Pobre burro. Poesía de Gloria Fuertes para niños

Una poesía infantil como homenaje al burro

‘Pobre burro’ es una conocida poesía de Gloria Fuertes para niños, en donde dedica su particular homenaje a un animal servicial y que tanto ayuda al hombre pero que muchas veces ha sido utilizado como sinónimo de ‘tonto’. Sin embargo, con esta poesía también puedes buscar la metáfora que vendría a comparar al burro con las personas que trabajan duro y con esfuerzo sin haber tenido la oportunidad de ir a la escuela y adquirir más conocimientos, y sobre todo como reflexión para padres y docentes, sobre la responsabilidad que tenemos para brindar a los niños una buena educación.

Una preciosa poesía de Gloria Fuertes para niños: Pobre burro

poesías infantiles

Muchas veces utilizamos la palabra ‘burro’ para referirnos a aquellas personas con pocos conocimientos, sin darnos cuenta de que muchos de ellos no tuvieron la oportunidad de ir a la escuela o aprender más. Gloria Fuertes dedica su particular homenaje a este fantástico animal, que de tonto tiene poco y de servicial, mucho, y a todas las personas que las tratan como ‘burros’ pero son trabajadoras y muy capaces en su oficio.

Esta poesía es también una metáfora sobre la importancia de la educación, de la buena educación, y la responsabilidad que tenemos como padres y docentes de asegurar una educación de calidad para los niños:

El burro nunca dejará de ser burro.

Porque el burro nunca va a la escuela.

El burro nunca llegará a ser caballo.

El burro nunca ganará carreras. 

¿Qué culpa tiene el burro de ser burro?

En el pueblo del burro no hay escuela.

El burro se pasa la vida trabajando,

tirando de un carro,

sin pena ni gloria,

y los fines de semana

atado a la noria. 

El burro no sabe leer,

pero tiene memoria.

El burro llega el último a la meta,

¡pero le cantan los poetas! 

El burro duerme en cabaña de lona.

No llamar burro al burro,

llamarle “ayudante del hombre”

o llamarle persona.

Cómo utilizar esta poesía con los niños

Las poesías de Gloria Fuertes son ideales para los niños. Puedes usarlas para ayudarle a incentivar la memoria, mejorar la comprensión lectora, trabajar con la imaginación… Te proponemos estas actividades con esta poesía de ‘Pobre burro’:

Incentiva su memoria: Para hacer trabajar la memoria, bastará con aprender algunos versos de la poesía. El objetivo es conseguir recitar la poesía entera sin leerla. Es un ejercicio fantástico para el cerebro.

Dibujar un burro: Con esta poesía, también puedes incentivar la creatividad de tu hijo. ¿Cómo se imagina el burro del que habla Gloria Fuertes? ¿Un burro tirando de un carro? ¿Un burro en la escuela? Podéis crear vuestro propio burro, tal y como lo imaginéis.

Usa el poema para mejorar la comprensión lectora: Para utilizar este poema como herramienta para mejorar la comprensión lectora, deberás hacer algunas preguntas al finalizar la lectura. Preguntas que ayuden a tu hijo a entender el texto.Por ejemplo:

1. ¿Por qué el burro nunca dejará de ser burro?

2. ¿Qué se pasa haciendo todo el día el burro?

3. ¿Y por qué no puede ir a la escuela?

4. Aunque no sepa leer… ¿tiene memoria?

Otras poesías de Gloria Fuertes para niños

Disfruta junto a tu hijo con las poesías más divertidas de Gloria Fuertes. ¿Conoces estas?:

1. El cocinero distraído: Se llama Fernando, y es un cocinero tan despistado, que termina metido en un buen lío. Te divertirás mucho con esta disparatada poesía.

2. La mosca y el mosquito: ¿podrá casarse una mosca con un mosquito? este poema es realmente divertidísimo, y puede hasta utilizarse como canción para saltar a la compa.

3. Mi cara: Esta poesía es fantástica para enseñar a los niños más pequeños a reconocer las diferentes partes del rostro.

4. Todo está en su sitio: Esta poesía, además de ser muy divertida, ayudará a los niños a entender por qué es importante el orden. Cada cosa tiene su lugar.

5. Cómo se dibuja un niño: Aprende a dibujar un niño de la forma más sencilla. Descubre esta preciosa poesía de Gloria Fuertes.

Tal vez también te interese...

Deja un comentario