Vidalita de los Reyes. Poesía de Navidad para niños

Una poesía corta de María Elena Walsh para leer en Navidad

Esta poesía, ‘Vidalita de los Reyes’, es en realidad un villancico que la poeta argentina María Elena Walsh escribió para el álbum ‘El país de la Navidad‘, un hermoso cancionero de letras alegres y ritmos algo pausados pero muy pegadizos. Descubre este poema villancico con los niños y aprende la letra para poder cantarlo.

Una hermosa poesía de Navidad para cantar: Vidalita de los Reyes

Vidalita de los Reyes magos, una poesía villancico de María Elena Walsh
Vidalita de los Reyes Magos, de María Elena Walsh

Los Reyes magos de Oriente son los protagonistas de uno de los poemas villancicos que María Elena Walsh dedicó a la Navidad en su obra ‘El país de la Navidad’ (1968). Es una poesía corta y con rima, y muy sencilla que tu hijo podrá memorizar sin problemas. Aquí la tienes:

Por el camino vienen

los Reyes Magos

cargados de alfeñiques,

miel y duraznos.

Por el camino vienen

los Reyes Magos.

Traen un poncho fino,

y otros regalos.

Y otros regalos, ay sí,

para la guagua

que ha venido a salvarnos

de cosas malas.

Que ha venido a salvarnos

de cosas malas.

Los Reyes Magos vienen

por el camino.

Traen dulces de tuna,

pasas de higo.

Por ese caminito

traen los Reyes

una corona de oro

y otros juguetes.

Y otros juguetes, ay sí,

para la guagua

que nació para darnos

fe y esperanza.

(María Elena Walsh)

Música del villancico o la poesía Vidalita de los Reyes

En cuanto escuches la música de este poema que es realidad un villancico, te será mucho más fácil de aprender. Los villancicos también forman parte de nuestra cultura y muchos de ellos son como poemas cantados, como el caso de esta ‘Vidalita de los Reyes’. Aquí la tienes:

Usa esta poesía de Navidad para mejorar la comprensión lectora

También puedes utilizar esta poesía para mejorar el vocabulario y comprensión lectora de tu hijo. Ayúdale a buscar palabras que no entienda, como ‘alfeñiques’ (caramelos), o a descifrar palabras que se usan en otros lugares, como los duraznos (melocotones) o dulces de tuna (una fruta de América del Sur muy dulce y similar a los higos).

Por cierto, si te lo estás preguntando, Vidalita es una canción popular de la zona sur de los Andes, con cierto tono algo melancólico. En este caso la melancolía se contrapone a la alegría del nacimiento de Jesús.

Las poesías son excelentes herramientas didácticas y también son perfectas para mejorar la autoestima de los niños. ¿Cómo? Invita a tu hijo a aprenderse la poesía y a recitarla interpretándola. La interpretación y el teatro les ayuda a soltarse y a perder el miedo a expresarse en público delante de otras personas. Esto a su vez hará que gane en confianza en sí mismo.

Otras poesías de Navidad para los niños

Si te gusta aprovechar el recurso de las poesías para hablar de la Navidad con tu hijo, estas otras poesías también te gustarán. La mayoría de ellas nos recuerdan qué celebramos durante esta época del año:

Poesías del niño dormilón: esta poesía de Gloria Fuertes nos propone imaginar la primera noche del niño Jesús, un recién nacido al que de pronto le entra algo de sueño. La Virgen le pide con dulzura que no se duerma aún, porque tiene visita. Son muchos los que quieren conocerle.

Jesús el dulce viene: esta hermosa poesía de Juan Ramón Jiménez retrata el momento en el que el niño Jesús acaba de nacer, trayendo con él una buena noticia. La descripción utiliza preciosas metáforas.

El camello cojito: ¿te imaginas que uno de los camellos de los Reyes Magos se pinchara un pata a mitad de camino y en pleno desierto? Pues es precisamente lo que le sucedió a uno de los camellos de los Reyes Magos. Aún así, el animal cruzó todo el desierto, a pesar del dolor. El rey mago tenía que llegar a tiempo para conocer al niño Jesús.

Deja un comentario