Las historias de Miguel: ‘Un tobogán en la bañera’

Una historia llena de fantasía para los más pequeños

Las historias de Miguel nos trasladan a un mundo lleno de fantasía e imaginación, de la mano de un niño de cinco años. Sus ocurrencias nos animan a reflexionar sobre diferentes temas. Otros, simplemente nos sacan una sonrisa. Descubre cómo sería para Miguel el baño perfecto.

Miguel nos habla acerca del baño perfecto: Un tobogán en la bañera

Un tobogán en la bañera

Los ancianos deben de llevar mucho tiempo en el agua. Eso es porque no tienen a nadie que les recuerde que ya hay que salir del baño. Por eso tienen tantas arrugas.

Yo cuando me baño y estoy mucho tiempo metido a remojo en el agua, me vuelvo viejo. Pero luego se me pasa. Es cuestión de esperar unos minutos.

La primera vez me asusté un poco, porque me veía las manos y los pies llenitos de arrugas, y me dio por pensar que quizás ya estaba cerca de los 100. ¡Y yo todavía no me quiero ir volando al cielo! ¡Que me da miedo!

Lo que más le gusta a Miguel hacer en la bañera

A mí es que me encanta el baño. Lo lleno de coches y empiezan a hacer piruetas, carreras, a derrapes. También juego a esconder los coches entre la espuma. Luego bucean, aunque no sean submarinos, y les tengo que pescar con una red.

Un día me dio por pensar que podía hacer un ‘agujerito’ en el fondo de la bañera. Así podría bajar por un tobogán de agua a la bañera del piso de abajo. Sería la mar de divertido. Pero aún no sé cómo se hace un agujero en el fondo de la bañera, porque he dado golpecitos con el pie y está muy duro. Ya se me ocurrirá algún plan.

Mientras, seguiré pescando coches y jugando a hacer atascos kilométricos. También a hacer pócimas mágicas de colores, con los geles transparente y azul y el champú verde. Es como si cocinaras una sopa, aunque ésta no se bebe. Un día lo probé y no estaba muy bueno. Eso seguro que es porque es un brebaje mágico, y hay que tener cuidado. Lo mismo un día de estos consigo la fórmula para convertir la bañera en barco. O en coche. De carreras, claro.

Y es que el baño da para mucho. Y ese es el peligro, que se te pasa el tiempo volando y entonces es cuando te haces viejo.

( ‘Un tobogán en la bañera’ © Fanny Tales 2014)

Reflexiones sobre el cuento de Las historias de Miguel ‘Un tobogán en la bañera’

Es increíble hasta dónde puede llegar la imaginación de un niño. En esta ocasión, Miguel nos lleva de la mano de la fantasía a una bañera ‘especial’, en donde las cosas no son lo que parecen. Los geles y champús son misteriosos ingredientes para elaborar brebajes mágicos y los coches en realidad son submarinos y peces con ruedas.

La imaginación nos lleva a pensar en cómo sería la bañera ‘perfecta’ para los más pequeños. En esta ocasión, Miguel se imagina una bañera con un tobogán gigante que termine en la bañera de la casa de abajo. Sería fantástico, ¿verdad?

Anima a tu hijo a imaginar cómo sería su baño ideal y a recordar a qué le gusta jugar cuando se baña.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

También puedes usar este cuento corto para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. ¿Sabes cómo? Haciendo unas preguntas sobre el texto nada más terminar la lectura. Aquí tienes algunas preguntas que pueden servirte:

1. ¿Por qué tienen las personas mayores tantas arrugas según Miguel?

2. ¿Qué hace Miguel con los coches de juguete en la bañera?

3. Miguel usa los geles y champús para preparar algo. ¿Qué prepara?

4. ¿Qué le gustaría a Miguel que hubiera en el suelo de la bañera?

Puede que también te interese...

Deja un comentario