La piel del venado. Leyenda maya para niños

Una increíble leyenda mexicana que explica or qué los ciervos son del color de la tierra

Esta increíble leyenda maya, La piel del venado, nos explica por qué el venado (los ciervos) tienen la piel del color de la tierra y en algunos casos, de las entradas a las cuevas. Es una leyenda sorprendente que además nos habla de valores esenciales como la caridad y solidaridad.

La increíble leyenda maya de La piel del venado

La piel del venado, una leyenda maya sorprendente

Cuenta una leyenda que hace mucho, mucho tiempo, el venado no tenía la piel como la tiene ahora. De hecho, su piel era pálida, lo que hacía que fuera un blanco fácil para los cazadores.

Un día, un pequeño ciervo bebía de un arroyo cuando escuchó los disparos de unos cazadores que acababan de verlo. Salió corriendo y consiguió llegar hasta una cueva. Entró en ella malherido y tuvo la suerte de encontrarse con tres genios buenos, que curaron su pata y decidieron ayudarlo.

El don de los tres genios al venado

Cuando el venado se terminó de curar de sus heridas, se despidió de los genios muy agradecido, pero uno de ellos le dijo:

– ¡Espera! No te vayas aún. Te concederemos un deseo. Pide lo que quieras….

El pequeño ciervo no se lo pensó dos veces:

– Deseo que todos los de mi especie puedan estar más protegidos frente a los peligros y el hombre.

Entonces, uno de los genios tomó un poco de tierra y la echó por encima del animal, mientras otro miraba hacia arriba y pedía a los rayos del sol que cambiaran el color de su piel. Entonces, la piel del ciervo se fue oscureciendo y llenando de pequeñas manchas, hasta tomar el aspecto del Mayab, el color de la tierra y el de la entrada a las cuevas.

A partir de entonces, los hombres ya no pudieron ver con tanta facilidad al venado y éste pudo protegerse mejor de los peligros.

Valores que transmite esta preciosa leyenda maya

Esta leyenda, además de ser una original explicación de por qué los ciervos tienen ese peculiar color de pelaje, nos transmite algunos valores esenciales:

– El valor de la caridad.

La gratitud.

– El valor de la generosidad.

– La solidaridad.

Reflexiones sobre la leyenda maya La piel del venado

Las leyendas mayas tienen la característica de añadir valores a sus increíbles historias de la Naturaleza. En este caso, además de contarnos el curioso origen de la piel de los ciertos o venado, también nos habla de todo esto:

La caridad hacia el necesitado: el venado que entró malherido a la cueva, podía haber encontrado un enemigo dentro, pero tuvo la fortuna de encontrarse con tres genios que además mostraron caridad hacia él curándole y ofreciéndole su hogar como refugio.

La generosidad de los genios: además de curar y cuidar al animal, los genios decidieron ser aún más generosos y regalarle un don. Y el ciervo, en lugar de pensar en sí mismo, decidió ser solidario con todos los de su especie. Un gesto que le hace aún más bondadoso. Su don fue concedido y su especie, protegida.

Otras fascinantes leyendas mayas para niños y mayores

Las leyendas mayas son historias muy antiguas que giran en torno a un animal, una planta, algún cuerpo celeste del cielo… pero que también incluyen valores esenciales. Aquí tienes algunos ejemplos:

El conejo de la luna: un día, el dios Quetzalcóatl decidió bajar a la tierra, pero después de mucho andar, le entró hambre. En su camino se encontró con un conejo. No te pierdas la entrañable conversación entre ambos y la explicación a esa curiosa imagen con forma de conejo que hay en la luna. Una leyenda que nos habla sobre todo de humildad.

La leyenda del colibrí: de todos los animales creados por los dioses mayas, uno de ellos fue creado con una intención muy clara, la de transportar los pensamientos de los hombres. No te pierdas esta preciosa leyenda sobre el pájaro más ligero del planeta.

La serpiente alada: esta leyenda explica el origen de un famoso cenote de Yucatán. Lo más extraordinario de todo es que su origen tiene que ver con la terrible ingratitud de un hijo hacia su madre.

Los duendes aluxes: para proteger y cuidar a la Naturaleza, los dioses mayas decidieron crear a unos pequeños seres, unos duendes huidizos y un tanto traviesos llamados aluxes. Descubre aquí su sorprendente historia.

Deja un comentario