La Pincoya. Leyenda de Chile sobre un ser similar a las sirenas

Una conocida leyenda chilena sobre la existencia de una joven acuática

‘La Pincoya’ es un ser mitológico, similar a las sirenas, pero sin cola, sino piernas. Se trata de una leyenda de Chile muy antigua sobre la existencia de una hermosa mujer que vive en las profundidades del mar. Interesante y mágica leyenda mitológica. ¡Aquí la tienes!

Quién es la Pincoya según la popular leyenda de Chile

Leyendas de las sirenas

Cuentan en la zona de Chile de Chiloé, que hace mucho tiempo una criatura del lago, Millalobo (de apariencia mitad humano y mitad pez), se enamoró de una muchacha terrestre: la Huenchula. Un día decidió secuestrarla y llevarla con él. Se casó con ella, se fueron a vivir al océano. De la unión entre ambos, nació la Pincoya, una hermosa bebé con apariencia humana pero que habitaba en el mar.

Huenchula, la madre de Pincoya, quiso un día presentar a su hija ante sus padres, para contarles que habían sido abuelos. Así que salió del agua con el bebé, pero al llegar a la casa de los abuelos de la Pincoya, éstos solo pudieron apreciar un gran bulto cubierto por algas. Huenchula les explicó que ningún mortal podía ver la hermosa apariencia de su hija, y que debía protegerla así de las miradas curiosas.

Pero en un momento de despiste, los abuelos de Pincoya, muertos de curiosidad, destaparon las algas para contemplar el rostro de la pequeña. Realmente quedaron admirados ante tal belleza. Era un rostro claro, luminoso, que transmitía muchísima calma y amor.

La transformación de la Pincoya

La madre del bebé, al darse cuenta de lo que sus padres habían hecho, comenzó a gritar presa de terror. Agarró al bebé y se fue corriendo al mar, mientras sentía cómo su hija se iba diluyendo en agua. Cuando llegó al océano se tiró llorando al gua y le explicó a su marido lo que había pasado. Entre las algas ya solo quedaba un poco de agua…

– ¡No te asustes, mujer! Y date la vuelta- le dijo entonces su marido con mucha calma.

La Huenchula se giró y entonces vio algo increíble: entre las olas apareció una hermosa mujer, ya adolescente, de largos cabellos dorados y una gran belleza.

– Es tu hija- le dijo entonces el marido de la Huenchula- Se ha transformado en una hermosa jovencita.

Desde entonces, la Pincoya vive en el mar, junto a sus dos hermanos: Sirena y Pincoy. La Pincoya ayuda a los pescadores, calmando las aguas para que puedan pescar más, indicándoles el camino de regreso cuando hay tempestad, y llevando el cuerpo de los náufragos hasta el Caleuche, el barco de espíritus que recoge los muertos ahogados en el mar.

Más curiosidades sobre la Pincoya

Sobre la figura chilena de la Pincoya existen muchas historias. Por ejemplo, los pescadores de la zona de Chiloé aseguran que muchas veces han visto a la Pincoya, y que es ella la que les indica si es buen momento para pescar o no. A la Pincoya le gusta bailar. Si baila en dirección al mar, indica que es buen momento de pesca. Sin embargo, si con su baile apunta a la playa, es señal de que los pescadores no encontrarán pesca.

También cuentan que la Pincoya se casó con su hermano, Pincoy, y que él sí tiene cola de sireno. Ambos nadan juntos en busca de humanos que necesiten de su ayuda. Pincoy ayuda a la Pincoya a trasladar los cuerpos de los náufragos hasta el barco Celeuche, siempre con mucho amor.

Canción popular de Chile de La Pincoya

También existe una canción en torno a este ser mitológico tan famosos en Chile. La canción es muy popular, fue escrita por Raúl de Ramón y lleva el nombre de la protagonista: La Pincoya. Aquí la tienes.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario