Refranes sobre la envidia para los niños

Los mejores refranes populares sobre la envidia explicados para los niños

Aquí encontrarás hasta 30 refranes sobre la envidia para los niños, explicados para que puedan entender su significado. Se trata de refranes muy populares que tienen que ver con este terrible sentimiento tan devastador. Además, pueden ayudarnos a explicar a los niños en qué consiste la envidia y por qué deben evitarla.

Los mejores refranes sobre la envidia explicado para los niños

Refranes populares para niños

Los refranes pueden ser excelentes herramientas educativas. Condensan en una sola frase un pensamiento o valor esencial y nos ayudan a reflexionar sobre determinados conceptos. En este caso, hemos seleccionado los mejores refranes sobre la envidia, ese mal que a veces nos trastoca y nos empuja a cometer acciones que hacen daño a otros y también a nosotros mismos.

1. ‘La cabra de la vecina más leche da que la mía’. Este refrán popular también se conoce con otro animal: ‘La gallina de mi vecina más huevos pone que la mía’. En ambos casos denota cierta envidia al sospechar que otro pueda tener más que yo. Un sentimiento que no hace más que llenarnos de zozobra.

2. ‘La fortuna de la fea la bonita la desea’. Existe la creencia muy antigua de que las mujeres menos agraciadas físicamente al final encuentran más fortuna. Tal vez por el hecho de que se relaciona la belleza con la coquetería y la superficialidad. Hoy en día, podríamos entenderlo simplemente como que siempre tendemos a envidiar la buena fortuna de otros y aquellos bienes que no son tan superficiales, sino que llenan más nuestro interior.

3. ‘Desde los tiempos de Adán, unos calientan el horno y otros se comen el pan’. O lo que viene a ser lo mismo: unos trabajan y los otros, disfrutan de los frutos del trabajo de los primeros. Es una queja hacia la injusticia que impera en el mundo desde siempre, lo que ocasiona celos y envidias constantes.

4. ‘Por lo que uno tira, otro suspira’. Una vez más, este refrán popular vuelve a centrarse en la injusticia de cómo están repartidas las cosas: mientras que a unos les sobra, a otros les falta. De ahí que muchos terminen envidiando a los que tiene más.

5. ‘Dios da pañuelo a quien no tiene mocos’. Algunas personas tienen cosas que no necesitan, mientras que otras que necesitan algo, no lo consiguen. De nuevo la injusticia y el desequilibrio entre unos y otros pueden originar celos y envidias.

6. ‘A hierro el orín y la envidia el ruin’. La envidia es propia de los más indeseables y ruines, tanto como el orín al hierro (el orín es la sustancia que da color rojizo al hierro cuando se oxida’. Es decir, que viene a decir que la envidia es la ‘oxidación’ de la persona.

7. ‘La envidia puede herir a lo que se tiene pero no a lo que se es’. Cuando alguien te envidia, puede atentar contra tus bienes, pero nunca podrá quitarte lo más valioso: lo que eres.

8. ‘Más vale envidiado que compadecido’. El que realmente sufre es que el envidia. Aquel que es envidiado es porque brilla ante otros, con lo cual es porque es valioso. Por lo tanto, es casi, casi un privilegio ser envidiado, mientras que si alguien muestra compasión por ti, es seguramente porque algo malo tienes o de algo careces.

9. ‘Al pesar por el bien ajeno llaman envidia y es veneno’. Si no te alegras por el bien de otros, es porque envidias a esa persona. Esto llega a ser un veneno dentro de ti, que te destruye por dentro.

10. ‘Estando el hombre ocioso, se metió a chismoso’. Cuando una persona se aburre, termina criticando a los demás. Las críticas e inventos hacia otros pueden acabar con facilidad en la envidia.

Más refranes populares sobre la envidia para niños

11. ‘La envidia, dice el autor, es martillo destructor’. La envidia es un sentimiento muy destructivo, sobre todo para el que envidia. Pero aquel que envidia también puede llegar a cometer actos terribles movido por este sentimiento. También puede ocasionar daños irreparables.

12. ‘Para malas lenguas, buenas son tijeras’. A aquel envidioso que intenta calumniar a otros mediante palabras y hechos inventados, solo sele puede detener de una forma: evitando el trato con él. Lo mejor es alejarse y evitar todo lo posible el trato con este tipo de personas.

13. ‘Como al hierro la herrumbre, al hombre la envidia consume’. La envidia es sobre todo destructiva para el que la sufre. El envidioso no se da cuenta de que se destruye a sí mismo. La herrumbre es el óxido del hierro que poco a poco lo desgasta. Lo mismo ocurre con la envidia: aquel que siente envidia no es capaz de disfrutar de sus días.

14. ‘El golpe de la sartén siempre tizna y no hace bien’. Las sartenes con el uso normalmente tienden a manchar un poco de negro. Un golpe de una sartén deja una pequeña marca de tizna negra. Lo mismo sucede con la envidia: la envidia deja en el envidioso una marca oscura, es decir, un daño, que puede ser moral, o bien de reputación.

15. ‘Dale al diablo lo que es suyo: lujuria, envidia y orgullo’. Llama la atención que entre los tres defectos que este refrán relaciona con el diablo, se encuentra la envidia, un mal considerado por la religión católica como un pecado. Recuerda que la envidia no es lo mismo que los celos: la envidia llega a desear el mal al otro.

16. ‘Quien mal dice, peor oye’. Aquellos a los que les gusta inventar chismes y mentiras de otros para hacerles daño, al final terminarán recibiendo el mismo trato. Al menos es lo que asegura este refrán popular.

17. ‘El envidioso enflaquece de lo que otro engorda’. Una persona llega a envidiar las virtudes de otra porque carece de ellas, y en lugar de trabajar para mejorarlas, simplemente desea que el otro no las tenga, algo que nunca podrá conseguir. Imagina que alguien envidia a otro por su bondad. En lugar de intentar ser más bondadoso, hace todo lo posible por conseguir que el otro se porte mal. No lo logrará y además con sus acciones él será aún menos bondadoso.

18. ‘Corazón herido, a pregonero se mete’. Aquel que siente envidia o dolor por un bien ajeno, intentará por todos los medios causar un daño en la otra persona. Lo intentará incluso mediante la calumnia (mentiras que pueden hacer daño a la reputación de otro).

19. ‘Envidia, ni tenerla ni temerla’. Debemos intentar no sentir envidia, pero tampoco es bueno temerla.

20. ‘Quien mal piensa, mal tenga’. El que piensa mal constantemente es porque siente envidia y desea algún mal a otro. Este refrán expresa el deseo de desear el mal a aquel que siente envidia.

Otros refranes sobre la envidia explicados para niños

21. ‘Es peor la envidia del amigo que el odio del enemigo’. Sobre todo porque la envidia de un amigo supone una grave traición de alguien en quien confiabas. Sin embargo, del enemigo no esperas nada bueno, así que no te sorprenderá si te envidia.

22. ‘Quien de otros habla mal, a otros de ti lo hará’. Si una persona suele criticar a otros delante tuyo, ponte a temblar, porque seguramente en cuanto te des la vuelta, también te criticará a ti.

23. ‘La envidia acorta la vida’. Porque es un mal que te va consumiendo y te impide disfrutar del presente y de todo lo que tienes. Estás tan centrado en desear lo que tiene otros y en desearles el mal, que los segundos de tu vida se escapan con rapidez sin que te des cuenta ni puedas disfrutar de ellos.

24. ‘Ande yo caliente, ríase la gente’. Que no te importe lo que piensen de ti los demás. Si se ríen, tal vez sea por pura envidia. Este refrán nos aconseja no fiarnos de las críticas de otros, porque pueden ser un disfraz de la envidia.

25. ‘Hombre bondadoso, nunca envidioso’. Porque la envidia según este refrán, es totalmente incompatible con la bondad. Escoge: o persona bondadosa y por lo tanto, rechazas la envidia, o persona envidiosa que desea el mal a otros, con lo que te conviertes en una persona con malas intenciones.

26. ‘Quien se pica, ajos come’. Aquel que se siente mal por lo que otros hacen suele ser porque sienten celos o envidia. De ahí este refrán español tan popular, que hace una comparación entre el picor que el ajo deja en la boca y el mal sentimiento que la envidia deja dentro de nosotros.

27. ‘Yo me atraco de jamón y el envidioso sufre de indigestión’. El que realmente sufre por el bien del otro es el que envidia.

28. ‘Tanto hace por tu fama quien te envidia que quien te alaba’. Este refrán viene a decirnos que la envidia hacia tu trabajo hace que el resto admire lo que haces, ya que considera que si alguien te envidia es porque vales mucho. Al final, el envidioso consigue lo contrario de lo que pretende.

29. ‘El pan malo pero ajeno sabe mejor que el propio y bueno’. Lo que otros tienen suele parecernos mejor, aunque no lo sea, bajo el prisma de la envidia, que deforma la realidad por completo.

30. ‘La envidia sigue al mérito como la sombra al cuerpo’. Cuando alguien te envidia, lo que hace es detectar tu mérito y hacerlo mucho más patente, ya que el mérito o las habilidades siempre suelen captar la mirada de algún envidioso.

Deja un comentario