De la luna. Leyenda para niños sobre el origen de la luna y el sol

Una preciosa leyenda mexicana para niños relacionada con el cielo

‘De la luna’ es una preciosa leyenda para niños sobre el origen del sol y la luna. Fue escrita por el misionero franciscano Bernardino de Sahagún, en el siglo XVI con el fin de recoger una creencia maya. En ella, describe el momento en el que los dioses deciden llenar de luz la Tierra. Descubre cómo fue según la mitología mexicana.

Una preciosa leyenda para niños sobre el origen de la luna y el sol : ‘De la luna’

Leyenda sobre el origen de la luna y el sol para niños

Si te fijas en la luna cuando crece, verás que parece un fino alambre curvado, suspendido en el cielo. Luego va creciendo y cuando está completa, la luna es como la rueda de un molino: primero colorada, y luego muy blanca.

Si la observas mucho más, podrás observar la figura de un conejo en ella. Pues bien, existe una leyenda sobre esta figura, una leyenda muy antigua, y es esta: los dioses, después de crear todos los astros, se burlaron de la luna, y le dieron con un conejo en la cara, de tal modo, que le hicieron un cardenal que quedó para siempre como una mancha, con la forma de la figura del animal.

Pero, ¿quieres saber por qué pasó esto? ¿Y cómo crearon los dioses la luna y el sol? Escucha…

De cómo los dioses crearon la luna y el sol

Mucho antes de que hubiera luz en el mundo, los dioses decidieron reunirse en Teotihuacan. Uno de ellos dijo:

– Habrá que buscar la forma de alumbrar el mundo. ¿Quién se hace cargo?

Y respondió Tecuciztécatl:

– ¡Yo mismo!

– Muy bien, pero necesitaremos a alguien más… ¿algún voluntario?

Y como nadie levantaba la mano, el mismo que preguntaba dijo a uno de los dioses que estaba cubierto de llagas en el cuerpo y apenas hablaba:

– Tú lo harás.

Y él obedeció.

Todos los dioses comenzaron a hacer penitencia y a entregar ofrendas a Tecuciztécatl, pero, mientras que la mayoría de ellos le llevaba ricas ofrendas, el dios de las llagas, que se llamaba Nanahuatzin, entregaba cañas verdes, bolas de heno… y hasta costras de sus heridas.

Después, a Tecuciztécatl le entregaron un plumaje y un lienzo, y a Nanahuatzin, un tocado y una vestimenta de papel.

Hicieron después un fuego grande, y tras cuatro días ardiendo, los dioses dijeron a Tecuciztécatl:

– Venga, entra en el fuego.

Y él lo intentó, pero cada vez que se acercaba, al notar el intenso calor del fuego, se echaba hacia atrás, muerto de miedo. Después de muchos intentos, dijeron a Nanahuatzin:

– Entra tú.

Y él entró sin dudar. Empezó a arder, y entonces Tecuciztécatl, avergonzado por su cobardía, también entró.

Qué pasó tras ese ritual del fuego

Al cabo de unos instantes, los dioses buscaron en el cielo el lugar por donde saldría Nanahuatzin. Y de pronto una luz rosada comenzó a invadir el cielo. Y enseguida vieron aparecer en el horizonte una enorme bola de fuego. Primero era roja, después anaranjada, y poco a poco tornaba amarilla. Pero era tan intensa, que no podían mirarla directamente. Y al instante salió la luna, igual de resplandeciente que el sol. Era Tecuciztécatl.

Entonces, uno de los dioses, pensativo, dijo:

– No deben salir al mismo tiempo, ni ser igual de intensos…

Y diciendo esto, uno de los dioses agarró un conejo y le dio en la cara a Tecuciztécatl . Y una de sus zonas se ensombreció.

Dicen que el viento después, hizo moverse al sol, separándolos así, de tal forma, que el sol alumbraría durante el día y la luna, durante la noche.

Reflexiones sobre esta leyenda acerca del origen del sol y la luna

Esta leyenda fue escrita hace cientos de años, cuando aún se pensaba que el sol se movía y la Tierra permanecía inmóvil. De hecho, al final de la leyenda, se explica que el viento hizo que el sol comenzara a moverse mientras que la luna y la Tierra permanecerían inmóviles. Ya sabes que las leyendas parten de creencias muy antiguas, como esta.

Pero de este relato también podemos sacar todas estas conclusiones:

El dios más humilde es el que tuvo más fortaleza y coraje: De los dos dioses elegidos para alumbrar la Tierra, uno de ellos parecía al principio más decidido, y en teoría es el que debía de haberse convertido en sol (Tecuciztécatl) y sin embargo, tuvo miedo a la hora de entregarse al fuego. Sin embargo, el dios más humilde, que apenas decía nada, era en realidad más fuerte. Recuerda siempre que las apariencias engañan, y que la humildad no es sinónimo de doblegación y sumisión, sino un síntoma de fortaleza.

El valor de la gratitud: Para poder crear el fuego que dio origen al sol y la luna, los dioses hicieron penitencia y llevaron numerosas ofrendas. La gratitud es la que consiguió crear por tanto la luz de la Tierra. La gratitud y la solidaridad son capaces de generar un bien global del que todos se pueden ver beneficiados.

El sacrificio da sus frutos: Aunque la prueba que debían pasar los dos dioses escogidos asustaba a cualquiera, era una muestra de sacrificio para demostrar que nada se termina, sino que se transforma. Este texto viene a decirnos que los actos de sacrificio en realidad son generadores de algo nuevo mucho más valioso.

Algunas preguntas de comprensión lectora para tu hijo sobre esta leyenda

Tal vez puedas ayudar a tu hijo a entender mejor este texto, haciendo algunas preguntas de comprensión lectora al finalizar la lectura. Estas pueden servirte:

1. ¿Por qué tiene una mancha la luna con forma de conejo?

2. ¿Qué hicieron los dioses para crear el sol y la luna?

3. ¿Quién salió primero, el sol o la luna?

4. ¿Y cómo consiguieron separarlos después?

Algunas leyendas más sobre el cielo para los niños

Si te gustan los misterios del cielo y quieres conocer más leyendas como esta, aquí tienes alguna que seguro que te interesa:

El conejo dela luna: Existe una leyenda maya que explica de otra forma diferente por qué la luna parece tener la imagen de un conejo. Descubre cómo fue. Una leyenda relacionada con el valor de la humildad.

La serpiente y la noche: En esta ocasión son los indios norteamericanos quienes ofrecen una historia acerca del origen de la noche. Una fantástica leyenda que además explica por qué las serpientes tienen veneno.

El cuento de la noche: ¿Y si la noche hubiera estado encerrada en un cofre? Disfruta junto a tu hijo de esta preciosa leyenda de Brasil, que además nos habla de la curiosidad del hombre y las consecuencias de la desobediencia.

El arquero: Cuenta una antigua leyenda china que hace mucho tiempo no había uno, sino 10 soles. Pero la soberbia de todos ellos hizo necesario eliminarlos… Descubre cómo fue.

Aurora y el rocío: Esta historia viene de la mitología griega, y cuenta como Aurora salía cada mañana junto a su hermano, el sol, para inundar de tonos rosados y anaranjados el cielo. Una tragedia hizo después que naciera el rocío…

Tal vez también te interese...

Deja un comentario