La ventana. Cuento infantil sobre el tiempo

Un cuento para reflexionar con los niños sobre el paso del tiempo

Te propongo leer a tu hijo ‘La ventana’, un cuento infantil sobre el tiempo con el que podrás reflexionar con tu hijo sobre el pasado, el presente y el futuro. También podrás descubrir ciertos valores. Entre ellos, el amor de los abuelos hacia sus nietos.

Un cuento infantil sobre el tiempo que te sorprenderá: ‘La ventana’

Cuento infantil sobre el tiempo

A Juan le encantaba subir a la colina verde con su abuelo. Él decía que para coger flores y hacer un ramillete enorme para su abuela. Pero en realidad le gustaba subir a la colina verde porque allí en todo lo alto estaba la casa embrujada. Y eso a su abuelo no se lo iba a decir (para que no se asustara).

Le gustaba mucho esa casa a Juan porque tenía ventanas y ventanas por todas partes. Era una enorme casa repleta de minúsculas ventanas. Y de todas ellas había una diferente. Era la más estrecha y alargada. Su ventana favorita, tal vez por ser distinta. Y cada vez que subía a la colina verde junto a su abuelo, se pasaba los minutos mirándola embobado.

Nunca vio a nadie salir de la casa. Ni mirar por ninguna de las cientos de ventanas que la rodeaban. Parecía una casa vacía.

Juan y su abuelo investigan qué hay en la casa

Pasó que un día su abuelo le sorprendió.

– ¿Y por qué no miramos a ver qué hay dentro?

Él nunca le había dicho nada. Y sin embargo lo sabía todo. Siempre lo sabía todo. Por eso era la persona que más quería.

– ¿Y cómo? ¡Está muy alta!

El abuelo de Juan se rascó la cabeza y al cabo de un rato le dijo:

– ¡Tengo una idea!: mañana vendremos con una escalera larga, muy larga. Y subiremos hasta allí.

Al día siguiente volvieron a la colina verde, con la escalera a cuestas. La colocaron contra la pared, bajo la ventana estrecha. Juan no podía creer que aquello estuviera pasando. Él y su abuelo allí, con una escalera, junto a la ventana, a punto de desvelar el misterio.

El misterio de la casa embrujada

– Subiré yo primero para comprobar que la escalera esté bien- dijo el abuelo de Juan.

Subió despacio, agarrándose bien a cada extremo. La madera de la escalera crujía a cada paso. Un peldaño. Otro. Y otro más. Así hasta 15. Y allí en lo alto, su abuelo parecía muy pequeño. Tanto, como un niño.

Se quedó un buen rato allí mirando por la ventana, sin decir palabra. Y al volverse tenía los ojos llenitos de lágrimas. Bajó despacito la escalera.

– ¡Dime qué has visto, abuelo!- le dijo Juan.

– No, no… mejor sube tú.

Y Juan subió deprisa, impaciente y tembloroso. Estaba a punto de descubrir el misterio. Y al llegar, se quedó petrificado. Acercó más y más la cara. No podía ser. Allí sentado junto a una chimenea, estaba su abuelo, leyendo un libro. Pero no era anciano, sino un niño, un niño como él.

Volvió a mirar. Se limpió los ojos. Allí seguía. Y sin apenas entender, bajó la escalera, esta vez despacio. Y miró a su abuelo extrañado.

– ¿Qué viste tú, abuelo?- le preguntó una vez abajo.

– Te vi a ti, con una larga barba blanca como la mía.

Y ambos recogieron la escalera y se marcharon despacito. Por el mismo camino que harían juntos de nuevo cada día.

(‘ La ventana’ © Fanny Tales 2013)

Ayuda a comprender el cuento a tu hijo

Cierto: es muy difícil explicar a los niños el concepto del tiempo. Para ellos un minuto es una semana y las horas se hacen eternas en el tiempo. El concepto de pasado, presente y futuro es confuso.

Los cuentos transmiten ideas, valores y metáforas que explican pensamientos abstractos. El tiempo, para los niños, es un concepto complejo.

En este cuento, abuelo y nieto unen pasado y futuro en el presente, el hoy, el ahora. Cuando el abuelo mira por la ventana en la casa del tiempo, ve el futuro. Cuando el niño mira por la ventana de la casa del tiempo, ve el pasado. Pero en realidad, ambos forman parte del presente.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

Puedes reflexionar con tu hijo sobre este cuento con ayuda de estas preguntas, al tiempo que mejoras su atención y comprensión lectora:

1. ¿Qué tenía la casa que la hacía tan misteriosa?

2. La casa tiene muchas ventanas, y representan algo. ¿Puede ser el tiempo?

3. Cuando el niño se asoma, ve a alguien. ¿A quién?

4. ¿Y el abuelo? ¿Qué ve el abuelo?

Tal vez también te interese...

6 comentarios en “La ventana. Cuento infantil sobre el tiempo <h3> Un cuento para reflexionar con los niños sobre el paso del tiempo <h3>”

  1. A veces también los niños se topan con un misterio….,y pueden ir acomodando su personalidad a la de la persona que más quieren,por eso es tán importante darles buen ejemplo además de llenarles de cariño.Un cuento que hace pensar también a los mayores.Enhorabuena.

Deja un comentario