Sapito y Sapón. Una poesía para niños con rima

Una fantástica poesía para niños de Nicolás Guillén sobre la empatía

Disfruta junto a tu hijo de esta divertida poesía infantil, ideal para los más pequeños: ‘Sapito y Sapón’, una poesía de Nicolás Guillén que además nos habla del valor de la empatía. Podrás utilizar el poema de muchas formas diferentes. No te pierdas los consejos del final.

Una divertida poesía para niños sobre la empatía: Sapito y Sapón

Sapito y Sapón, poesía infantil con rima sobre la empatía
Sapito y Sapón, una poesía infantil sobre la empatía

Aquí tienes la poesía de Nicolás Guillén ‘Sapito y Sapón’, un hermoso poema que trata el tema de la empatía y la amistad para hablar de estos valores esenciales con los más pequeños:

Sapito y Sapón 

son dos muchachitos 

de buen corazón. 

El uno, bonito, 

el otro, feón; 

el uno, callado, 

el otro, gritón; 

y están con nosotros 

en esta ocasión 

comiendo malanga, 

casabe y lechón.

¿Qué tienes, Sapito, 

que estás tan tristón

Por qué los sapitos están tristes

Madrina, me duele 

la boca, un pulmón, 

la frente, un zapato 

y hasta el pantalón, 

por lo que me gusta 

su prima Asunción. 

(¡Niño!)

¿Y a ti, qué te pasa? 

¿Qué tienes, Sapón

Madrina, me duele 

todo el esternón, 

la quinta costilla 

y hasta mi bastón, 

pues sé que a Sapito 

le sobra razón. 

(¡Pero niño!)

Sapito y Sapón 

son dos muchachitos 

de buen corazón.

(Nicolás Guillén)

Cómo utilizar esta poesía con rima con los niños

Utiliza esta poesía de Nicolás Guillén para hablar con tus hijos de algunos valores esenciales, para mejorar su comprensión lectora y para ejercitar su memoria:

El valor de la amistad: Sapito y Sapón, los protagonistas de esta historia, son muy diferentes, casi polos opuestos. Si te fijas, les describen al principio a uno guapo, al otro feo, al uno gritón y al otro callado… y sin embargo, a pesar de sus diferencias, Sapito y Sapón son amigos. Y es que la amistad es capaz de superar diferencias de todo tipo. Y esto se consigue con tolerancia y respeto. Pero además, la amistad implica un valor esencial muy importante que también se ve reflejado en el poema: la empatía.

Por qué Sapón también estaba triste: resulta que Sapito estaba triste y le dolía todo por culpa del amor. Estaba enamorado y por eso estaba así. Pero Sapón también sufría igual que Sapito. ¿Por qué? Sapón estaba triste y sufría porque su amigo estaba triste y sufría. Esto es la empatía, esa capacidad de meterse en la piel del otro para sentir lo que siente, para comprenderle mejor y averiguar qué necesita.

La empatía, un valor derivado de la bondad: ¿por qué Sapito y Sapón sentían empatía el uno por el otro? Porque tenían un corazón muy bondadoso. Y la bondad genera solidaridad, empatía, generosidad…

Haz trabajar la memoria e interpreta: Puedes usar este fantástico poema para hacer trabajar a la memoria. Ayuda a tu hijo a memorizar los versos. no será difícil, ya que contienen rima y cuentan una historia. Es un poema ideal para interpretar. Ya sabes que interpretando también ayudas a tu hijo a mejorar su dicción y su autoestima y confianza en sí mismo.

Otras poesías infantiles con valores

Si quieres trabajar los valores con las poesías, encontrarás muchas como esta. Por ejemplo:

La pata mete la pata: una poesía de Gloria Fuertes sobre la solidaridad y la amistad. Descubre qué le sucedió a la pata en esta historia tan divertida y cómo consiguió salir del problema.

La vaca estudiosa: en esta ocasión, esta poesía puede ser fantástica para hablar del esfuerzo y la perseverancia. No importa edad ni condición. Si quieres hacer algo y luchas por ello, lo conseguirás.

La mona Jacinta: una poesía de María Elena Walsh que nos habla de dos valores esenciales: el respeto y la tolerancia. Descubre qué quiere ser la mona Jacinta y por qué no debemos reírnos de ella.

Deja un comentario