Obra de teatro ‘Las posadas’ para niños

Fantástica obra de teatro infantil para representar en Navidad

Aquí tienes el guión para representar en obra de teatro ‘Las posadas’, una popular tradición de México que narra el momento en el que la Virgen María Y San José llegan a Belén y buscan una posada para poder descansar.

Recuerda que esta obra de teatro siempre podrás adaptarla dependiendo del número de participantes y de la edad que tengan los niños. Es ideal para niños de primaria y de secundaria.

Obra de teatro de Navidad  ‘Las posadas’ para niños de primaria y secundaria

Las posadas en obra de teatro infantil para Navidad

Esta obra de teatro está basada en la leyenda tradicional de México ‘Las posadas’. En ella se narra el periplo por el que tuvieron que pasar la Virgen María y San José al llegar a Belén, ya que necesitaban una posada con urgencia. El niño Jesús estaba a punto de nacer, y ningún posadero quería dejarles pasar. Al final, tuvieron que pasar la noche en un humilde pesebre de Belén.

En México, existe una preciosa tradición: cada año, en Nochebuena, se representa este momento mientras cantan una canción. Ahora los niños también podrán representar esta historia gracias a este guión, que incluye la canción para pedir posada.

1. Primer acto de la obra ‘Las posadas’ para los niños

Descripción: La virgen María y San José se dirigen a Belén. La Virgen va en un burro porque está muy cansada por el embarazo. El viaje se hace largo.

Personajes: San José y la Virgen María.

………………….

Virgen María: ¿Falta mucho, José? Ya no puedo más…

San José: Tranquila, María, ya queda muy poco. Son muchos kilómetros desde Nazaret, lo sé, pero estamos a punto de llegar a Belén.

Virgen María: Lo sé… pero siento que está a punto de nacer…

San José: En cuanto lleguemos, buscaremos una posada. La mejor, la más cómoda, para que nuestro hijo pueda nacer con las mayores comodidades.

Virgen María: Ay, José, Dios te oiga. Espero que no encontremos problemas al llegar…

San José: ¿Problemas? ¿Quién se va a negar a dejarte pasar a una posada estando tan embarazada? Confiemos en la caridad de las personas.

Virgen María: ¡Mira, José! ¡Ya veo las luces de Belén allá a lo lejos!

San José: Te lo dije… ¡Ya llegamos!

(La Virgen y San José siguen caminando y salen del escenario. La siguiente escena ya será con las posadas y los posaderos).

2. Segundo acto de la obra ‘Las posadas’: los posaderos les rechazan

Descripción: La Virgen María y San José piden posada en varios lugares, y los posaderos les niegan la habitación. El comienzo de cada una de las peticiones pueden hacerse cantando. Encontrarás la canción al final del texto. Pero si lo prefieres, los niños podrán decirlo sin cantar.

Personajes: La Virgen , San José, y varios posaderos (pueden ser desde dos hasta 4 si salen por parejas).

…………………….

San José: María, probemos en esta posada. Es la más grande, la mejor de Belén. Me han hablado muy bien de ella. (José llama a la puerta)

Posadero 1: ¿Quién llama?

San José: ‘En el nombre del cielo pedimos posada, pues no puede andar mi esposa amada’. (Esta frase puede ser cantada).

Posadero 1: ‘Aquí no es mesón, sigan adelante. Yo no puedo abrir, no sea algún tunante…’ (Esta frase puede ser cantada).

San José: Pero… No somos tunantes. Y mi mujer está embarazada. ¿No tendrá una habitación libre?

Posadero 1: Le dije que no, y no insista más. ¡Fuera!

Virgen María: No importa, José, prueba en esa otra posada… no me importa que no sea la mejor.

San José: De acuerdo, lo intentaré en esta otra… (San José hace que llama).

La reacción del segundo posadero

Posadero 2: ¿Quién va?

San José: ‘No sean inhumanos, tengan caridad, que el Dios de los cielos se lo premiará’. (Esta frase puede ser cantada).

Posadero 2: ‘Ya se pueden ir, y no molestar, porque si me enfado, los voy a apalear’. (Esta frase puede ser cantada).

San José: ‘Venimos rendidos desde Nazaret. Yo soy carpintero y me llamo José’. (Esta frase puede ser cantada).

Posadero 2: ‘No me importa el nombre. Déjenos dormir, porque ya les dije que no hemos de abrir’. (Esta frase puede ser cantada).

San José: Oh, lo siento, María, no nos dejan pasar…

Virgen María: ¿Y el albergue del final del pueblo?

San José: ¿Un albergue? ¿Cómo va a nacer nuestro hijo en un albergue?

Virgen María: No hay más posadas. Y no podemos hacer más. No importa dónde nazca. ¡Vayamos a pedir habitación!

San José: De acuerdo, María, iremos al albergue.

3. Tercer y último acto: el niño Jesús nacerá en un pesebre

Descripción: La Virgen María y San José piden refugio en un albergue. Está lleno, pero el encargado les prepara el pesebre para que puedan descansar.

Personajes: La Virgen María y San José, y uno o dos encargados del albergue. Al final salen todos a cantar.

………………………..

Virgen María: ¡Aquí es! ¡Oh, no! ¡Pone que está completo!

San José: No nos demos por vencidos tan pronto. Pediremos habitación por si acaso. Tal vez sea un error… (San José hace que llama).

Dueño del albergue: ¡Voy! ¿Quién es?

San José: ‘Posada le pido, amado casero, pues madre va a ser la reina del cielo’. (Esta frase puede ser cantada).

Dueño del albergue: ‘Pues si es una reina quien lo solicita, ¿cómo es que de noche anda tan solita?’. (Esta frase puede ser cantada).

San José: ‘Mi esposa es María, es la reina del cielo. Pues madre va a ser del Divino Verbo’. (Esta frase puede ser cantada).

Dueño del albergue: ‘¿Eres tú José? ¿Eres tú María? Entren, peregrinos, no los conocía’. (Esta frase puede ser cantada).

San José: ‘Dios pague señores la hospitalidad y os colme el cielo de felicidad’. (Esta frase puede ser cantada).

Dueño del albergue: Pero… esperad… Tengo todas las habitaciones completas.

Virgen María: ¡Oh, no! ¡No nos quedan más opciones!

Cómo encuentran solución en el albergue

San José: ¿Y no queda ningún rincón donde podamos estar?

Dueño del albergue: Bueno, tengo un viejo pesebre, en donde duerme un buey… Tal vez si lo adecente un poco y encienda una pequeña hoguera, podáis estar calentitos. Yo creo que podré hacer unas camas con paja…

Virgen María: Sí, sí, lo que sea, pero pronto… ¡Creo que el bebé ya viene!

San José: Tranquila, que en seguida podrás tumbarte. ¡Corra, buen hombre! ¡El niño Dios está a punto de nacer!

(El dueño del albergue prepara una cama de paja para la Virgen y ella se tumba. Salen todos los que han participado en la obra para cantar el final).

Todos: ‘Dichosa la casa que abriga este día a la virgen pura, la hermosa María’. ‘Entren, santos peregrinos, reciban este rincón, que aunque es pobre la morada, os la doy de corazón’.

(‘Las posadas’ ©2018 Fanny Tales)

Canción para pedir morada en la obra Las posadas

Deja un comentario