador con todos los animales, fueron recompensadas más tarde con creces:

La empatía te hace bondadoso: El cazador era capaz de ponerse en el lugar de los animales y esto le movía a ser amable y a ayudarles. Al final, actuaba con ellos de forma bondadosa. La bondad, sin duda, se ampara en gran medida en la capacidad de sentir empatía hacia otros.

La gratitud es el premio a la generosidad y a la amabilidad: Los animales estaban tan agradecidos con el cazador, que no dudaron en pagarle con la misma moneda cuando ellos necesitó. Y es que cuando ofreces a otros algo de corazón, nace el sentimiento de gratitud en la otra persona, de forma que siempre recordará tu gesto y se ofrecerá a pagarlo ayudándote cuando lo necesites.

La amistad es precisamente esto: Tal y como lo explica a las mil maravillas este cuento, un amigo es capaz de ayudar al otro siempre que lo necesita. Ese clásico ‘hoy por mí y mañana por ti’ se materializa en esta historia de amistad tan hermosa.

Preguntas de atención y comprensión lectora para tu hijo

Con este cuento también puedes mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Para ello, solo tienes que plantearle unas preguntas al terminar la lectura. Preguntas como estas:

1. ¿Por qué estaban tan agradecidos los animales con el cazador?

2. ¿Qué pasó con el ciervo?

3. ¿Y qué necesitaba del cazador la hormiga?

4. ¿Por qué necesitaba el pez la ayuda del cazador?

5. El sultán le propuso al cazador pasar tres pruebas para casarse con su hija. ¿Cuál era la primera prueba?

6. ¿Quién ayudó al cazador a pasar la segunda prueba?

7. ¿En qué consistía la última prueba? ¿A quién pidió ayuda el cazador?

Otros cuentos y fábulas sobre la amistad para tu hijo

Existen otros cuentos y fábulas que hablan del valor de la amistad y que también pueden gustarte. Por ejemplo, estos:

El ruiseñor y el pavo real: La amistad verdadera es aquella que no entiende de competencias, celos ni rencor. Así nos lo demuestra esta preciosa fábula de Lessing.

Don Marino: cuando se forja una amistad, es para siempre. El amigo sabe esperar y siempre tiene un lugar reservado para cuando quiera volver si es que tuvo que partir. Precioso cuentos de un viejo lobo de mar.

La brujilla Serafina: La amistad hace que veamos a la otra persona como una especie de mago o super héroe. Es lo que le sucede ala amiga de Serafina, que está totalmente convencida de sus poderes de bruja.

Mi amigo patas flacas: Las diferencias desaparecen o se convierten en virtudes ante los ojos de un amigo. Y si no, que se lo digan a Patas Flacas, que siendo como era, encontró alguien capaz de valorar todas sus cualidades.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario