Madre, llévame a la cama. Poesía dedicada a las madres

Una poesía de Miguel de Unamuno para el Día de las madres

Aquí tienes una hermosa poesía dedicada a todas las madres y escrita por el gran Miguel de Unamuno. Se llama ‘Madre, llévame a la cama’, y es una poesía ideal para reconocer la labor de las madres en un día tan especial como el es el Día de las madres.

Una hermosa poesía dedicada a las madres: ‘Madre, llévame a la cama’

POesía Madre, llévame a la cama

Descubre junto a tu hijo esta preciosa poesía de Miguel de Unamuno (1864-1936), escritor y poeta español de la generación del 98. Con ella, rinde un merecido homenaje a todas las madres:

Madre, llévame a la cama.

Madre, llévame a la cama,

que no me tengo de pie.

Ven, hijo, Dios te bendiga

y no te dejes caer.

No te vayas de mi lado,

cántame el cantar aquél.

Me lo cantaba mi madre;

de mocita lo olvidé,

cuando te apreté a mis pechos

contigo lo recordé.

¿Qué dice el cantar, mi madre,

qué dice el cantar aquél?

No dice, hijo mío, reza,

reza palabras de miel;

reza palabras de ensueño

que nada dicen sin él.

¿Estás aquí, madre mía?

porque no te logro ver…

Estoy aquí, con tu sueño;

duerme, hijo mío, con fe.

Reflexiones sobre el poema de Unamuno ‘Madre, llévame a la cama’

Esta poesía muestra el amor de una madre por su hijo. Una madre que acompaña a su hijo hasta en los sueños:

Una madre es el soporte de los hijos: Porque siempre está cuando se necesita su fortaleza y su seguridad, su cariño y comprensión. Miguel de Unamuno retrata aquí a una madre que protege y vela por su hijo, de día y de noche, que le aprieta en su pecho para transmitirle seguridad y calma, que le sostiene cuando no él no se puede sostener en pie. Que le lleva a la cama en brazos aunque ella misma esté agotada. Una madre que se entrega por entero a sus hijos.

La madre que reza por sus hijos: En esta poesía, la madre que retrata Unamuno además de ofrecer amor y seguridad, va más allá. Piensa antes que en ella en sus hijos, y pide por ellos, reza por ellos, para que no les pase nada malo. El miedo de la madre a que a que su hijo sufra se deshace con el rezo, un ‘rezo con palabras de miel’, dulce, que transmite serenidad y calma a su corazón y al de su hijo.

La madre que siempre está, aunque no la veas: El hijo, inquieto porque no consigue ver a su madre en la oscuridad, pregunta: ‘¿Estás aquí, madre mía?, porque no te logro ver…’. Y ella le calma con esta respuesta: ‘ Estoy aquí, con tu sueño’. Una madre que siempre está, aunque no la veas. Ese vínculo que une a las madres con sus hijos es invisible, pero muy fuerte, y aunque no se vea, puede sentirse.

Otras poesías, cuentos y leyendas dedicadas a las madres

Existen muchos hermosos poemas dedicados a las madres. También cuentos y leyendas. ¿Conoces todos estos?:

La madre triste: Esta es una hermosa poesía de Gabriela Mistral, que también se utiliza como canción de cuna o nana para dormir al bebé. ‘Duerme, duerme, dueño mío, sin zozobra, sin temor…’. ¡Preciosa!

El rey Salomón y el juicio de las dos madres: ¿Sabes por qué se suele hablar de ‘ley salomónica’ cuando una ley o norma es justa? Precisamente por este juicio, en el que Salomón tenía que descubrir cuál de las dos supuestas madres decía la verdad. Salomón fue muy inteligente y se dio cuenta de qué forma podía averiguar cuál era la verdadera madre.

Canción de la madre: El escritor Antonio de Trueba y de la Quintana compuso este bello poema o canción de cuna para dormir al bebé. Un poema con rima que aporta la seguridad y el amor de una madre a su hijo para ayudarle a descansar.

El hilo rojo: ¿Qué destino une a los padres con sus hijos? ¿Qué es ese hilo rojo tan fino que une a un hijo con su madre? Descubre esta preciosa leyenda oriental sobre la creencia en un vínculo especial que une a los padres con sus hijos desde el momento en el que el hijo nace.

Deja un comentario