Trueno y Rayo. Fábula esquimal para niños con valores

Una fábula popular sobre el castigo a los comportamientos crueles

Esta fábula esquimal, ‘Trueno y Rayo’, nos habla de la maldad de algunos con los más débiles, y de cómo al final sus actos terminan por ser castigados de alguna forma. Con esta historia popular esquimal puedes hablar de muchos valores con los niños, como son el valor de la empatía, de la caridad o de la solidaridad.

Una fábula esquimal sobre el castigo a los comportamientos crueles: ‘Trueno y Rayo’

Trueno y Rayo, una fábula esquimal con valores

Dos hermanos esquimales se quedaron huérfanos y el resto de la comunidad decidió abandonarlos. Pensaban que serían una carga para todos, al ser pequeños y andar más despacio. Debían trasladarse a otro sitio y ellos harían que el camino fuera más lento.

Así que los niños se quedaron solos mientras veían cómo se alejaba su tribu y les dejaba allí abandonados. Entonces, encontraron una piedra y una piel de caribú, y decidieron cambiar de identidad.

– Yo seré un caribú- dijo el hermano mayor, con la piel de reno entre las manos.

– Pero entonces los cazadadores te perseguirán- dijo asustada su hermana.

– Pues un arce.

– También te perseguirán.

– ¿Y un lobo?

– Lo mismo.

– Bueno, pues seré Trueno- dijo al fin el hermano.

– Y yo seré Rayo- dijo complacida la hermana.

Así, cada vez que la niña golpeaba algo con la piedra, salían chispas y fuego, y cada vez que el hermano movía la piel, un terrible estruendo azotaba la zona. Juntos, consiguieron crear una inmensa tormenta, una tormenta tan terrible, que logró destruir el poblado y a todas las personas que les habían abandonado.

Moraleja: ‘El que se comporta con crueldad ante los débiles, tarde o temprano recibe su castigo’

Valores que puedes trabajar con esta fábula esquimal ‘Trueno y Rayo’

Habla con tu hijo de todos estos valores con ayuda de esta fábula corta:

– El valor de la bondad.

– La repercusión de nuestros actos.

– El castigo a la maldad.

– La empatía.

– El valor de la compasión.

Reflexiones sobre esta fábula corta para niños

La moraleja de esta fábula corta de ‘Trueno y Rayo’ es bastante clara: todo lo que hagamos contra los más débiles, se volverá en nuestra contra

Trata a los demás como quisieras que te trataran a ti: si actuamos con crueldad contra otros, sin una pizca de empatía y compasión, al final recibiremos el mismo trato. Hay que cuidar cada uno de nuestros actos y pensar lo siguiente ¿qué pasaría si me hicieran eso mismo a mí?

El castigo a las malas acciones: muchas fábulas hablan de ‘castigo’ o ‘karma’ para todos aquellos que cometen malas acciones. Sabemos que no siempre es así, pero lo más justo, sin duda, sería que así ocurriera. Las malas acciones, en teoría, siempre terminan por recibir algún tipo de castigo, solo que no siempre ese ‘castigo’ llega al momento.

Más empatía para conseguir un mundo más justo: si el poblado esquimal hubiera tenido empatía, bondad y compasión, hubiera hecho todo lo posible por ayudar a los niños huérfanos. Miraron, de forma egoísta, por sus propios intereses.

La bondad y la solidaridad a veces nos exige sacrificios: lo más fácil era dejar allí a los niños. Y es que en la mayoría de las veces, la bondad y la solidaridad cuestan mucho, incluso algún sacrificio, un sacrificio que la tribu no estaba dispuesta a asumir.

Más fábulas sobre el castigo a los actos malvados

Si quieres profundizar más sobre le tema, puedes leer también todas estas fábulas y cuentos:

La rana y el ratón: las burlas hacia otro no solo le hacen daño a él. Descubre cómo también dañan al que se burla… Sin duda, una fantástica fábula sobre el bullying para los niños.

Historia de un pescador: este cuento árabe nos recuerda que la ingratitud también recibe su particular castigo. En el fondo, es otra forma más de comportarse con maldad y crueldad, ¿no crees?

El gato y el gallo: es muy difícil conmover a un corazón malvado. De eso precisamente habla esta fantástica fábula de Esopo.

La pastora de los gansos: este cuento clásico también nos habla de cómo los malvados terminan recibiendo un castigo. En esta ocasión, una criada intentó usurpar el lugar de una princesa, mediante la mentira y la crueldad hacia ella. Descubre qué le pasó.

Deja un comentario