La leyenda del girasol. Un hermoso relato guaraní

Una leyenda paraguaya sobre el origen del girasol

Esta historia nos ofrece un curioso origen de una hermosa planta. La leyenda del girasol es una leyenda guaraní que cuenta quién es en realidad el origen de esta flor que mira constantemente al sol. ¡No te la pierdas!

Una hermosa leyenda guaraní: La leyenda del girasol

Leyenda del girasol
La leyenda del girasol

Cuentan que hace mucho, existieron dos pueblos hermanados. Estaban situados al pie del r√≠o Paran√°. Los caciques de ambas tribus se llamaban Piray√ļ y Mandi√≥. El primero estaba encantado con esta paz entre ambos pueblos. Se ayudaban e intercambiaban cosas constantemente. Pero Mandi√≥ pens√≥ que ambos deb√≠an unirse y ser un solo pueblo.

Piray√ļ ten√≠a una hermosa hija de la que Mandi√≥ se encaprich√≥. Le propuso a su amigo casarse con ella para unir ambos pueblos, pero Piray√ļ le contest√≥:

– Es imposible, amigo, mi hija Caranda√≠ est√° prometida al dios Sol desde hace mucho. Solo vive para √©l. No deja de admirarle y contemplarle y los d√≠as nublados entristece hasta el punto de que ha llegado a enfermar en algunas ocasiones…

Mandió se enfadó mucho y decidió tramar un plan para hacerse con la mano de Carandaí. La chica se temía lo peor, y así fue. Un día, la tribu de Mandió se acercó por el río en canoas y comenzó a prender fuego a las viviendas. Ella fue hasta allí para intentar detener aquella locura y el cacique echó sobre ella una trampa que la inmovilizó.

– ¬°Ya te tengo!- dijo orgulloso.

El momento en el que nació la leyenda del girasol

Pero entonces, Carandaí clamó al cielo:

РOh, dios Sol, no permitas esto, no dejes que me lleven con él.

En ese momento, Kuarahí, el dios Sol, se lazó sobre todos con fuerza y rodeó con un intenso rayo de luz y calor a la joven. Todos huyeron despavoridos y Carandaí de pronto se transformó en una hermosa flor de tallo largo y grueso y una majestuosa corona amarilla con pétalos brillantes como el sol.

Desde entonces, ella busca constantemente al sol durante el día, como siempre, y deja caer su corona por las noches. Y así es como nació el girasol.

Reflexiones sobre la leyenda del girasol

Este precioso relato tiene cientos de a√Īos y en √©l ya se habla de deseo, codicia y fidelidad:

La codicia y el deseo de Mandió: los dos pueblos habían llegado a un acuerdo, y consiguieron alcanzar la paz, pero un sentimiento, una emoción en uno de los dos jefes desequilibró la balanza e hizo que Mandió llevara al pueblo la desgracia. El deseo se tornó en codicia y ésta a su vez en ira al no tolerar el cacique su frustración.

Las consecuencias de la falta de autocontrol de las emociones: Cuando deseamos algo que no podemos conseguir, podemos hacer dos cosas: asumirlo a pesar del dolor o buscar a la fuerza conquistar ese deseo. Esta segunda opci√≥n tiene consecuencias muy negativas. Todo lo que se intenta conseguir sin consentimiento del otro, hace da√Īo, a uno o al otro. El control de las emociones es esencial para la convivencia.

Otras increíbles leyendas de la Naturaleza

Si te gustan las leyendas que hablan de la Naturaleza, los animales o las plantas, estas otras también te encantarán:

Leyenda del colibr√≠: ¬Ņsabes c√≥mo naci√≥ este maravilloso y delicado p√°jaro? Fue justo cuando los dioses terminaron de crear a todos los seres vivos. Pensaron que faltaba algo… ¬°No te pierdas esta leyenda!

Leyenda de la luciérnaga: al principio las luciérnagas no tenían luz. Eran simples insectos voladores. Pero algo les hizo merecedoras de una recompensa. Preciosa leyenda maya.

Leyenda de la conquista del fuego: seg√ļn esta hermosa leyenda, en realidad no fue el hombre el primero en poseer el fuego, sino un animal maravilloso. Descubre qu√© ocurri√≥.

Deja un comentario