El cuervo y la zorra. Fábula de Esopo sobre los falsos halagos

Una fábula para niños que nos advierte de lo peligrosa que puede ser la vanidad

‘El cuervo y la zorra’ es una fábula de Esopo para niños sobre los falsos halagos y la vanidad. Y, aunque no está muy clara su autoría, se le ha atribuído al famoso fabulista griego. Esta fábula viene a decirnos lo siguiente: desconfía de aquellos que te halagan demasiado, porque algo buscan…

Puedes aprovechar esta fábula corta, ‘El cuervo y la zorra’, para hablar de ciertos valores con tu hijo, como la sinceridad o de contra – valores como la vanidad. También puedes usar este texto para introducir nuevas palabras y conceptos en su vocabulario, como puede ser ‘adulador’. Descubre el daño que puede hacer la mentira ‘camuflada’ de elogios innecesarios.

Fábula de Esopo sobre los falsos halagos o aduladores: ‘El cuervo y la zorra’

El cuervo y la zorra

Un cuervo consiguió robar un pedazo de carne a unos pastores. Una vez que consiguió su botín, se retiró a un árbol. Pero por allí andaba una zorra, que vio a lo lejos la carne que tenía el cuervo. El astuto animal se acercó al árbol, y la zorra, muy zalamera, comenzó a adular al cuervo:

– ¡Buenos días, cuervo! Qué elegante te veo hoy. Me pareces hasta más atractivo.

– ¿En serio?- contestó el cuervo agradecido y un tanto orgulloso- Muchas gracias, zorra.

– Sí, sí- insistió la zorra- Es más, hasta tu voz me parece maravillosa. Seguro que cantas fenomenal. ¡Cómo me gustaría poder escucharte! Desde luego, que si además cantas tan bien como imagino, serás el rey de las aves.

El pájaro, todo orgulloso, soltó la carne y comenzó a cantar (aunque más bien lo que se oían eran terribles graznidos). Y en este momento aprovechó la zorra para hacerse con el botín tan preciado, y salió corriendo con la carne entre sus dientes, mientras le decía:

– Amigo cuervo, si además de vanidad fueras inteligente, nada más te faltaría realmente para ser el rey de las aves.

Moraleja: Cuando te adulen, es cuando con más razón debes cuidar de tus bienes.

Reflexiones sobre la fábula de Esopo ‘El cuervo y la zorra’ para los niños

Con esta fábula trabajarás:

La importancia de no fiarse de los que halagan demasiado.

– Qué es ser adulador.

– La importancia de detectar una mentira a tiempo.

La inocencia de los niños hace que confíen en todos y se crean todo lo que los demás le dicen. Sin embargo, debemos enseñarles que no todos irán con buenas intenciones, que puede que se encuentren con alguien que quiera aprovecharse de ellos. Por ejemplo, están las personas aduladoras, capaz de halagar y utilizar mentiras ‘agradables’ al oído del otro, con tal de conseguir provecho propio o un objetivo.

Los grandes  aduladores (que son en realidad unos mentirosos), buscan una debilidad en la persona a la que halagan: buscan un momento de vanidad para ‘atacarles’.

En realidad, la fábula del cuervo y la zorra es una metáfora: las personas que son como la zorra de esta fábula, no consiguen normalmente un bien material sino más bien buscan desacreditar o ‘burlarse’ del otro para ganar su popularidad y quedar por encima de él. También puede ser que persigan un interés en la persona que halagan y buscan su influencia para conseguir un objetivo concreto (lo que popularmente se conoce como ‘ser un interesado’).

La historia de ‘el cuervo y la zorra’ nos ayuda a explicar a los más pequeños que en ciertas ocasiones deben desconfiar, sobre todo si alguien elogia demasiado. Puedes hacerle entender qué es ser un adulador (regalar palabras bonitos a otra persona con un interés personal). Sin duda, aquí en esta fábula, la zorra es bien astuta y una gran estratega, y el cuervo, muy ingenuo.

Utiliza esta fábula también para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Puedes usar estas preguntas para comprobar si tu hijo entendió el mensaje de la moraleja:

  1. ¿Qué botín consiguió el cuervo?
  2. ¿Quién le vió?
  3. La zorra planeó algo para que el cuervo soltara el trozo de carne. ¿Sabes qué hizo?
  4. ¿Cómo podría haberse quedado con la carne el cuervo? ¿Qué tendría que haber hecho?

Otras fábulas de Esopo que pueden interesarte…

El gran fabulista griego Esopo nos ha dejado grandes fábulas con enseñanzas para niños y mayores. Descúbrelas aquí:

Deja un comentario