La traición del águila y la zorra. Fábula corta de Esopo

Una fábula sobre la amistad y el castigo a su traición

Esta fábula corta de Esopo, ‘La traición del águila y la zorra’, nos habla de amistad y de cómo nunca debe vulnerarse por el peligro que esto supone. Una traición hacia un amigo, según Esopo, es uno de los mayores males que se pueden cometer, y a la larga tiene consecuencias…

La terrible traición del águila y la zorra, de Esopo

La traición del águila y la zorra, una fábula corta sobre la amistad

Un águila y una zorra habían hecho una gran amistad. De hecho, eran tan amigas, que decidieron vivir juntas y ser también vecinas. Encontraron un árbol muy alto bajo el cual crecían unos frondosos matorrales. El águila se instaló en la copa del árbol y la zorra, entre los matorrales.

El águila construyó su nido entre las ramas, y pronto puso huevos de los que salieron unos lindos pollitos. La zorra por su parte, también tuvo cachorros, y los escondió entre los matorrales.

Pero a pesar de la amistad que les unía, el águila un día que estaba hambrienta y no encontró nada que dar de comer a sus polluelos, decidió bajar hasta los matorrales y apresó a las crías de la zorra, aprovechando que ella había salido a cazar.

La traición del águila y la zorra y el sentimiento de ira

Cuando la zorra regresó y vio lo que había pasado, un profundo dolor se hundió en su corazón. Aquella en la que creía su mejor amiga, acababa de traicionarla de la forma más cruel. Pero a pesar de querer vengarse en ese mismo momento, no encontró manera de subir hasta la opa del árbol.

Sin embargo, la venganza no tardó en llegar. Otro día el águila salió a cazar y vio a unos pastores quemando una oveja Aprovechó para atrapar parte del animal, aún en llamas. Pero al depositarlo en el nido, la paja ardió y los polluelos, que aún no sabían volar, cayeron sobre los matorrales. La zorra no lo dudó y acabó con ellos.

Moraleja: ‘Nunca traiciones una amistad sincera o desatarás la furia de la venganza’

Qué valores puedes trabajar con la fábula La traición del águila y la zorra

Con esta fábula corta podrás trabajar:

– El valor de la amistad.

– El sentimiento de ira y de venganza.

– La justicia.

Reflexiones sobre esta fábula corta de Esopo

La amistad más sincera nunca debe traicionarse, porque puedes desatar la caja de Pandora:

Nunca traiciones a un amigo verdadero: la amistad es uno de los nexos de unión más poderosos, pero ¡ay de aquel que intente traicionar a un amigo de verdad!, porque el sentimiento de odio que puede generarse es directamente proporcional al de cariño que les unió en su día…

El sentimiento de venganza: cuando alguien se siente traicionado, se genera una emoción negativa muy poderosa contra la que apenas podemos luchar. Una mezcla entre humillación, frustración e ira. Y aunque lo más sensato es intentar apaciguarla, muchas veces estalla en forma de venganza. Por eso, lo mejor es no tentar nunca a la suerte y evitar por todos los medios hacer daño a un amigo que confió en nosotros.

En busca de la justicia: el amigo traicionado siempre buscará justicia, pues para él, la traición del amigo es una profunda injusticia. Por eso, intentará hacer pagar a su amigo lo mismo que sufrió él.

Algunas preguntas de comprensión lectora sobre esta fábula

Ayuda a tu hijo a mejorar su atención y comprensión lectora con estas preguntas:

1. ¿Por qué decidieron el águila y la zorra vivir juntas?

2. ¿Qué hizo el águila que tanto disgustó a la zorra?

3. ¿Qué le pasó después al águila?

Otros relatos interesantes sobre la amistad

Si quieres hablar más acerca del valor de la amistad, puedes aprovechar estos otros relatos:

El amigo fiel: se suele decir que el amor no espera nada a cambio, pero un verdadero amigo no se aprovecharía nunca constantemente del otro sin entregarle su gratitud y su ayuda. Descúbrelo con este cuento de Oscar Wilde.

La historia de Margen y sus amigos: un precioso cuento que relata cómo amistad y gratitud suelen ir de la mano.

El ruiseñor y el pavo real: esta fábula nos explica que en la amistad verdadera nunca puede existir la envidia.

Deja un comentario