La mona Jacinta. Poesía para niños de María Elena Walsh

Un poema sobre el respeto por las diferencias y los derechos de la mujer para los niños

‘La mona Jacinta’ es una fantástica poesía para niños de María Elena Walsh. En esta ocasión nos traslada un simpático poema sobre una mona de nombre Jacinta. En realidad, el objetivo de esta poesía es inculcar entre los más pequeños el respeto y tolerancia hacia las diferencias y el valor en la sociedad de la mujer. No dejes de leerlo y reflexionar sobre él con tu hijo.

Una fabulosa poesía para niños de María Elena Walsh: La mona Jacinta

Poesía de María Elena Walsh

Disfruta junto a tu hijo con esta poesía de la genial poetisa argentina. Aunque al principio te parezca solo un poema descriptivo y divertido, encontrarás en él una valiosa herramienta para hablar de tolerancia y respeto hacia las diferencias con tu hijo y sobre los derechos de la mujer. Aquí lo tienes:

La mona Jacinta

se ha puesto una cinta.

Se peina, se peina

y quiere ser reina.

Ay, no te rías de sus monerías.

Mas la pobre mona

no tiene corona.

Tiene una galera

de hoja de higuera.

Ay, no te rías de sus monerías. 

Un loro bandido

le vende un vestido,

un manto con plumas

y un collar de espumas.

Ay, no te rías de sus monerías. 

Al verse en la fuente

dice alegremente:

“Qué mona preciosa.

Parece una rosa”

Ay, no te rías de sus monerías. 

Levanta un castillo

de un solo ladrillo

rodeado de flores

y sapos cantores.

Ay, no te rías de sus monerías. 

La mona cocina

con leche y harina.

Prepara la sopa

y tiende la ropa.

Ay, no te rías de sus monerías.

Su marido mono

se sienta en el trono

sus hijas monitas

en cuatro sillitas.

Ay, no te rías de sus monerías.

Reflexiones sobre el poema ‘La mona Jacinta’ para los niños

Con esta poesía, que puedes usar con tu hijo para mejorar su atención, su comprensión lectora y su memoria, también puedes reflexionar sobre estos temas:

Por qué no hay que reírse de la mona Jacinta: Durante todo el poema, María Elena Walsh nos recuerda que aunque la mona Jacinta intente cosas ‘imposibles’ y nos haga cierta gracia, no debemos reírnos de ella. Y no debemos hacerlo porque ante todo debemos respetar las decisiones (y opiniones) de los demás, aunque sean diferentes a las nuestras. De esta forma, la poetisa argentina nos traslada el deseo de educar niños más tolerantes y respetuosos con los demás.

El valor de la mujer trabajadora: Jacinta podría representar perfectamente a las mujeres que aún siendo reinas no dejan de trabajar duro y de soñar con un mundo mejor. La mona Jacinta quiere ser reina, pero no tiene corona… Y lo bueno es que ella se ve hermosa, que es lo verdaderamente importante.

Algunas poesías más de María Elena Walsh para los niños

Si te gustan las poesías de María Elena Walsh, prueba a leer todas estas:

Zoo loco: Descubre un zoológico la mar de disparatado, con animales muy raros que harán reír a tu hijo. Un divertido poema con el que incentivarás la imaginación y creatividad de tu hijo.

El reino del revés: ¿Y si le diéramos la vuelta a todas las cosas Resultaría un mundo muy divertido, ¿verdad? La poetisa argentina desafía a los niños a imaginar un mundo diferente… un mundo al revés. ¿Quieres probar?

Poesía de la vacuna: Este poema también se conoce como ‘El brujito de Gulubú’, y en realidad se ha hecho mucho más popular su canción. Aquí podrás descubrir las dos cosas: poesía y canción. ¡Disfruta de las dos!

Tal vez también te interese...

Deja un comentario