Las palomas y el ratón. Fábula corta sobre la obediencia y la responsabilidad

Una fábula popular de la India con valores para niños

‘Las palomas y el ratón’ es una fábula corta popular de la India que nos explica por qué debemos hacer caso y obedecer a quienes tienen más experiencia. Una segunda lectura de esta fantástica fábula nos habla también de cómo obedeciendo se consigue protección y se infunde responsabilidad.

La fábula de Las palomas y el ratón para los niños

Las palomas y el ratón, una fábula corta sobre la obediencia

Un cazador colocó con esmero una red sobre la hierba y encima de ella espació granos de trigo. Después se alejó.

Al poco rato, llegó un grupo de palomas, que al ver el trigo decidieron darse un monumental banquete. Pero una de ellas, que era más precavida, dijo:

– Esperad… ¡no vayáis! ¿Y si es una trampa?

– ¿Una trampa? ¿En medio del campo? ¿Acaso ves a algún cazador?

Y decidieron no hacer caso las advertencias de su amiga. En el momento en el que se posaron sobre la red, quedaron atrapadas, y comenzaron a lamentarse.

La paloma sabia, la que les había advertido del peligro, pero que también había quedado atrapada con sus compañeras en la red, dijo:

– Si intentamos huir por separado, no conseguiremos nada… unamos nuestras fuerzas y tiremos de la red al mismo tiempo todas juntas.

El resto de palomas al fin decidieron hacer caso a los sabios consejos de su compañera y al volar todas a la vez, consiguieron elevarse junto con la red. La paloma sabia les dijo:

– Seguidme, os llevaré hasta el lugar en donde vive Zira, la reina de los ratones. Es mi amiga y nos ayudará.

Al llegar, la paloma sabia le dijo a su amiga:

– Zira, necesito que roas la cuerda de la red, pero roe primero la parte en donde están mis compañeras, no sea que te canses y al liberarme a mí ya no puedas hacer lo mismo con las demás. Ellas me hicieron caso en todo y ahora me siento responsable.

Y Zira consiguió liberar a todas las palomas.

Moraleja: ‘Sigue los consejos de los más sabios y obedece sus órdenes y obtendrás la recompensa’.

Qué valores puedes trabajar con esta fábula de Las palomas y el ratón

Con esta fantástica fábula popular de la India, puedes trabajar todos estos valores y temas:

– La obediencia a quienes más experiencia tienen.

– El sentimiento de responsabilidad.

– La astucia para resolver problemas.

– El valor del respeto.

– La prudencia.

– El valor de la generosidad.

– La cooperación.

Reflexiones sobre esta fábula corta de la India

Aquí tenemos un buen ejemplo para explicar a los niños por qué deben obedecer a los más mayores cuando les dan sabios consejos y les repiten advertencias. A su vez, el proponer a los demás soluciones infunde al ‘líder’ una gran carga de responsabilidad:

La prudencia, siempre la prudencia: no deberíamos salir nunca de casa sin el ropaje de la prudencia encima. Y es que la vida está llena de trampas que no se ven o no lo parecen. Por eso, es importante no dejarse llevar nunca por los primeros impulsos y comprobar que no existe ningún peligro alrededor y que nadie quiere engañarnos.

Por qué es recomendable obedecer a los más expertos: no se trata de tiranía. Cuando una persona con más experiencia nos dice lo que debemos hacer, lo hace con conocimiento de causa, y por nuestro bien. Evidentemente, puede equivocarse, pero siempre tendrá más posibilidades de acertar. Las palomas al final decidieron hacer caso a su compañera, que parecía estar muy segura de todo lo que debían hacer, y esto les salvó la vida.

Más reflexiones sobre esta interesante fábula

La seguridad de un líder: la paloma sabia ejerció como líder del grupo. Para un líder es fundamental la claridad de ideas, la seguridad y la firmeza. Y por supuesto, infundir confianza y respeto en los demás. La paloma sabia lo consiguió.

La confianza y el respeto, esencial para hacerse valer: la paloma sabia consiguió liberar a todas gracias a que se ganó la confianza del resto. No impuso a la fuerza sus ideas, sino que hizo que creyeran en ella.

El líder y el sentimiento de responsabilidad: aquel que ejerce de líder, o que ofrece consejos a otros que le siguen, en el fondo tiene una gran carga, un sentimiento de responsabilidad inmenso. Por eso la paloma sabia quiso que su amiga Zira liberara primero a los demás, en un acto tremendamente generoso. Lo mismo sucede con los padres respecto a sus hijos. Son su guía y les enseñan un camino, que, desde su experiencia, les llevará a completarse como adultos con ciertos valores. Y en el fondo, sienten que tienen una gran responsabilidad en la educación que le están dando.

Pregunta sobre Las palomas y el ratón para mejorar la comprensión lectora

Puedes usar este texto corto para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Utiliza estas preguntas al final de la lectura:

1. ¿Por qué no quería la paloma sabia bajar a por los granos de trigo a la hierba?

2. ¿Cómo consiguieron salir de aquel lugar?

3. ¿A dónde les dijo la paloma sabia que fueran?

4. ¿Consiguieron salvarse todas las palomas?

Otros relatos sobre la obediencia para niños

La obediencia entendida como respeto hacia el que más experiencia tiene. Así se entiende en muchos otros relatos en donde no hacer caso a los sabios consejos de los más sabios conduce siempre a algún problema:

La leyenda de Ícaro: esta es tal vez la leyenda mitológica más famosa sobre la prudencia y la obediencia a los buenos consejos. Y si no, mira lo que le sucedió a Ícaro por no hacer caso a su padre…

El tordo goloso: si nos dejamos llevar siempre por nuestros impulsos y desoímos las advertencias de los más sabios, puede que nos metamos en un buen problema…

El renacuajo paseador: esta fábula en forma de verso tan divertida esconde un mensaje muy claro, relacionado con la necesidad de no desobedecer a quienes más nos quieren.

Deja un comentario