Tontería. Poesía infantil para jugar con los acentos

Un original poesía para niños que es también un juego, de Eduardo Polo

¿Quieres jugar con la poesía ‘Tontería’? El gran poeta venezolano Eduardo Polo (conocido con el seudónimo de Eugenio Montejo), escribió este original poema para jugar con los acentos: Tontería. Con este poema corto, los niños entenderán por qué son tan importantes los acentos.

Una poesía infantil para jugar con los acentos: ‘Tontería’

Tontería, una poesía infantil para jugar con los acentos

Aquí tienes un divertido poema para niños con el que puedes practicar la acentuación de las palabras. Como verás, a muchas palabras les falta un acento que les daría el sentido correcto a la frase. ¿Qué ocurre cuando a ciertas palabras les falta el acento? Que nada tiene sentido… ¡y resulta una tremenda tontería de historia! De ahí el título de este poema. ¿Quieres jugar?

1. Pide a tu hijo que permanezca muy atento, y que cada vez que escuche una palabra ‘tonta’ porque le falta un acento, levante la mano y te la diga.

Un niño tonto y retonto

sobre un gran árbol se monto.

Con su pelo largo y rubio

hasta la copa se subio.

Se creyó un pájaro solo

que iba a volar y no volo.

De la altura, en un desmayo,

el pobre niño se cayo.

La madre sufrió un martirio,

cuando vio que su hijo se hirio.

La casa era un manicomio

porque aquel niño no comio.

Y aunque frunció el entrecejo,

el pobre nunca se quejo.

A pesar de que era recio,

el rostro se le entristecio.

Con un poco de yoduro

una enfermera lo curo.

Y después de un mes temprano

su cuerpo al final se sano.

Creció feliz y muy gordo

y nunca más lo recordo.

(Eduardo Polo)

2. Vuelve a leer el poema con los acentos que tu hijo señaló y que faltaban. ¿A que ahora todo cobra sentido?

3. Ahora puedes jugar a crear tu propia poesía sin acentos. Es un juego divertido que ayudará a los niños a familiarizarse con las palabras agudas, llanas y esdrújulas. Pon en marcha tu imaginación y busca palabras y frases divertidas. ¡Te sorprenderá lo que sois capaces de crear juntos!

Otras poesías para jugar con los niños

Ahora entenderás por qué a los niños les gusta tanto la poesía. Puede ser una maravillosa herramienta educativa, a la par de ser muy divertida. Descubre todas las ventajas que te ofrecen todos estos otros poemas:

La gallinita ciega: ¿Conoces este juego popular? Resulta que es un poema de Gloria Fuertes, y que parte de esta poesía se utiliza para jugar. Aquí encontrarás la poesía completa y por supuesto, las normas para jugar.

El brujito de Gulubú: Una poesía que es a la vez una maravillosa canción. No puede haber una canción más divertida y con más ritmo. ¿Conoces la poesía de María Elena Walsh? ¿Y la canción? Descubre lo divertida que puede llegar a ser una poesía que además habla a los niños de lo importante que es ir al médico.

Cuento sin ton pero con son: ¿Te atreves a leer una poesía ‘trabalenguas? Ideal para mejorar la dicción de los más pequeños. El gran reto es recitarla muy, muy deprisa.

Esta es la llave de Roma: El mejor ejercicio para la memoria es aprender poemas como este, una retahíla muy sencilla, ideal para los niños. ¿Te atreves a memorizarla?

Deja un comentario