María en el país de las hadas. Cuento sobre las hadas para niños

Cuento para niños sobre la imaginación y las hadas

‘María en el país de las hadas’ es un cuento de hadas para niños con mucha imaginación, en donde los sueños se hacen realidad.

En esta ocasión, la protagonista, María, sueña con un mundo mágico en donde las hadas revolotean de un lugar a otro mientras llenan el aire de centelleantes brillos y dulces notas musicales. Un mundo, por cierto, al que solo se puede llegar a través de una nube: la nube de los sueños. ¿Quieres descubrir qué esconde este mundo? ¡Adelante!

María en el país de las hadas, un cuento de hadas para niños con mucha imaginación

Cuento de hadas para niños

Muy poca gente sabe que existe. Yo sí. Y María.

El país de las Hadas se esconde en un lugar muyyy lejano. Pero muyyy lejano. Tan,  tan lejano, que sólo se puede llegar a él a bordo de nube de los sueños.

Para subirte a la nube de los sueños, tienes que cerrar los ojos y pensar en ella. Luego susurras despacito las palabras mágicas:

‘Castripatrosqui trusco trasca’.

Y si lo dices bien, poco a poco, comienzas a ver una nube de colores que llega como los arcoíris, difuminada y breve. Por eso tienes que subirte a ella rápido.

El día que María se subió a la nube mágica

Un día María cerró los ojos. Dijo las palabras mágicas. Y al poco llegó la nube. Y María se subió de un salto.

-¡Zaaas!

Y ya en la nube, miró con sus ojos azules muy abiertos. Al principio no veía nada. Pero comenzó a oír risas cristalinas. ¡Eran las risas de las hadas!

María me ha contado que un hada diminuta agarró la nube y la llevó flotando por el ancho cielo. Luego llegaron hasta una colina hermosa, llena de flores y mariposas. Y entre las mariposas, volaban libres las hadas.

María se bajó de la nube con sus pies descalzos y siguió a un par de hadas que la guiaban juguetonas por el campo.

Le entregaron una corona de campanillas blancas y una varita hecha con un lirio. Cada vez que María movía la varita, desprendía el  polvo dorado de las hadas.

Alguna de ellas le enseñó algún truco. ¡María consiguió cambiar de color su vestido!

De vuelta al mundo real

Pero el tiempo pasaba muy rápido, y tenía que irse. Le hubiera gustado mucho llevarse la varita a su casa, para poder jugar con los colores de la pared. Pero no podía llevarse nada del país de las hadas.

De nuevo regresó a la nube y las hadas la llevaron de vuelta hasta su casa. Pero antes de irse la recordaron las palabras mágicas

– Ya sabes que puedes volver siempre que quieras- le dijeron lanzándola un sonoro beso.

María se acurrucó en su cama y apoyó la cabeza en la almohada. Cerró los ojos y sonrió.

“Mañana volveré”– dijo para sí- “Mañana…”.

(‘María en el país de las hadas’ ©Fanny Tales 2014)

Qué temas puedes trabajar con este cuento de hadas infantil

Con este cuento trabajarás:

Con la imaginación puedes viajar a donde quieras.

– Por qué la imaginación puede ser fascinante.

– Por qué es importante creer en aquello que no podemos ver.

Reflexiones sobre el cuento ‘María en el país de las hadas’ para los niños

La imaginación nos da alas para soñar, para viajar al lugar que queramos, inventar personajes y creer en ellos.

Este cuento es ideal para los más pequeños, niños de 3 a 6 años cuya imaginación, desbordante, les ayuda a crear a su antojo. La creatividad nace de la imaginación, y ésta se puede estimular.

Juega a imaginar: juega después de leer este cuento corto a imaginar con tu hijo cómo sería el país de las hadas. ¿Qué colores tiene? ¿Cómo son las hadas? ¿Tienen algún nombre? Verás como tu hijo puede crear su propio mundo de magia e ilusión.

Preguntas para mejorar la atención

También puedes ayudar a tu hijo a mejorar su atención haciendo algunas preguntas al finalizar la lectura. Por ejemplo, puedes usar estas:

1. ¿Cómo se puede llegar hasta el país de las hadas?

2. ¿Quién fue la primera en recibir a María cuando llegó en su nube?

3. ¿Qué le regalaron a María las hadas?

4. ¿Y qué podía hacer con la varita María?

Otros cuentos sobre la imaginación para niños

Disfruta también con todos estos otros cuentos que incentivan la imaginación de los niños:

El nacimiento de Cebricornio: un ser mitológico, único, con una historia fascinante. ¡Te encantará!

La increíble historia de Orlando: ¿te imaginas que unos pequeños duendes se llevaran por las noches el agua del mar? Pues mira, mira…

Platero y yo: un cuento delicioso para pensar en esos amigos de peluche que tanto nos hacen imaginar.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario