10 poesías muy cortas para niños pequeños

Los poemas con rima más cortos para los más peques de la casa

Las poesías son fantásticas para todas las edades, pero los más pequeños tienen aún poca capacidad de atención. Por eso, los poemas más atractivos para ellos son los más cortos y con rima. Te ofrecemos hasta 10 poesías muy cortas para niños, indicadas sobre todo para los más pequeños.

Una fantástica selección con 10 poesías muy cortas para niños pequeños

Poesías muy cortas para niños pequeños

Disfruta junto a tu hijo de la poesía, tenga la edad que tenga. Si aún es pequeño, disfrutará con estas poesías cortas, de apenas unos cuantos versos. Son fantásticas para incentivar la atención y la memoria de los más pequeños. ¡Aquí las tienes!

1. ‘Todo cabe en un jarrito,

sabiéndolo acomodar,

nomás que sea grandecito,

porque puede reventar’.

(Lírica popular)

…………………….

2. ‘Un capitán trajo pan.

Un capitén, la sartén.

Un capitín, el cebollín.

Un capitón, el cucharón.

Y un capitún trajo el atún.

(Jesús Rosas Marcano)

………………………..

3. ‘Estaba la guacamaya

parada en un platanar,

sacudiéndose las alas

para empezar a volar’.

(Lírica popular)

………………………..

4. ‘Luna, lunita,

te miré en el cielo.

Luna, lunita,

te miré en la mar.

Luna, lunita,

te voy a comprar.

(Efraín Subero)

…………………….

5. ‘Caballito blanco,

llévame de aquí,

llévame a la tierra

donde yo nací.

Caballito blanco,

dime la verdad,

yo te la diré

si vienes aquí’.

(Lírica popular)

Otras cinco preciosas poesías cortas para niños

Aquí tienes otros cinco poemas más para leer a tu hijo:

6. ‘Mariposa del aire,

qué hermosa eres,

mariposa del aire

dorada y verde,

luz de candil,

mariposa del aire,

¡Quédate ahí, ahí, ahí!

(Federico García Lorca)

7. ‘Pez de platino,

fino, fino,

ven a dormir en mi gorro marino.

Perla del día

fría, fría,

ven a caer en mi bota vacía’.

(María Elena Walsh)

8. ‘Luna, lunerita

de cara crecida,

pareces de plata,

de plata fina.

¡Ay!, luna, lunera,

carita de miel,

pronto en un cohete

te iremos a ver’.

(Elvira Nogal)

9. ‘En el agua clara

que brota de la fuente,

un lindo pescado

sale de repente.

Lindo pescadito,

¿no quieres venir

a jugar con mi aro?

Vamos al jardín.

Mi mamá me ha dicho:

¡No salgas de aquí,

porque si te sales,

te vas a morir’.

(Lírica popular)

10. ‘Nadie sabe dónde vive,

nadie en la casa lo vio,

pero todos escuchamos

al sapito Glo, glo, glo…

¿Vivirá en la chimenea?

¿Dónde diablos se escondió?

¿Dónde canta cuando llueve

el sapito Glo, glo, glo?

¿Vive acaso en la azotea?

¿Se has escondido en un rincón?

¿Está debajo de la cama?

¿Vive oculto en una flor?

Nadie sabe dónde vive,

nadie en la casa lo vio,

pero todos escuchamos

cuando llueve Glo, glo, glo’.

(José Sebastián Tallón)

Cómo utilizar estas poesías cortas con los niños

Aprovecha todos los beneficios de las poesías para los niños. Aunque sean pequeños, prestan atención a su ritmo y musicalidad. Y sobre todo, a lo que dicen. Puedes utilizarlas de esta forma:

Incentiva su interés y mejora su atención: Para captar la atención de tu hijo, vocaliza bien e interpreta cuando leas. Es bueno que acompañes con muchos gestos las palabras. De esta forma, tu hijo mantendrá por más tiempo la atención. Juega con la voz y el tono cuando recites la poesía.

Mejora su memoria: Si tu hijo ya es más mayor y sabe hablar, puedes jugar con él a recordar algún verso. Con ello, estarás ejercitando su memoria.

Aumenta su vocabulario: Si de pronto tu hijo descubre una palabra nueva, querrá saber qué significa. Recalca muy bien las palabras que piensas que no entiende y después explícale con sinónimos o gestos qué significa. La mímica es un fantástico aliado en este caso.

Deja un comentario